Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Mayoral: "El PSOE quiere una reforma más dura en la que el que trabajador pague su propia indemnización"

Mayoral: "El PSOE quiere una reforma más dura en la que el que trabajador pague su propia indemnización"

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
D.L. Mirantes | 22/10/2019 A A
Imprimir
Mayoral: "El PSOE quiere una reforma más dura en la que el que trabajador pague su propia indemnización"
Entrevista El secretario de relaciones con la sociedad civil de Unidas Podemos afirma que cuentan con un documento de Calviño que lo avala
El diputado por Madrid de Unidas Podemos Rafael Mayoral y secretario de Relaciones con la Sociedad Civil y Movimiento Popular del partido participó el pasado domingo en un acto sobre las pensiones en León. Al lado de la candidata por León, Ana Marcello, repasa la propuesta social de la formación morada para el próximo 10N enfrentada a la del resto de partidos.

–Parece imposible ligar las pensiones al IPC.
– No solamente se puede, sino que se debe, en cumplimiento del mandato constitucional. Hay que dignificarlas porque no se está cumpliendo el principio de suficiencia en muchas pensiones que están por debajo del umbral de la pobreza y eso es inadmisible en una sociedad democrática. Yo creo que el Movimiento de Pensionistas está dando un ejemplo a la sociedad defendiendo algo que es muy importante: El sistema público de pensiones y el sistema de reparto, que viene a plantear que la gente que trabajamos con nuestras cotizaciones y con nuestros impuestos garantizamos que la gente que no pueda trabajar pueda vivir bien. Y eso es un elemento central de justicia social que hay que defender como democracia.
Creemos que hay recursos. Lo que no es admisible es que con los niveles de devaluación salarial es muy difícil mantener el sistema de pensiones. El principal enemigo del sistema de públicos pensiones es, en primer lugar, la precariedad y la devaluación salarial y, en segundo lugar, un sistema fiscal que no es progresivo donde los que más tienen no pagan más. Eso es durísimo desde un punto de vista democrático, porque tampoco se cumple la Constitución. Las grandes multinacionales no pagan lo que pagan las pymes y los autónomos.

Quieren hacerlo a través de un fondo de capitalización que tendrá que pagar cada trabajador– Eso es una reforma de gran calado, no son solo ajustes.
– Es garantizar los principios constitucionales. Tenemos que plantearnos como modelo de país que el cuidado se tiene que convertir en una política pública y la vida de las personas se tiene que convertir en el centro de la actividad de las instituciones públicas. Cuando se plantea la política económica hay que entender que no se hace para que los grandes fondos ganen mucho y no paguen nada, sino que tiene que cubrir las necesidades de la población.

– ¿Se ha olvidado el PSOE de la Reforma Laboral?
– Cuando negoció con nosotros los Presupuestos Generales sí se acordó, pero lo incumplió. En los viernes sociales nunca lo incluyó, pero hemos descubierto un documento que envió Calviño a Bruselas después de las elecciones en el que contradice lo que dice Sánchez. Lo que están planteando no es derogar la reforma laboral, sino que quieren hacer una más dura en la que plantean que la gente trabajadora se tenga que pagar sus propias indemnizaciones y que no sean los empresarios quienes lo hagan. Quieren hacerlo a través de un fondo de capitalización que tendrá que pagar cada trabajador. Eso rompe totalmente el sistema de relaciones laborales de nuestro país. Lo que se está planteando es el mismo modelo que tiene Ciudadanos (CS) en su programa electoral. Están intentando volver a las medidas de cuando plantearon el gobierno Sánchez-Rivera.
Esto abre también la puerta a la capitalización de las pensiones. Hay un ataque, un planteamiento para recortar de forma salvaje el sistema de protección social en el país y entendemos que es muy grave.
Con ese documento en la mano entendemos por que Pedro Sánchez no hubiera podido dormir si hubiéramos tenido el Ministerio de Trabajo. Porque, evidentemente, la gente sabe que para atacar los derechos laborales de nuestro país tendría que pasar por encima de nosotros.

Entendemos por qué Sánchez no podría dormir si tuviéramos el Ministerio de Trabajo – Ese era uno de los escollos para el gobierno de coalición ¿Qué más pasó?
– El principal problema para que nosotros podamos participar en el gobierno son las fuerzas antidemocráticas que no se presentan a las elecciones como son la CEOE o Ana Patricia Botín, que son los que deciden quien puede o no puede gobernar en este país y son los que estuvieron haciendo campaña para que no entráramos en el Gobierno y se hiciera con Ciudadanos o si no nos fuéramos a elecciones. Es un ataque clarísimo a la democracia.
Nosotros somos la única fuerza política que tiene autonomía frente al poder económico y no lo decimos en sentido figurado.

–Es difícil hacer llegar ese mensaje, no tiene tanto espacio. Estas cuestiones parecen alejadas de la calle.
– Están muy cercanas a la calle, pero muy alejadas del poder. La gente está harta de ver lo que tiene que pagar de factura cuando llega el invierno. Son cosas que ponen en cuestión a los grandes poderes y dificulta que podamos llegar a comunicarlo. Las élites económicas solo respetan a las instituciones cuando la gente vota lo que ellos quieren.

– ¿Cataluña también formó parte de los problemas para hacer un gobierno de coalición?
– Hace falta que nos reconozcamos como somos, un país plurinacional y plurirregional. A partir de ese reconocimiento seremos capaces de encontrar soluciones basadas en la democracia y de construir horizontes de esperanza. El país es muy plural y no se reconoce. Se habla mucho de Cataluña, pero la pluralidad no se da solo en Cataluña. Por ejemplo, estamos en una comunidad plurirregional (Castilla y León) en la que no se reconoce su carácter plurirregional. El problema es que muchas veces las fuerzas políticas utilizan la cuestión territorial para tirarse los trastos a la cabeza en lugar de buscar soluciones. A partir del diálogo encontraremos soluciones seguro.

–¿Cómo ven los cambios en Unidas Podemos y la candidatura de Más País?
– Respetamos las opciones políticas que han tomado las personas que hacen parte de Más País y no tenemos más que decir. Tenemos amplias alianzas en el conjunto del Estado y tenemos la misma propuesta política que hicimos el 28 de abril, en la que las instituciones están al servicio de las mayorías sociales.

– ¿Habrá posibilidad de acuerdos con Más País si se diera el caso?
– Nosotros vamos a dialogar siempre con todas las fuerzas políticas, pero en estos momentos tienen que hablar la gente en las urnas. Cuando la gente tiene que defender su puesto de trabajo, cuando hay fondos buitres, cuando las multinacionales quieren acabar con sectores económicos… la gente puede preguntarse dónde van a estar las fuerzas políticas, pero nadie tiene dudas de dónde va a estar Unidas Podemos, que es con la gente trabajadora.
Volver arriba
Newsletter