Publicidad
Los personajes del tío Ful: Elisa, ganadera

Los personajes del tío Ful: Elisa, ganadera

LOS PERSONAJES DE FUL IR

Fulgencio Fernández y Laura Pastoriza | 22/01/2022 A A
Imprimir
Los personajes del tío Ful: Elisa, ganadera
Personajes Rodeada de la burra, los perros y el rebaño se encuentra en su salsa, disfrutando del aire libre y la naturaleza, siendo ganadera, que es lo que eligió para buscar su felicidad
Muchas veces al hablar con jóvenes ganaderos se repite la explicación de cómo llegaron al oficio: "Es lo que siempre vi en casa, el ganado". Y en no pocas ocasiones abundan en sus explicaciones: "Este oficio, si no lo has mamado, si no te gusta, no te metes en él".

Y no les faltará razón pues son muchos los jóvenes que lo han dicho, convencidos. Pero no siempre ocurre, allí donde el Curueño pierde su nombre para que sus aguas se llamen del Porma, en Ambasaguas, Elisa es un claro ejemplo de otro camino para acceder a la ganadería: "Yo antes había trabajado en la hostelería y no es que no me gustara; es que había otras cosas que me gustaban más, como los animales, como poder trabajar al aire libre, como trabajar para ti, es decir, no tener jefes... y todo eso junto lo encuentras en pocos sitios y uno de ellos es la ganadería".

Así de simple, y así de lógico, lo explica Elisa, ganadera, en su caso de ovino, y la única que ahora mismo tiene un rebaño en el pueblo. "Son casi mi ovejas. A ver si poco a poco vamos aumentando el rebaño, yo creo que las 1500 sería la cifra ideal... a ver ahora en febrero y marzo".

Cuando dice lo de los meses que vienen se refiere a que llegan los "tiempos de las parideras", después de tal vez las semanas más tranquilas de trabajo, estas fechas de enero en las que, además, ha ayudado el buen tiempo que ha hecho.

- ¿Se acercan días de mucho trabajo?
- La verdad que sí; pero también te digo que es la parte que más me gusta, la de la maternidad, ayudar en los partos, ver nacer los corderos...
- ¿Y la que menos te gusta?
- Salir con el rebaño al monte, el pastoreo.

Y sigue a lo suyo. Con la burra que tiene en medio del rebaño "para el decorado pues no le mando nada", disfrutando del buen hacer de los careas, acariciando a los mastines... ¿los lobos? "Alguna me han robado, por detrás, pero la verdad es que lobadas gordas no y eso que dicen que anda una manada grande por ahí".
Volver arriba
Newsletter