Publicidad
Los pueblos paran contra el "desmantelamiento" de los consultorios

Los pueblos paran contra el "desmantelamiento" de los consultorios

ACTUALIDAD IR

El consultorio de Villafañe es el único abierto desde marzo en todo el ayuntamiento de Villasabariego. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen El consultorio de Villafañe es el único abierto desde marzo en todo el ayuntamiento de Villasabariego. | MAURICIO PEÑA
C. Centeno | 27/09/2020 A A
Imprimir
Los pueblos paran contra el "desmantelamiento" de los consultorios
Sanidad La plataforma Revuelta de la España Vaciada convoca concentraciones el próximo 3 de octubre
Hace ya algo más de medio año que la declaración del estado de alarma para frenar la expansión del coronavirus en España supuso el cierre de parte de los consultorios rurales de la provincia, que continúan sin fecha de reapertura pese a que tanto plataformas vecinales como partidos políticos y hasta organizaciones agrarias han exigido en los últimos meses que vuelva la atención presencial.

Por ello, desde la plataforma Revuelta de la España Vaciada han convocado una nueva jornada de ‘paro’ en los pueblos para el próximo 3 de octubre en la que reclamar una sanidad rural digna. Esta movilización, que comenzó el año pasado también a principios del mes de octubre con el objetivo de dar visibilidad a las problemáticas que trae consigo la despoblación, consiste en detener durante cinco minutos la actividad productiva bajo el lema ‘Yo paro por mi pueblo’. En el caso de las protestas previstas para el sábado 3 de octubre, la concentración se llevará a cabo frente a los consultorio rurales.

La plataforma ha publicado una carta en defensa de la sanidad rural en la que denuncian que la pandemia «ha evidenciado las carencias y limitaciones del sistema sanitario, agudizadas aún más en el medio rural por la escasez de profesionales sanitarios y la falta de planificación, donde no se ha restablecido aún el servicio de atención primaria y corre el riesgo de un progresivo desmantelamiento». En esa línea se muestran desde León Ruge, una de las organización de la provincia que se han sumado al movimiento de la España Vaciada. «Las medidas Covid están acelerando el desmantelamiento de los consultorios médicos», lamenta Sergio Díez, su portavoz. Por eso se unen a esta reivindicación al considerar que el programa piloto de atención telefónica que implantó la Junta de Castilla y León en la comarca zamorana de Aliste «se está implantando ya en todos los sitios» y «es muy difícil que ahora te den una cita presencial», recuerda.

Además, Díez llama a tener en cuenta que la mayor parte de la población del medio rural en la provincia es gente mayor, por lo que la atención telemática «no es acorde a la realidad de los usuarios», que en la mayoría de los casos ven a su médico como una «persona de confianza» a la que tienen que ver y «es parte de su propia medicina».

En ayuntamientos como el de Villasabariego, con once pueblos, tan solo se mantiene abierto un consultorio, en este caso el situado en la localidad de Villafañe. El resto cerró en marzo y los vecinos que requieren atención presencial tienen que desplazarse hasta allí para recibirla. A pesar de que el equipo médico cuando termina realiza algunas visitas a domicilio, asegura la alcaldesa, María Esther García, cree que las condiciones sanitarias por la pandemia han sido «la excusa» para cerrar los consultorios, puesto que el municipio cuenta con varios arreglados en los últimos años. A pesar de que «en los pueblos funciona mucho la solidaridad», por lo que los que no tienen cómo ir al médico pueden recurrir a algún vecino que les lleve, esto «no debería de ser así». Además, el consultorio de Villafañe abre de lunes a viernes, pero si médico o enfermera tienen guardia «al día siguiente no vienen y no se cubre con otra persona», por lo que esos días no cuentan con servicio sanitario en el municipio. Por realidades como esta son muchos los pueblos que ya han salido a la calle en los últimos meses para protestar y otros recogen reclamaciones vecino por vecino para denunciar cada caso en particular. Aunque por el momento no se habían unido en una sola movilización.

Para hacer frente a estas situaciones desde la plataforma Revuelta de la España Vaciada proponen un modelo socio sanitario que integre en la planificación de los programas de salud pública a los profesionales sanitarios junto a los profesionales de los servicios sociales, a las entidades locales, a la población y a las estructuras existentes en cada territorio», una alternativa que considera «realista y viable».

Yo paro por mi pueblo

El movimiento de la España Vaciada pretende mantener anualmente este tipo de acciones bajo el lema ‘Yo paro por mi pueblo’, de manera que a principios de octubre convocará todos los años una acción de cinco minutos como el que se hizo el 4 de octubre de 2019 para reivindicar el pacto de Estado por el reequilibrio territorial y contra la despoblación.

A partir de este año, cada una de estas acciones estará centrada en una demanda específica de la España Vaciada que en esta ocasión será la reivindicación de una sanidad rural digna, «porque no podemos permitir que la pandemia del coronavirus sea una excusa encubierta para recortar servicios sanitarios en las zonas rurales e implementar un modelo desde las administraciones públicas que siga recortando derechos».
Volver arriba
Newsletter