Publicidad
Los personajes del tío Ful: Luis Arias, minero

Los personajes del tío Ful: Luis Arias, minero

LNC CULTURAS IR

Fulgencio Fernández | 04/12/2021 A A
Imprimir
Los personajes del tío Ful: Luis Arias, minero
Personajes Asturiano de pura cepa, leonés consorte y por obra y gracia de La Vasco, "que comparada con otras era una oficina", miembro de la Brigada de Salvamento, no entiende el final de la mina
El día de Santa Bárbara, patrona de los mineros, qué mejor que uno de ellos. Uno de esos que refleja el mestizaje fronterizo entre leoneses y asturianos –sobre todo en minería–, pues Luis Arias es asturiano de pura cepa, de un pequeño pueblo del concejo de Lena, y leonés consorte, de vivencias y de trabajo, que mantiene vivas muchas expresiones de su bable natal, por lo que «soy el asturiano en León y el cazurro en Asturias»; explica este buen paisano, amigo de gastar bromas y que, como es costumbre de aquel lado del puerto, cuando lo cruzan para acá dice aquello de «voy pa Castilla».

Luis Arias lleva muchos años jubilado pero, como sus colegas de profesión, mantiene que sigue siendo minero, una de esas profesiones que no se deja de ser nunca. Él solo trabajó en una empresa, la Hullera Vasco Leonesa, de la que afirma que «comparada con los chamizos y otras empresas era una oficina»; por lo que le cuesta mucho trabajo entender cómo se acabó la minería, cómo La Vasco ya es solo un recuerdo en venta en manos de un administrador concursal. Se queda pensando, como si le costara mucho trabajo entender qué ocurrió, lo mezcla con sus recuerdos y es contundente: «Si don Antonio (del Valle) levanta la cabeza no quedan vivos ni los hijos. Con el cariño que aquel paisano hizo la inversión en la Nueva Mina».

Recuerda Arias aquellos años en el tajo, en el que también tuvo sus percances. «Sufrí un accidente complicado. Hubo un derrabe y lo vi venir, tuve como un reflejo y salté. Todavía me atrapó pero pude salvarme, de cada diez mil salva uno y tuve la suerte de ser yo».

Sabe mucho de accidentes Luis ‘el asturiano’ pues perteneció muchos años a la Brigada de Salvamento de la Vasco y le tocó vivir momentos duros, aunque el peor lo pasó ya jubilado, con la muerte de su sobrino José Luis, uno de los ‘seis de la Vasco’ fallecidos en el pozo Emilio en 2013.
Recuerdos en Santa Bárbara, «una fiesta que prácticamente ya ni se celebra, ¿para qué?».

Pero sigue siendo minero.
Volver arriba
Newsletter