Publicidad
Magia es lo que necesita León

Magia es lo que necesita León

OPINIóN IR

24/10/2019 A A
Imprimir
Magia es lo que necesita León
A la mayoría de los mortales que sobrevivimos en el terruño leonés e incluso a los privilegiados que viven en la no capital de Castilla y León nos pilló por sorpresa la semana pasada el anuncio hecho por el ciudadano Luis Fuentes de querer aplicarle la eutanasia a la Fundación Villalar. Espero eso sí, que si al final la matan, elijan bien el lugar donde enterrarla, no sea que luego vengan otros y les dé por querer resucitarla o lo que es peor, por exhumarla. Ya se sabe, esto es sólo empezar y como estamos cogiendo el gustillo a esta práctica acabamos creando el Día de la Exhumación y nos ponemos a cambiar de morada eterna a familiares y amigos. Pensándolo bien, no está mal del todo. Es como tener tu apartamento en la playa o en la montaña. Oye, mis primeros cuarenta años de siesta terrenal los quiero pasar en León, pero los siguientes cuarenta años me decanto por Peñíscola, que ahí el clima es más benévolo. Dicho queda a quien quiera tomar nota. Primero el frío de León y luego la brisa marina de la ciudad del Papa Luna. Pero volvamos a Luis Fuentes y a su supuesta puerta gayola, ya que tenemos que reconocer que el toro de la autonomía al que recibió de rodillas tenía los cuernos afeitados. Me gustaría verle toreando a ese mismo morlaco en Valladolid, estando en el callejón Oscar Fuentes o De Santiago-Juárez, tras haber afilado bien sus astas. Me refiero a las del animal, no a las suyas, no me malinterpreten.

Pero no se equivoquen. Ahora entiendo todo. El espectáculo de Luis Fuentes formaba parte de la presentación de una nueva edición del Festival Internacional León Vive la Magia, que tuvo su segundo episodio esta semana con el anuncio ya oficial de la locura que Juan Mayoral y su equipo comenzaron hace dieciséis años y que ya se ha ganado un hueco en la historia más reciente de nuestra ciudad por méritos propios. Y lo que es más importante, ha pasado a formar parte de la vida de los leoneses. Es más, si se fijan bien hasta se le puede buscar cierto parecido a Luis Fuentes con Tamariz. Menos pelo, eso sí, pero la misma agilidad a la hora de barajar las cartas hasta mostrarnos el naipe que deja al público con la boca abierta. Es lo que tiene la magia y la política, que a pesar de saber lo que son no dejan de sorprenderte. Ahora sólo habrá que dar tiempo para ver dónde estaba el truco del número protagonizado por Luis Fuentes.

Dejando a un lado la magia negra de la política y centrándonos en la magia blanca, no es la primera vez ni será la última en la que ponga de ejemplo a este Festival como el camino a seguir para buscar e impulsar iniciativas que generen un valor añadido, alejándonos de repetir fórmulas más o menos exitosas llevadas a cabo en ciudades cercanas o lejanas. Es el premio que tiene la innovación. Es preferible apostar por la originalidad, aunque ello nos lleve a fracasar una y otra vez, que decantarnos por el camino fácil de la imitación. Porque la vez que no fracasemos, estaremos ante algo grande y con futuro como es este Festival. Espero que sepamos valorarlo y no le practiquemos la eutanasia como a otras ideas que nos hacían diferentes como por ejemplo el Premio Leteo.

Y como hoy va de magos, no les extrañe si un día echan en falta en la cabalgata de los Reyes Magos a Melchor, Gaspar y Baltasar y en su lugar vemos a tres qataríes saludando al populacho y en vez de tirando caramelos lanzando billetes al público enfervorecido, ya que si utilizaran monedas podrían derramar bastante sangre cristina. Habrá que ser pacientes para ver si el viaje del alcalde de León a Qatar y la próxima visita de empresarios leoneses consiguen captar petrodólares para tierras leonesas o al menos abrir nuevos mercados por aquellos lares. Pero vamos, si uno de los requisitos para estrechar lazos comerciales y conseguir inversiones para León es cederles el protagonismo en las tres carrozas reales, por mí adelante. Peores cosas se han visto en las cabalgatas de otras ciudades españolas. Lo único, a ver cómo explicamos a nuestros zagales más rebeldes que en vez de carbón les traerán petróleo.
Volver arriba
Newsletter