Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Los VTC siguen sin cuajar en León: ni rastro de Uber y Cabify

Los VTC siguen sin cuajar en León: ni rastro de Uber y Cabify

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Ical | 01/11/2019 A A
Imprimir
Los VTC siguen sin cuajar en León: ni rastro de Uber y Cabify
Sociedad Sin rastro de las plataformas Uber y Cabify en Castilla y León, que cuenta con 45 empresas y 293 vehículos de alquiler con conductor autorizados
Los servicios de VTC, vehículos de alquiler con conductor, siguen sin cuajar entre los castellanos y leoneses. De media, cada día atienden unas nueve peticiones en la comunidad, sin que por el momento haya rastro alguno de las operadoras Uber y Cabify, según los datos de septiembre del registro habilitado por el Ministerio de Fomento para controlar a estas empresas que compiten con el taxi.

En ese sentido, los VTC prestaron un total de 272 servicios en Castilla y León en el noveno mes del año, pese a que se habían comunicado 321, lo que indica que un elevado número no se llegó a realizar, pese a existir reserva previa. En el conjunto del país, se prestaron por parte de estas empresas 2,57 millones, aunque se habían comunicado inicialmente un total de 3,05 millones.

De esta forma, la actividad de VTC, que a principios de año motivó un sonado conflicto con los taxistas, es muy baja en Castilla y León, puesto que acapara el 0,01 por ciento del total de servicios realizados en España. Esta situación contrasta con la Comunidad de Madrid, donde se contabilizaron 1,98 millones; Andalucía, con 372.299, y Cataluña, con 135.786. También fue elevado el número de viajes en la Comunidad Valenciana (51.526) y Extremadura (11.844).

Por el contrario, la situación en Castilla y León contrasta con otras comunidades como Murcia, con 2.309; La Rioja, con 4.058; Galicia, con 5.836, o Cantabria, con 7.327. En línea con el volumen de actividad de los VTC en la comunidad se encuentran autonomías como Aragón (174), Navarra (391), Asturias (238), País (796) o Castilla-La Mancha (161). En el conjunto del país, se prestan de medida unos 85.000 servicios al día.

Igualmente, el registro VTC, según la información consultada por Ical, constata que se respeta en la comunidad la regla según la cual el 80 por ciento de los servicios deben ser prestados en la comunidad autónoma donde se encuentre domiciliada la autorización. De hecho, de los 272 prestados, 233 se llevaron a cabo dentro de Castilla y León, lo que supone que el 86 por ciento, y 39 fuera -el 14 por ciento-.

De esta forma, los órganos de control competentes pueden a través del registro habilitado consultar y vigilar tanto la contratación previa al inicio de los servicios, como de la regla que obliga a que la mayoría de los servicios se realicen donde la empresa esté autorizada.

En Castilla y León, el sector de las VTC está formado por 45 empresas y 293 vehículos. Según los datos que maneja la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, la provincia de Ávila cuenta con 18; Burgos, con 35; León, con 45; Palencia, con diez; Salamanca, con 32; Valladolid, con 79; Segovia, 73, y Zamora, con uno.

Registro y distintivo


En mayo, la Junta de Castilla y León aprobó exigir a los VTC distintivos exteriores, con el objetivo de evitar el intrusismo y la competencia desleal. Con esta medida pretendía también facilitar la identificación de aquellos vehículos que cuenten con una autorización legal, de forma que también se ofrece una mayor seguridad a los usuarios.

Por otro lado, la puesta en funcionamiento del registro, gestionado por la Dirección General de Transporte Terrestre, tiene como objetivo, según el Ministerio de Fomento, garantizar una competencia leal entre el sector del taxi y el del vehículo de alquiler con conductor, facilitando en este caso el control del cumplimiento de las condiciones de prestación de los servicios VTC.

De este modo, desde el 1 de abril se debe comunicar previamente al Registro los datos relativos a cualquier servicio VTC que sea demandado. Existen dos formas de acceso, una a través de una aplicación web disponible en la sede electrónica del Ministerio de Fomento y otra mediante un servicio web que permitirá a las empresas integrar esta comunicación en sus propias aplicaciones informáticas.


Volver arriba
Newsletter