Publicidad
Los ganaderos de Riaño rugen contra los ataques del lobo

Los ganaderos de Riaño rugen contra los ataques del lobo

ACTUALIDAD IR

D.L.M. | 20/04/2022 A A
Imprimir
Los ganaderos de Riaño rugen contra los ataques del lobo
Campo Alrededor de medio millar de personas se concentran para rechazar la inclusión de la especie en el Lespre
Alrededor de medio millar de personas se han manifestado este miércoles en Riaño en contra de la prohibición de la caza del lobo. La convocatoria de la concentración procede de los propios ganaderos de la zona, a la que se han ido sumando, cazadores, organizaciones agrarias, juntas vecinales o ayuntamientos como los de Acebedo, Maraña, Boca de Huérgano, Posada de Valdeón, Valdeburón o el propio Riaño. El refuerzo de la protección de lobo con su inclusión en el Lespre en septiembre del pasado año ha movilizado a los ganaderos que denuncian el doble agravio de la pérdida de reses y la lentitud de las administraciones para compensar los daños.

"Cuando ocurre un ataque llamas al guarda, si tienes suerte te lo certifica, papeleo y más papeleo, para que luego no sepas ni si vas a tener indemnización", explica Aitor Guerra, ganadero de Posada de Valdeón. Guerra denuncia que "la Administración es otro problema que se suma al lobo, tenemos daños de hace cuatro años y no tenemos contestación ni pagos. Las valoraciones son cómo ellos quieren". Señala que están llegando al "límite", que la situación del colectivo es "insostenible" y que este problema contribuye a "acabar con la ganadería"

Para los ganaderos, la solución a los ataques pasa por los "controles de población". Denuncian ven manadas en el monte que se producen ataques diarios de lobos a plena luz del día, el último de ellos este mismo miércoles, cuando “un lobo mató a un potro” en una finca a escasos metros de las casas.

Con sus reivindicaciones al frente, entre el ruido de los cencerros, precedidos de tractores y vehículos de transporte de ganado y con un buen número de pancartas de colectivos y de particulares, la marcha ha salido de la plaza del Ayuntamiento y se ha dirigido al recinto ferial, donde han intervenido varios afectos por los ataques del cánido.

El apoyo de Asaja


En la protesta también han participado representantes de la organización agraria Asaja como el secretario general, José Antonio Turrado, que ha reclamado a la parte política soluciones que garanticen el equilibrio entre la actividad ganadera y las poblaciones de lobos. "Esto tiene que hacer pensar a los políticos, que cuando el sector ganadero se queja, se queja por algo, que hay que darle soluciones y que estas no pueden ser proteger más al lobo, sino que tiene que ser proteger más al ganadero y que hay un equilibrio entre la conservación del medio ambiente y la vida en estas zonas desfavorecidas que de montaña, que no es otra cosa que la cría del ganado", afirma el de Asaja.

Turrado también ha reclamado más agilidad a la administración porque "es un doble problema". Explica que "si prolifera tanto el lobo, ni con ayudas es posible hacer ganadería", pero también reclaman ayudas para los ganaderos los actuales afectados. "Ayudas que tienen que incluir el daño real del animal, el lucro cesante, tienen que ser ágiles, no crear conflictos a la hora de tramitarse los expedientes, y eso en estos momentos no se está haciendo porque la Administración del Estado ha prometido una partida presupuestaria para estos daños, pero no está funcionando, las administraciones se echan las culpas unas a otras y por el medio está el ganadero que no tiene respuestas", concreta Turrado.

Asaja critica también la falta de interlocución con el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco), no así con la Junta, donde el leonés Juan Carlos Suárez-Quiñones es el encargado de Medio Ambiente.

Vox señala al Gobierno


Al tiempo que el nuevo consejero de Agricultura, Gerardo Dueñas, tomaba posesión del cargo en Valladolid, Vox estaba representado en la manifestación por el diputado en el Congreso, Pablo Liste, que ha puesto el foco en la concentración de la población del lobo en las comunidades de Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León.

"Hay zonas donde la ganadería extensiva tiene crisis y el lobo sigue campando por sus respetos. Las zonas de Castilla y León que antes tenían lobo podían convivir con las ganaderías. La zona de Portugal está perdiendo todos los lobos precisamente por la excesiva protección que tiene a nivel estatal a nivel legislativo", asegura Liste.

Liste ha recordado que la caza también genera recursos para los territorios donde prolifera el lobo y que ha afirmado que la actividad cinegética es perfectamente compatible con el mantenimiento de la especie. "Hemos presentado iniciativas en el Congreso en el sentido de que se pueda cazar el lobo, que ha ido progresando en todas estas zonas cuando se permitía la caza, pueden coexistir tanto la ganadería como el lobo y ser beneficioso para ambos", ha recordado el de Vox.


Ganadería, actividad estratégica


Los manifestantes han señalado la importancia de la ganadería de extensivo como actividad estratégica por su contribución a la soberanía alimentaria, sus beneficios para el medio ambiente y su capacidad para fijar población en zonas con escasas oportunidades como la montaña. A pesar de ello, entre el ruido de los tractores, los cencerros y las bombas el sentimiento mayoritario no es de reconocimiento, sino de todo lo contrario. Es el sector primario el aúlla de dolor.
Volver arriba
Newsletter