Publicidad
Muere Cristóbal Halffter, el compositor que eligió el Bierzo para vivir

Muere Cristóbal Halffter, el compositor que eligió el Bierzo para vivir

EL BIERZO IR

Halffter se fue desde su castillo en Villafranca con 91 años. Ampliar imagen Halffter se fue desde su castillo en Villafranca con 91 años.
M.I. | 24/05/2021 A A
Imprimir
Muere Cristóbal Halffter, el compositor que eligió el Bierzo para vivir
Sociedad A los 91 años se fue desde su castillo, entre los recuerdos de su esposa Marita Caro y las partituras que deja como herencia mundial
Sin dejar su castillo, su casa, el hijo adoptivo del Bierzo y compostitor de solera a nivel mundial que quiso dejar su vida en Villafranca, al lado de su esposa Marita Caro, Cristóbal Halffter, decía adiós este domingo. Cumplía 91 años el músico madrileño alemán y sobre todo berciano que dio nombre a las partituras más rompedoras, en todos los estilos, incluso en la música electrónica y que deja su batuta ahora en su hijo Pedro.

En 1952 compuso su primera obra, Antífona Pascual, y un año después, su cabeza seguía honrando a la música para dar a luz Concierto para piano y orquesta. Dos años más tarde llegaron Tres piezas para cuarteto de cuerda.

Halffter era un innovador y siempre buscaba un reto. Por eso tocó la ópera, ya en el año 2000, con su Quijote, que estrenó en el Teatro Real con la batuta de su hijo Pedro. Y la experiencia resultó tan genial, que el genio siguió adelante con Lázaro, que estrenó en 2013. Las referencias literarias fueron una de las firmas de Halffter, que además de Cervantes, buscó el lado musical del Platero y yo de Juan Ramón Jiménez, o de Miguel Hernández con su Elegía a la muerte de tres poetas españoles entre otros.

La música sacra también fue uno de sus fuertes en una carrera muy prolija. Incluso en 1968 Naciones Unidas le encargó la obra la cantata Yes, Speak out para conmemorar el 20º aniversario de la Declaración de Derechos Humanos. Y es que Halffter siempre fue un defensor de esos derechos, algo que dejaba ver en su música y en las entrevistas que se le realizaban.

Las música siempre fue su refugio, sobre todo tras la muerte de su amada Marita, la villafranquina que lo atrajo al Bierzo y con la que tuvo tres hijos, María, Alonso y Pedro. Pianista de profesión, Marita lo dejó todo para seguir la carrera de su esposo y ambos compartieron, en el castillo villafranquino que hoy toca réquiem, su música y su vida.

Halffter será enterrado mañana a las siete de la tarde en La Colegiata de Villafranca.
Volver arriba
Newsletter