Publicidad
Los profesores exigen reducir las ratios por la seguridad en el aula

Los profesores exigen reducir las ratios por la seguridad en el aula

ACTUALIDAD IR

Una alumna sigue una clase online durante el confinamiento. | ICAL Ampliar imagen Una alumna sigue una clase online durante el confinamiento. | ICAL
Víctor S. Vélez | 04/07/2020 A A
Imprimir
Los profesores exigen reducir las ratios por la seguridad en el aula
Educación Desde la Junta de Personal Docente consideran que hacen falta 1.660 maestros para afrontar la 'vuelta al cole' y piden que los grupos no pasen de 15 alumnos
La Junta de Personal Docente de Centros Públicos No Universitarios de León criticó la planificación que está realizando de cara al curso que viene la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León. Los siete sindicatos de enseñanza con representación en la misma consideran que el departamento dirigido por Rocío Lucas está actuando con "irresponsabilidad" y exigen que se reduzcan las ratios de alumnos por cada profesor, para garantizar la seguridad en los centros educativos a partir de septiembre y evitar contagios de Covid-19.

Tal y como apuntó a este periódico el presidente de la Junta de Personal Docente de León, Javier Fernández, siguiendo criterios epidemiológicos y sanitarios los grupos no deberían exceder de diez alumnos cuando se regrese a las aulas. "Podría ser aceptable 15", pero según un comunicado conjunto de los siete sindicatos de enseñanza, la Junta pretende que la ratio de alumnos sea la habitual. Es decir, si los temores de los profesores leoneses se confirman a partir de septiembre habría 25 niños y niñas en las aulas de Infantil y Primaria, 30 estudiantes en la ESO y 35 en las clases de Bachillerato. "Después de meses de mucho hablar, de cambiar de opinión en varias ocasiones, tanto desde el Ministerio de Educación como desde la Consejería se olvida todo lo que ha sucedido con la pandemia y no se actúa con criterios de sensatez y de responsabilidad", lamentan.

Según criterios sanitarios las clases deberían contar con diez alumnos, pero se llegará a los 25 habituales De todas formas, según el portavoz de los docentes públicos no debería haber una ratio única ya que esta debería depender del espacio físico de cada aula en base a la distancia estipulada de metro y medio. "Lo que nos llega en estos momentos es que los inspectores que están tratando con los centros, según las indicaciones que les da la Consejería, dicen de seguir como siempre, sin desdobles, ni profesores a mayores", asegura Javier Fernández.

La Junta de Personal Docente considera que para lograr la efectividad de la llamada 'burbuja', grupo de convivencia estable de profesores y alumnos, no se deberían sobrepasar la decena de estudiantes como se hace en Dinamarca. "De una propuesta inicial de 15 alumnos del Ministerio de Educación y Formación Profesional se ha pasado a 20 y después a 25, por arte de magia, sin ningún criterio que no sea el económico", indican en un comunicado en el que critican la "irresponsabilidad" y la "insensatez" en la toma de decisiones.

Del mismo modo, los profesores de León consideran que sin desdoblar grupos y sin ampliar la plantilla de profesorado las intenciones y planes "quedan en nada". "Consideramos que debe primar absolutamente el criterio sanitario sobre el criterio economicista", exponen en su comunicado crítico.

Como en la mayor parte de los problemas de la Administración, "se trata de invertir dinero" y para garantizar el distanciamiento desde la Junta de Personal Docente señalan incluso la posibilidad de acondicionar las instalaciones de otras instituciones, como los ayuntamientos, para poder impartir las clases. "La conciliación es importante pero no a cualquier precio. No se trata de un parking para los chavales, debe ser un espacio adecuado y en el que se cumplan las medidas de higiene y distanciamiento", apunta Javier Fernández.

Un tercio más


Después de "varias horas de cálculo", la Junta de Personal Docente considera que para afrontar "con verdaderas garantías" el nuevo curso escolar serían necesarios 1.660 profesores más en la provincia leonesa. Esto supone un tercio de la actual plantilla de 5.000 profesionales de la enseñanza pública. "Estamos bastante enfadados y decepcionados con los planes del Ministerio y de la Consejería. Hay que intentar hacer las cosas bien para que no haya otro rebrote porque el ámbito educativo es un posible foco ya que miles de niños van a ir y venir para estar con sus padres y sus abuelos", valora Javier Fernández.

Los profesionales de la enseñanza opinan que hay que desdoblar los grupos para garantizar la distancia De esta manera, la mayor exigencia de la Junta de Personal Docente es que en el curso 2020/2021 se lleve a cabo "un verdadero plan de reconstrucción en la educación, con todas las medidas higiénicas y sanitarias, con la necesaria distancia de seguridad interpersonal en los centros educativos, con el consiguiente desdoble de grupos cuando sea necesario y con el aumento de profesorado que esas medidas requiera". Otra forma de proceder sería, según los sindicatos de enseñanza, "un paripé inadmisible" con el que se "olvidaría" la educación y la sanidad pública, así como todo lo ocurrido durante la pandemia del coronavirus.

Cambio de criterio


Igualmente, los profesores consideran que ha existido cierto cambio de criterio en la actuación de la institución autonómica. La Junta de Personal Docente valora positivamente la "sensatez" de no haber regresado a las aulas en los meses de mayo y junio. Consideran que con sus últimas actuaciones en materia educativa "este proceder puede verse totalmente olvidado".

No obstante, la Junta de Personal Docente también se muestra crítica con el Gobierno, dado que la 'burbuja' planteada por la ministra Isabel Celaá "no se puede hacer sin profesores que den materias de forma especializada". Aunque las autonomías tengan las competencias en educación, Javier Fernández cree que el Ministerio debería ejercer cierto "liderazgo".

A la espera de cómo será finalmente el regreso a las aulas, los profesores vuelven a reclamar su casi crónico ruego de reducir las ratios. Este año, si cabe, con argumentos todavía de más peso que los de cursos anteriores, ya que ahora la salud también está en juego.
Volver arriba
Newsletter