Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Los palomares que no volaron de Gordoncillo

Los palomares que no volaron de Gordoncillo

LNC VERANO IR

Maqueta de uno de los palomares de Gordoncillo, obra de Susana Barbeito. Ampliar imagen Maqueta de uno de los palomares de Gordoncillo, obra de Susana Barbeito.
T.G. | 28/03/2019 A A
Imprimir
Los palomares que no volaron de Gordoncillo
Exposición La Panera del Mihacale de Gordoncillo dedica estos días su sala de exposiciones a los palomares con fotografías de Irma Basarte, maquetas de José Antonio Carbajo y la recreación de uno de los más de veinte que llegó a tener esta localidad, obra de Susana Barbeito
En el callejero de Gordoncillo hay una calle que se llama Los Palomares, un recuerdo que quedó al norte de este núcleo de población, justo donde se asentaban la mayoría de ellos. Solo en este pueblo llegó a haber hasta más de una veintena de estas construcciones populares que el tiempo fue dejando volar. Pero no se fueron todas. El barro resiste en muchos de los palomares que aún se conservan en Gordoncillo, donde la Panera del Museo de la Industria Harinera (Mihacale) acoge hasta el 28 de abril la exposición ‘Palomares de León. Utopía en Camino’, una muestra itinerante organizada por la Asociación de Amigos de los Palomares de León.

Su presidenta, Irma Basarte Diez, es la autora de las 17 grandes fotografías que constituyen la parte principal de la muestra, habiendo seleccionado en ellas unos pocos ejemplos de los más de 1.300 palomares (completos o en ruinas) que tiene inventariados a lo largo y ancho de toda la provincia, en un «trabajo encomiable por su parte», según destaca Javier Revilla, director del Mihacale. También Irma es la autora de un audiovisual con muchos más ejemplos de los palomares existentes a lo largo y ancho de la provincia leonesa y que se puede contemplar en la Panera. El barro de sus paredes también cobija varias maquetas en barro cocido realizadas por José Antonio Carbajo y un gran panel elaborado por el propio Museo con motivo de esta exposición y con el que buscan «recuperar la memoria de los 20 palomares que existieron en el municipio». De ellos hay nueve que el tiempo no ha dejado volar y que mejor o peor siguen siendo un importante legado de los muchos que hubo en el municipio. Para ponerlos en valor, han elaborado a partir de un foto-plano de 1939 un gran panel en el que han marcado los 19 palomares de Gordoncillo para que el público local pueda indentificarlos e incluso la dirección del Museo planea programar en el futuro tertulias para conversar sobre ellos.

De los 9 palomares que quedan en pie se exponen fotografías actuales y maquetas de dos de ellos. La de mayor tamaño (a escala 1:27) ha sido realizada expresamente para esta exposición por Susana Barbeito Pérez y representa con total fidelidad uno de los palomares de Gordoncillo, el cuadrado con patio interior realizado completamente en tapial.

La exposición podrá visitarse hasta el 28 de abril en el Mihacale de Gordoncillo en su horario habitual y en próximas fechas prevén anunciar actividades específicas relacionadas con la muestra que esperan así completar y hacer más interactiva y atractiva para el público como charlas o talleres infantiles.
Volver arriba
Newsletter