Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Los maquis de Tarna

CULTURASIR

Imagen de vídeo
Fulgencio Fernández | 29/04/2018 A A
Imprimir
Los maquis de Tarna
Música Canto de fugaos de Arbas es el tema de Tarna con el que este grupo folk da un paso más y publica un videoclip que este domingo llega a Internet. Una minipelícula de maquis con la firma de Rodolfo Herrero
Rodri y Diego (o Diego y Rodri), es decir Tarna —seguramente el grupo folk más activo del momento— son deudores en su trabajo de muchas cosas, de las canciones que escucharon en sus casas, de las que les cantaron en cualquier pueblo de la provincia y de muchas horas de filandón improvisado, de conversaciones al calor de la lumbre y bajo el imperio de los viejos del lugar.

No todo es música en la vida. En esos lagos filandones —hilas, filorios, seranos, calechos...— escucharon mil y una historias, entre las que siempre tienen un hueco en los pueblos de la montaña y Cabrera el mundo de los huidos, de los fugaos, los maquis, los del monte, que cada cual los llama como le han contado. Por eso, cuando se decidieron a dar un salto que habían evitado hasta ahora, grabar un videoclip para alguno de sus temas, lo tuvieron muy claro: ‘Los fugaos’, protagonistas de una de sus canciones: ‘Canto de fugaos de Arbas’, ese que comienza con «Cuando el sol anuncia el día / sobre la aurora temprano / siento latir en mis venas / el fulgor de la mañana. // En una aldea lejana / de esta terrible montaña/ de pie se pasó la noche / sobre la nieve cuajada».

Las Pandereteras de Casares nos enseñaron esta canción de la Montaña para el videoclip Rodri y Diego reconocen que les costó trabajo decidirse a hacer el videoclip, «es más, no es iniciativa nuestra. La idea surgió de Rodol (Rodolfo herrero) que tras haber realizado varios vídeos con nosotros en riguroso directo (como nosotros queríamos) él continuamente nos instaba a grabar algo en lo que se pudiera cortar y pegar, hacer playback, en definitiva trabajar de otra manera...». Y este joven cineasta acabó por convencerlos: «Nosotros nunca lo vimos muy claro; pero una noche, tras una reunión para otros menesteres, y entre cervezas, caímos en la trampa que supuso por parte de Rodol la pregunta de qué que tema seria bueno. A lo que Diego respondió que ‘Los fugaos’. Habíamos caído en la trampa, abrimos la puerta y Rodol no la dejó cerrar pues al día siguiente ya nos envió un guión de su propia pluma y nos citó en su casa para ir organizando todo el tinglao... que no fue poco».

Ya se habían puesto manos a la obra. «A partir de ahí todo la cosa echo a andar. Buscamos las localizaciones, organizamos los planes de grabación, conseguimos todos los enseres que se necesitaban, etc.... pero no solo, también buscamos a muchos amigos, como Javier Emperador y José María Arce que se encargaron de lo tocante a vestuario, o Javier R. de la Varga, que hizo el casting y dirigió a los actores; también Raquel Domínguez que se encargo de la caracterización, maquillaje y efectos especiales... En definitiva que como esto es una gran empresa, entre todos, estos que cito y otros más, fuimos poco a poco aportando nuestro granito de arena para que saliera adelante».

Y salió. Ya tiene imágenes, vida, esa canción tradicional de la montaña leonesa, concretamente «un Canto de fugaos que aprendimos de las Pandereteras de Casares de Arbas», una comarca en la que la historia de los fugaos y tantas otras historias de la guerra y la posguerra tienen gran presencia en las conversaciones de cocina pues no en vano allí fue muy dura, como en pocos lugares de la provincia, llegando Regiones Devastadas a hacer de Villamanín el único pueblo de la comunidad que fue reconstruido en su totalidad.

Un trabajo, el de Tarna y Rodolfo Herrero, que ya puede verse desde este domingo a través del canal de youtube de Música con tsume, que se llama tsumetv.

Un cuidado trabajo que fue rodado en febrero y marzo, con nieve, en diversos pueblos de la provincia, como Correcillas, Corniero y Lois. En la famosa Casa del Humo de este último se grabaron las escenas de interior.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle