Publicidad
Los locos años veinte parisinos aterrizan en León

Los locos años veinte parisinos aterrizan en León

CULTURAS IR

Retrato de familia del equipo artístico de ‘La espiral maravillosa’, el proyecto de Isabel Medarde rodado en parte en el Hotel Conde Luna. | BAMBARA CINEMA Ampliar imagen Retrato de familia del equipo artístico de ‘La espiral maravillosa’, el proyecto de Isabel Medarde rodado en parte en el Hotel Conde Luna. | BAMBARA CINEMA
L.N.C. | 08/12/2018 A A
Imprimir
Los locos años veinte parisinos aterrizan en León
Cine Isabel Medarde ultima el rodaje de ‘La espiral maravillosa’, proyecto becado por la Fundación Villalar Castilla y León, que verá la luz del proyector durante la próxima primavera
La cineasta leonesa Isabel Medarde Oliden ha revivido el París de los locos años veinte, durante una vertiginosa jornada de rodaje el pasado jueves en varias localizaciones de la capital. Las secuencias forman parte de su largometraje ‘La espiral maravillosa’ que espera ver la luz durante la próxima primavera.

Este proyecto que ha sido auspiciado desde sus comienzos por la beca Villalar de creación artística contemporánea de Castilla y León, tiene como fin homenajear a todas aquellas mujeres cineastas que durante principios de siglo lucharon por hacer de su pasión una profesión, que por aquel entonces les estaba prohibida por el mero hecho de ser mujeres.

A lo largo de la jornada del jueves un elenco de unas cuarenta personas, entre actores, músicos, figurantes y equipo técnico, han trabajado de la mano de la cineasta leonesa. Primero en el Hotel Conde Luna, donde se han rodado las secuencias matinales y posteriormente en el local Soho del Barrio Húmedo. En el rodaje se ha dado vida a Leocadia Cantalapiedra, protagonista de esta historia y su alter ego Nico, durante sus aventuras en París. Esta es la época en la que conoce a lo más granado de la vanguardia parisina, personajes tan emblemáticos como Misadora (actriz, directora, escritora y productora), el creador experimental Marcel Duchamp y su alter ego Rrose Sélavy o Suzanne Duchamp, pintora dadaísta, entre otros.

Según Isabel Medarde y Sergio González, director del área experimental del Laboratorio Bambara y cofundador de Bambara Zinema, el proyecto es experimental porque «lo estamos rodando con la cámara de cine digital Axiom Beta Camera». Se trata de la primera cámara de cine digital abierta de la historia. Su productora Bambara Zinema colabora con el equipo de creación e investigación europeo Apertusº Open Source Cinema. De esta manera, además de difundir el conocimiento compartido y las herramientas de creación libres, tanto ella como su productora se convierten en pioneras del cine, al igual que las protagonistas de su film.

Con todo ello se pretende dar testimonio de cómo pudo ser la vida de una mujer, aspirante a ser una persona libre y realizarse profesionalmente en el mundo del arte, hacia finales del siglo XIX y principios del XX, tiempos en los cuales las mujeres no disfrutaban de las libertades más elementales como podían ser una educación superior y la de ejercer una profesión libremente, no sin tener que pasar muchísimas vicisitudes y con grandes renuncias en lo personal.
Volver arriba
Newsletter