Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Los personajes del tío Ful: El Moreno de Casares

CULTURASIR

Imagen de vídeo
Fulgencio Fernández y Laura Pastoriza | 12/01/2019 A A
Imprimir
Los personajes del tío Ful: El Moreno de Casares
Personajes Pastor de vocación durante toda la vida, desde los 8 años, "que ya bajé a Extremadura con las ovejas". Presumía de que "nunca me levanté después de amanecer", ahora ya sí
El Moreno es uno de esos nombres míticos de la historia local del pastoreo, las ovejas, la trashumancia...

El Moreno no necesita nombre ni apellidos, todos saben que es El Moreno de Casares, duro como las peñas, pastor de largo recorrido. «Con ocho años ya andaba con el rebaño, ya bajé a Extremadura con la trashumancia, es lo que había en casa, lo que mamé y lo que me gustaba».

- ¿Es verdad que nunca te levantaste después del amanecer?
- Tan verdad como que estoy aquí. Antes de que amaneciera ya sentía a los mastines y arriba.
- ¿Por si los lobos?
- Por las ovejas, que hay que cuidarlas. Los lobos nada, con buenos mastines ya pueden dar las vueltas que les de la gana que al rebaño no entran.

Siempre tiene la mirada puesta en el horizonte, como si por allí anduvieran todavía los rebaños, como si viera a los mastines en su sitio de vigilancia... «Si por mi fuera seguía con los rebaños, hasta los 86 años estuve al pie del cañón, las cuidé, las bajé primero a Extremadura, después, ya más acá en el tiempo, hasta la Ribera... Y porque me fallan las piernas que si no seguía con ellas ¿dónde mejor?».

- ¿Lo dices cómo si los ‘humanos’ te trataran mal?
- ¿No acabas de ver cómo me machacaron al tute?, sin ningún respeto por las canas.

Y es que El Moreno mata ahora las tardes en el bar de Casares, jugando la partida en el único bar del pueblo y que no falte).

- ¿Ahora ya no te levantas antes de amanecer?
- ¿A qué? Aguanto en la cama hasta las diez o más, según el frío, que con estas heladas, ¿quién sale?
- Salías tú cuando tenías ovejas.
- Y qué más quisiera que seguir saliendo. Pero el reúma...
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle