Publicidad
Menos tecnología y más corazón en las aulas

Menos tecnología y más corazón en las aulas

ACTUALIDAD IR

Manuel Velasco, docente leonés galardonado con el 2º premio al Mejor Docente de España en 2017 Ampliar imagen Manuel Velasco, docente leonés galardonado con el 2º premio al Mejor Docente de España en 2017
María Espinosa | 06/06/2018 A A
Imprimir
Menos tecnología y más corazón en las aulas
Educación El profesor leonés Manuel Velasco participará en unas jornadas sobre innovación educativa en Madrid
Las tendencias educativas actuales sirven de guía a docentes e instituciones para crear los cimientos sobre los que se asienten sus alumnos. Ser profesor no solo implica dar una materia y preparara a la clase para los exámenes, significa educar a las nuevas generaciones. Sentar una base firme que no se tambalee ante las adversidades es el trabajo más importante de un docente. Para que esto sea posible, un maestro necesita tiempo, para ensanchar la mente, para iluminar inteligencias y talentos y, sobre todo, para enseñar. Así se puede leer en el blog de Manuel Velasco, maestro de León galardonado con el 2º premio al Mejor Docente de España en 2017.

Este gran profesional y apasionado profesor se une a compañeros y expertos en educación en la 'Jornada Experiencia con el Cambio: Un espacio para hablar de Innovación y Transformación Educativa.' En las ponencias y debates que se podrán escuchar el 7 de  junio en Madrid se hablará sobre las nuevas tendencias educativas, cómo hacer que el alumnado aprenda y disfrute durante toda su vida y cómo incluir en el aula tendencias que muestren un cambio.

Junto al maestro leonés Manuel Velasco estarán reconocidos profesionales del mundo de la educación como César Bona, maestro y escritor de ‘Las escuelas cambian el mundo’; David Calle fundador de unicoos, plataforma educativa en habla hispana más importante y finalista del Global Teacher Prize y Mar Romera, especialista en inteligencia emocional y autora y coordinadora del modelo pedagógico las 3 Cs: capacidades, competencias y corazón.


Dar una gran importancia a lo que mi mujer, Gaëlle Vargas, ha bautizado como las otras TIC (Ternura, Interés y Cariño)El profesor leonés destaca algunas claves para los futuros docentes, afirma lo que él tiene en cuenta en el aula con sus estudiantes: 
"- Saber querer a cada uno de nuestros alumnos como se merecen y que ellos lo perciban.
- Organizar el proceso de enseñanza y aprendizaje en función de sus necesidades e intereses. 
- Buscar sus puntos fuertes para que a través de ellos lleguen a los contenidos mínimos del currículo, utilizando para ello la autorregulación del aprendizaje y fomentando su autonomía.
- Intentar que se diviertan aprendiendo y que el aprendizaje les quede grabado por las experiencias vividas dentro y fuera del aula. 
- Desarrollar su competencia digital, ya que considero que es básico en su crecimiento personal teniendo en cuenta el mundo en el que van a vivir. 
- Dar una gran importancia a lo que mi mujer, Gaëlle Vargas, ha bautizado como las otras TIC (Ternura, Interés y Cariño).
- Y que busquen y se comprometan con una educación basada en evidencias y en experiencias, no en ocurrencias o en tendencias."

El fomento de la autonomía o comprometerse con una educación basada en evidencias es tan importante como la motivación. Para Manuel Velasco, la mejor forma de motivar es intentar ser el mejor docente posible. "Para mí un buen docente es aquel que se esfuerza todos los días por dar lo mejor de sí mismo a sus alumnos. Aquel que comprende a sus alumnos tal y cómo son, sin imponerles un ideal de lo que piensa que deberían ser. Aquel que ayuda y colabora con compañeros y familias. Aquel que aprende de las críticas constructivas y de los errores. Aquel que con gestos muy pequeños es capaz de hacer sentir muy grandes a sus alumnos. Aquel que aprende a leer las miradas de sus alumnos porque es consciente de que cuando lo que hay que decir desborda el alma, la boca se calla y los ojos hablan. Aquel que sabe que a nadie se le da todo bien, pero que a todos se les da bien algo y que se esfuerza por descubrirlo."

Las jornadas tratarán la innovación educativa, para lo que Velasco aconseja centrarse más en los alumnos y menos en los "fuegos artificiales"Para ser un buen docente, afirma Manuel Velasco, lo más importante es el corazón. "Un alumno no aprende de alguien que no lo quiere o no aprende todo lo que podría aprender. Un buen docente debe tener respeto por sus alumnos para que ellos lo respeten a él, debe tratarlos con cariño y debe mostrar interés hacia ellos. Necesita conocerlos, ver dentro de ellos y descubrir aquello que les apasiona, que les hace latir y ser diferentes al resto."

La innovación educativa debe centrarse, según Velasco, en dar más espacio para la creatividad y para crear vínculos emocionales que son necesarios para potenciar el aprendizaje y capacidades de los alumnos.  Este es un aspecto vital, las mejores pautas para educar y para innovar se hallan en los ojos de nuestros alumnos.  Introducimos muchas cosas en las escuelas, sin sacar o dejar de hacer muchas de las que ya hay dentro de ella. Esto genera agobio, estrés y que nos colapsemos. ¿Es necesario tanto? La educación es muy simple (que no fácil), pero insistimos en hacerla complicada llenándola de demasiados “fuegos artificiales”. Estamos persiguiendo la innovación con tal apresuramiento que la dejamos atrás precipitadamente." 

No solo los docentes han de hacerse cargo de la innovación, las políticas educativas marcan el sendero a seguir, por ello Manuel Velasco destaca la importancia de la innovación por parte de los políticos: "Si algo tengo claro es que los que tienen que empezar a innovar en educación son algunos políticos y algunas administraciones. La mayoría de los docentes llevan mucho tiempo innovando, incluso por encima de sus posibilidades.  La saturación normalmente genera un bloqueo emocional y un alumno o un maestro emocionalmente bloqueado, también lo está intelectualmente. Yo en ocasiones siento este bloqueo."

Poder debatir y tratar temas educativos en espacios públicos es, para Manuel Velasco un deber.  "Estamos aquí de paso y si hay algo que no nos pertenece es el saber, no es propiedad privada y por ello debe ser siempre compartido. Además, ¡todo lo que sabemos es nada si lo comparamos con lo que podemos aprender! Por ello tenemos que crear estos espacios, compartir, aprender unos de otros y socializar aquellas buenas prácticas, descubrimientos e investigaciones que puedan mejorar la educación y por ende, el mundo."
Volver arriba
Newsletter