Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Nostalgia del Renacimiento

CULTURASIR

Gómez Rascón, Carnero, Vargas, Robles y Trobajo junto a la obra. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen Gómez Rascón, Carnero, Vargas, Robles y Trobajo junto a la obra. | SAÚL ARÉN
Joaquín Revuelta | 12/10/2018 A A
Imprimir
Nostalgia del Renacimiento
Arte contemporáneo La galería Ármaga dona al Museo Catedralicio-Diocesano una Maternidad en bronce del artista leonés Alejandro Vargas, que es la primera escultura de la colección de arte contemporáneo
El deán de la Catedral, Antonio Trobajo, presidió el acto de donación de una pieza escultórica del artista leonés Alejandro Vargas, que hasta ahora formaba parte de los fondos artísticos de la galería de arte Ármaga y que por decisión de las propietarias, Asunción Robles y Marga Carnero, pasará a engrosar la colección de arte contemporáneo del Museo Catedralicio-Diocesano, dándose la circunstancia de que es la primera escultura que entra a forma parte de la colección, a excepción de un busto de San Manuel González, que fuera obispo de Málaga y Palencia, canonizado hace algunos años, y que –destacó Trobajo– «tiene más valor sentimental que artístico».

La pieza donada es una Maternidad que el artista leonés Alejandro Vargas realizó en 1992, durante un paréntesis de su etapa pictórica. «Durante tres años me dediqué a la escultura con piezas como esta Maternidad o algunas Dolorosas, siendo el caso de la primera una escultura realizada en bronce a partir de la nostalgia del Renacimiento italiano, una escultura pensando en los grandes maestros del Renacimiento italiano que siempre me han atraído», reconoció Vargas.

Asunción Robles comentó que la idea de donar esta valiosa pieza surgió como consecuencia de sus frecuentes visitas al Museo de la Catedral, donde pudo comprobar para su sorpresa que no había piezas escultóricas, por lo que convino con la hoy responsable de la galería, Marga Carnero, donar esta escultura de un gran maestro de pintores como es Alejandro Vargas.

Por su parte, Marga Carnero recordó que la pieza donada forma parte de una serie que editó la galería en los años noventa, y si bien la figura de Vargas es de sobra conocida en su faceta de pintor lo es mucho menos como escultor, por lo que el hecho de que se exponga públicamente una de las esculturas del pintor leonés supone una gran oportunidad de reconocer su arte en esta disciplina menos frecuentada.

Finalmente, Marcelino Cuevas recordó el impacto que provocó en la década de los sesenta una exposición de arte abstracto de Manuel Jular y Alejandro Vargas en la vetusta sala de exposiciones de la Diputación Provincial y que motivó que el entonces «máximo pontífice de la cultura leonesa», Victoriano Crémer, lanzara furibundas soflamas sobre sus autores.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle