Publicidad
Médica y campeona de España en un mes

Médica y campeona de España en un mes

DEPORTES IR

Marta García, con la medalla de oro en la mano junto a sus padres en el estadio de atletismo. | L.N.C. Ampliar imagen Marta García, con la medalla de oro en la mano junto a sus padres en el estadio de atletismo. | L.N.C.
Jesús Coca Aguilera | 28/06/2022 A A
Imprimir
Médica y campeona de España en un mes
Atletismo Unas semanas después de terminar medicina, la leonesa Marta García logró su primer título nacional absoluto al aire libre / "Es dar un paso más hacia sueños aún mayores"
Había sido campeona de España en todas las categorías inferiores, pero eso no es sinónimo de triunfar en un absoluto que es otro mundo totalmente diferente. Sin embargo, la leonesa Marta García ya ha dejado claro que ha llegado para quedarse a la élite del atletismo español.

Fue campeona de España en pista cubierta en los 3.000 metros hace un año, pero la repercusión e importancia del aire libre, más en una distancia ‘reina’ y olímpica como son los 5.000 metros, es muchísimo mayor.

Y ahí, en una de las pruebas más esperadas del fin de semana en el Campeonato de España que acogía Nerja, Marta García dio el ‘golpe’. En una prueba que estaba siendo muy táctica y de ritmo lento, la leonesa lanzó un feroz ataque poco antes de iniciarse la última vuelta con el que dejó atrás a todas sus rivales, cogiendo distancia y marchándose en solitario ya hasta el momento de cruzar la línea de meta en primer lugar con un tiempo de 16:1088, casi dos segundos mejor que Beatriz Pereira, que fue segunda y junto a Isabel Barreiro la acompañó en el pódium.

«No estaba planeado atacar ahí, surgió sobre la marcha, por cómo veía al resto. Iba mirando hacia atrás, veía que no había ataques por parte de nadie y me parecía raro con lo que estaba pasando en la carrera, así que me dije pues nada, allí voy yo», apuntaba a La Nueva Crónica la leonesa, que reconoce que «los últimos 100 metros los disfruté un montón, seguía controlando que no llegaran pero sabía que estaba hecho», y deja claro que «sabía que era posible, en mi cabeza tenía las cosas muy claras, quería ganar y sabía que podía hacerlo. Siempre he sido muy ambiciosa, mi mentalidad es que si aspiro a quedar tercera es lo máximo que quedaré, es como si en un examen vas a por el 5, que puedes suspender, debes ir a por el 10».

«Miraba hacia atrás, veía que no atacaba nadie y dije, pues allá voy yo. Los últimos 100 metros disfruté un montón» Aprobó con nota en las pistas como lo había hecho en las aulas, pues sus últimas semanas han sido de ensueño. Médica y campeona de España en un mes ha sido Marta, que en el mes de mayo terminó la carrera de medicina que ha venido compaginando con el atletismo pese a la exigencia de ambas.

«Estoy feliz por ello y además ahora puede suponer darme un salto en el atletismo, ya lo he notado en este mes que llevo dedicado de manera profesional al deporte, que puedes dormir ocho horas, tener menos preocupaciones... todo eso ayuda», añade Marta, que por ahora se dedicará de lleno al deporte, no haciendo el MIR «aunque lo iré preparando porque además me gusta estudiar», y pudiendo con ello «hacer también concentraciones en altura, que hasta ahora no podía, aunque mi base seguirá estando aquí».

«Desde que acabé la carrera lo noto. Dedicarte de manera profesional, dormir 8 horas o quitar preocupación ayuda» Todo ello para seguir creciendo aún más, después de que este año en sus cuatro carreras disputadas lleve tres marcas personales en 1.500 metros, 3.000 y 5.000, («no me gusta obcecarme con una prueba porque a veces quema mucho cuando no ves progreso, y aunque puede ser un hándicap en algún aspecto, para mí es un soplo de aire fresco»), y la otra ese título nacional que «me tomo como dar un paso hacia sueños mayores, como parte del camino hacia algo más grande».

De momento, de Nerja se ha ido directa a Argelia para participar en los Juegos Mediterráneos y en agosto llega su gran cita internacional de la temporada, el Europeo de Múnich. Con su trayectoria ascendente, ¿por qué no pensar con una ‘campanada’ en él?
Volver arriba
Newsletter