Publicidad
Miguel Ángel Cercas: "A la hora de invertir tenemos muchas trabas psicológicas"

Miguel Ángel Cercas: "A la hora de invertir tenemos muchas trabas psicológicas"

LNC CULTURAS IR

Miguel Ángel Cercas, director de Renta 4 Banco León, con la publicación que hoy presenta en Sierra Pambley. Ampliar imagen Miguel Ángel Cercas, director de Renta 4 Banco León, con la publicación que hoy presenta en Sierra Pambley.
Joaquín Revuelta | 09/06/2016 A A
Imprimir
Miguel Ángel Cercas: "A la hora de invertir tenemos muchas trabas psicológicas"
Economía El director de Renta 4 Banco León presenta en la Fundación Sierra Pambley su libro ‘Valores en alza’, donde analiza el importante papel que las virtudes cardinales juegan en el mundo de la inversión
El Aula Leonesa de Inversión organiza este jueves la presentación a las 20:30 horas en el salón de actos de la Fundación Sierra Pambley de la nueva publicación del director de Renta 4 Banco León, Miguel Ángel Cercas, que lleva por título ‘Valores en alza. Tu conducta determina tu inversión. Slow Finance’, en la que el autor estará acompañado por Nuria González Rabanal, decana del Colegio de Economistas.

Sobre el título del libro, ‘Valores en alza’, Cercas reconoce que ha querido jugar con el doble concepto de valores de bolsa y las virtudes, poniendo el acento precisamente en estas últimas. "Llevo dieciséis años dedicado al tema del asesoramiento financiero desde la oficina de Renta 4 aquí en León y te das cuenta de que después de tantas crisis, de tanta información, al final a la hora de invertir nos centramos en aspectos que son muy accesorios realmente. Entonces yo me pregunto: ¿no habrá pautas objetivas de inversión que nos sirvan para cualquier contexto de mercado? Y la respuesta la he encontrado en las virtudes, esos hábitos operativos que no solo te hacen mucho mejor persona sino que te hacen conseguir el fin que te has propuesto".

A pesar de tanta información, a la hora de invertir nos centramos en aspectos muy accesorios La prudencia, la justicia, la fortaleza y la templanza son las virtudes que Cercas analiza en su nueva publicación para ver qué luces pueden arrojar tanto al inversor como desde el punto de vista del papel que desempeñan los asesores, que a su juicio no solo debe ser informativo sino formativo. Para el director de Renta 4, la prudencia es un hábito que consiste en acercarte a la realidad, emitir un juicio y un actuar concreto. "Lo que te va a sugerir la prudencia no es tanto en dónde vas a invertir, que es el último paso de un proceso de inversión, como qué es lo que necesito, qué rentabilidad quiero conseguir, qué capacidad de riesgo tengo, a donde voy; es decir, mi meta, y una vez que tengo clara mi meta, en función de la misma iré poniendo las medidas".

Uno puede tener muy claro el camino a seguir, pero es inevitable encontrarse con dificultades Para Miguel Ángel Cercas la bolsa tiene una serie de características y el inversor debe acercarse a ese mercado desde el conocimiento y el respeto a las mismas e intentando asumir lo que le beneficia. "Desde siempre la bolsa ha sido volátil, ha tenido ciclos alcistas y ciclos bajistas. Un inversor justo –y aquí entramos en la segunda virtud, la justicia– tiene que reconocer la realidad e intentar aprovecharla, pero no quejarse. La justicia tiene que ver con la relación entre riesgo y rentabilidad. Si uno desea tener rentabilidad debe de asumir unos riesgos, esa es una relación de justicia. La relación de justicia nos está diciendo que si quieres obtener más de un 0,01 % de rentabilidad que te dan los depósitos tienes que invertir en otro tipo de posibilidades que van asociadas al riesgo. Con el tema de Forum, Afinsa, Bosques Naturales... hubo gente que perdió muchísimo dinero, pero es que realmente no estaban actuando con justicia porque pensaban que una rentabilidad del 13% no era algo arriesgado. Y eso no es real. Siempre que uno quiere conseguir una rentabilidad por encima de los tipos de interés, necesariamente, y esa es una relación de justicia, debe asumir riesgos".

Aunque de humano es errar, en el mundo de las inversiones parece que la gente nunca se equivoca En opinión del asesor financiero sevillano uno puede tener muy claro el concepto, pero es inevitable encontrarse en el camino con dificultades. En este sentido Cercas considera que a la hora de invertir tenemos muchas trabas psicológicas, como enamorarse de las acciones o no reconocer los errores. "Aunque de humano es errar, en el mundo de las inversiones la gente nunca se equivoca. Tendemos a echar balones fuera sin pararnos a pensar que la culpa puede ser nuestra. La fortaleza nos indica que aunque conozcamos el camino vamos a encontrarnos con muchas dificultades".

La templanza habla de tener equilibrio y para eso hay que encauzar muy bien las emociones Llegamos a la templanza, que Cercas considera muy importante en el mundo de la inversión y la especulación por varios motivos. "Primero está el campo de las emociones. La templanza tiene que ver con el equilibrio y lo que pretendo decir en el libro es que invertir no es algo diferente a hacer otra actividad en nuestra vida. La templanza habla de tener un cierto equilibrio vital y financiero. Y para eso hay que encauzar muy bien las emociones. Cuántas veces tomamos decisiones de inversión impulsados por nuestros estados de ánimo. Tenemos que saber que la ira, el miedo, el temor, el pánico no son buenos consejeros para el inversor. Y otro aspecto que a mi juicio tiene que ver con la templanza son las influencias externas. Continuamente recibimos impactos exteriores que nos influyen muchísimo a la hora de adoptar nuestras inversiones", asegura el director de Renta 4, que pone el ejemplo del boom inversor en empresas tecnológicas del año 2000. "Esa influencia que has recibido está condicionando tu inversión y la templanza te invita a tener criterio propio, pues en el fondo es darse cuenta de que uno es responsable de sus inversiones".

Un concepto que Cercas también incorpora en el libro es el ‘slow finance’, que califica como un movimiento cultural que se da mucho en Estados Unidos, se está acercando a Europa y en España estamos empezando a practicarlo. "El movimiento slow es el movimiento tranquilo, que se puede aplicar en distintos ámbitos de nuestra actividad diaria. Ese concepto aplicado al mundo de las finanzas nos invita a hacer las cosas con tranquilidad, a hacer una planificación financiera, qué es lo que quiero, de qué medios voy a disponer, qué problemas me voy a encontrar en el camino... en el fondo es pensar un poco para tomar decisiones con calidad, y después es una tendencia a medio o largo plazo".
Volver arriba
Newsletter