Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Noemí Sabugal: "He puesto vivencias mías en su piel"

CULTURASIR

La escritora leonesa Noemí Sabugal publica su nueva novela, 'Una chica sin suerte', que llega este lunes a las librerías. | RUBÉN CACHO (ICAL) Ampliar imagen La escritora leonesa Noemí Sabugal publica su nueva novela, 'Una chica sin suerte', que llega este lunes a las librerías. | RUBÉN CACHO (ICAL)
Joaquín Revuelta | 10/02/2018 A A
Imprimir
Noemí Sabugal: "He puesto vivencias mías en su piel"
Literatura La escritora leonesa sorprende con su nueva novela, ‘Una chica sin suerte’, que recupera la olvidada figura de la cantante y compositora americana de blues Willie Mae ‘Big Mamma’ Thornton
Este lunes llega a las librerías la nueva novela de la escritora leonesa Noemí Sabugal ‘Una chica sin suerte’ (Ediciones del Viento), que se detiene en la cantante y compositora de blues Willie Mae ‘Big Mamma’ Thornton durante la gira europea realizada en el otoño de 1965, un año crucial en la lucha por los derechos civiles liderada por figuras como Martin Luther King y Malcolm X, asesinado en febrero de ese mismo año. «Lo del título tiene que ver porque muchas de las canciones que compuso esta músico enorme fueron popularizadas por otros intérpretes blancos, como Janis Joplin, que siempre la admiró y revalorizó, o Elvis Presley, que interpretó la canción ‘Hound Dog’ que había sido compuesta para ella pero que se recuerda sobre todo en la voz de Presley», reconoce la autora de Santa Lucía de Gordón, que ha querido centrar su relato en la gira europea realizada por la artista americana a mitad de la década de los 60. «Me interesaba porque en ese momento los músicos de blues y de jazz en Estados Unidos estaban siendo olvidados y sin embargo en Europa se encontraban con un público muy apasionado por su música. Mientras que en su país tocaban en pequeños locales en Europa, cuando hacían estas giras que organizaban sobre todo promotores alemanes llenaban los teatros», señala Sabugal, cuyo interés por el blues viene «por tratarse de una música nacida de la esclavitud, de los campos de trabajo del sur de los Estados Unidos, que es propio de la cultura afroamericana y se trata además de una de las pocas manifestaciones artísticas puramente estadounidenses».

La convulsa situación política y social de los Estados Unidos en el año 1965 es otro de los aspectos que quería reflejar Noemí Sabugal en ‘Una chica sin suerte’. «Coincide ese año con un momento crucial en la lucha por los derechos civiles, donde el presidente Lyndon B. Johnson firma la ley de derecho al voto», destaca la autora, para quien el descubrimiento de Willie Mae Thornton le provocó un gran impacto. «Me pareció que ahí había una historia, que esta mujer no había tenido la suerte que merecía conforme a su talento y a pesar del tiempo y del espacio que me separa de ella, pues no soy afroamericana ni canto blues, es como estos personajes que de repente te salen al encuentro, escuchas su voz y no tienes más remedio que escribir sobre ellos», sostiene Noemí Sabugal, quien a la hora de trasladar a la literatura esa atmósfera tan particular que transmite la música y los ambientes del blues norteamericano, su primera opción ha sido una exhaustiva documentación al respecto. «Lógicamente, para escribir esta novela he leído muchísimas cosas y me he pasado muchas horas escuchando discos, programas de radio y viendo documentales. La documentación ha sido amplia. A la hora de recrear los ambientes me he basado en los viajes que yo había realizado a los lugares en los que ‘Big Mamma’ Thornton había estado. Barcelona fue la única ciudad española donde tocó y claro está que la Barcelona que yo conozco no es la que ella presenció, todavía sumida en el franquismo y con las sotanas por la calle, si bien ya se apreciaba cierta mezcla de sotanas y minifaldas, por decirlo de alguna manera», señala la autora, que reconoce ha incorporado al personaje real de la novela momentos que la propia Noemí ha vivido en estos países. «Un paseo por la orilla del Sena, un viaje en barco en Zurich o la visita a un local de Amsterdam que aún existe tienen mis experiencias personales. Toda esa atmósfera te la imaginas porque al fin y al cabo es un trabajo creativo», destaca Sabugal, que también ha querido incorporar en el libro «las dudas que puede tener cualquier persona que se dedica a la faceta artística sobre su propia valía. Y esa idea de la tensión entre la creación y la frustración es muy mía y se la he pasado a ella o ella me la ha pasado a mí. Es como que hubiéramos confundido nuestra vida. He puesto experiencias mías en su piel. Parecía al principio que era una historia muy alejada en el tiempo y en el espacio de lo que yo era y lo que yo había vivido y se ha acabado convirtiendo en una confusión digamos entre experiencias mías y la vida de ella. Coincide además que en esa gira europea ella tenía la misma edad que yo tengo ahora».
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle