Publicidad
¿Nos quieren en la cárcel del miedo?

¿Nos quieren en la cárcel del miedo?

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 28/10/2020 A A
Imprimir
¿Nos quieren en la cárcel del miedo?
Quietos, confinados, enmascarillados, limpios, hidroalcoholizados, distanciados, desfiebrados, desabrazados, desachuchados, aislados, deshumanizados... en fin, acojonados.

La tele escupe frases duras, la radio palabras acusadoras, los periódicos números desalentadores, los digitales muertos a cara de perro, los enfermos miedo, los sanos precaución, los políticos bilis, los tertulianos carroña.

Y la vida –para los que la conservan– sigue; pero la vida no sigue igual, que Julio Iglesias vive en Miami y con pocas ganas de cantar.

No sigue igual, pero sigue, aunque por suerte los de siempre se empeñan en que en algún rincón seguro encontremos arte, teatro, canciones, sonrisas, libros, historias, películas, títeres, mimos... que haya plazas en las podamos huir de la cárcel del miedo en la que la realidad nos ha encerrado, del pánico a qué dirá esta noche el resumen de las derrotas.

El muñeco sabe que el oasis está en sus palabras y gestos, quien lo maneja no duda que mueve los hilos que permiten evadirse de un mundo que nos acecha sin misericordia.

¿Y porqué cuando se trata de apretar las tuercas, de oprimir hasta que a duras penas respire, disparan contra el muñeco, el que mueve los hilos, el cantante, el teatrero...? ¿Nos prefieren en la cárcel del miedo?
Volver arriba
Newsletter