Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Los grupos de acción local tramitan 700 solicitudes de los programas Leader

CYLIR

Ampliar imagen
Ical | 25/02/2018 A A
Imprimir
Los grupos de acción local tramitan 700 solicitudes de los programas Leader
Economía Pese al retraso inicial de los proyectos en el marco 2014-2020, nueve de cada diez grupos podrían justificar antes de junio compromisos por encima del 80%
Los 44 grupos de acción local tramitaron 700 solicitudes de los programas Leader, en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020, y han comprometido la totalidad de los 52 millones de euros de la primera asignación, que se eleva al 40 por ciento del presupuesto del periodo completo y que concluye en el mes de junio. Pese a que los comienzos del periodo de programación estuvieron condicionados por el retraso en la tramitación de los proyectos, la realidad actual permite afirmar que Leader “está funcionado en Castilla y León mejor de lo imaginado”, tal y como explicó a Ical el presidente de Princal, José Andrés García Moro.

La tendencia es positiva tanto en las inversiones de los grupos de acción local como de los promotores empresariales, que “realizan una labor importante superando las dificultades propias del arranque del periodo de programación”. Las cifras que manejan los propios grupos, año y medio después de la selección de los programas, animan al optimismo.

En estos momentos, para el conjunto de inversión de los GAL está asignada una cifra de 52 millones de euros, que servirá para alcanzar un total de 150 millones de inversión público-privada y crear 700 puestos de trabajo en el periodo de la primera asignación -de abril de 2016 a junio de 2018-. Si se examina por grupos, la media de inversión es de 1,2 millones, con un total de 3,5 millones en cada caso.

El porcentaje liberado en esta fase es el 40 por ciento del total, que se acomete en base al cumplimiento de unos objetivos de ejecución, contratos firmados con promotores y nivel de ejecución y certificación de las inversiones realizadas. Los grupos comenzaron a recibir solicitudes de ayuda y a movilizar el territorio en busca de proyectos financiables, con el matiz de que en este periodo de programación la prioridad de aplicación se centra en los proyectos productivos que generan empleo, principalmente joven y femenino.

“Los datos son realmente buenos”, reiteró García Moro, más si cabe que restan cinco meses para el inicio de la fecha prevista por normativa para realizar la evaluación del estado de situación de los distintos programas Leader, comarca a comarca. En función de esto los GAL podrán recibir la segunda asignación económica, que representa a otro 40 por ciento del total. En estos momentos, según Princal, nueve de cada diez grupos de Castilla y León estarían en disposición de justificar compromisos de esa segunda liberación, lo que se traduce en el 80 por ciento de la asignación económica recibida. Además, el estado de ejecución de los proyectos presentados en Leader “está lo suficientemente avanzado para poder afirmar que se podría certificar al menos el 50 por ciento de los contratos firmados”.

Adelantar la segunda asignación


García Moro consideró que este escenario “debe propiciar” que la Junta asuma la responsabilidad de adelantar la siguiente asignación financiera a los grupos que lo demanden, para evitar ralentizar los programas de desarrollo rural “por decisiones administrativas”. De este modo, prosiguió, se avanzará “aprovechando la sinergia generada en este primer periodo de programación”, en el que se esperan “excelentes” resultados de generación de empleo y de movilización de fondos privados.

Princal recordó la “importancia” de establecer acciones y políticas “ambiciosas” para frenar la despoblación del medio rural regional, un discurso “prioritario” que ha calado en Leader, un programa “que está llevando a cabo un trabajo importante de lucha contra el despoblamiento” durante sus más de 20 años de evolución. Además, la organización, que aglutina a 30 de los 44 grupos de acción local de la comunidad, subrayó que los programas de desarrollo han servido también de “ensayo de la subsidiariedad” y han demostrado que es “rentable una gestión de iniciativa local apoyada y respaldada por las administraciones públicas”.

García Moro aprovechó, igualmente, para rematar que la continuidad de los procesos de desarrollo iniciados en la comunidad se resume en una “cuestión de envergadura”. “Los excelentes resultados de los programas de desarrollo tanto en términos de empleo, como de creación de empresas; así como el importante grado de diversificación económica obtenido en los territorios rurales, son los principales soportes”, ensalzó el presidente de Princal.

A su juicio, esta continuidad “debe sustentarse técnica, política y financieramente, apostando por el desarrollo integrado, global y sostenible de los territorios, apoyando la cooperación de los grupos, con una administración y una planificación general con la participación de la población local y una metodología de trabajo ascendente”.

En la actualidad, el ámbito de los programas Leader afecta al 98 por ciento de la superficie de la comunidad y al 40 por ciento de la población (más de un millón de personas) y 1.881 municipios. Los GAL cuentan con un total de 5.700 socios entre los propios ayuntamientos (los mismos que municipios), empresa (1.741) y otros como asociaciones, fundaciones, cámaras u organizaciones agrarias (2.101).

Críticas de Huebra


Por su parte, el presidente de Huebra, Ángel de Prado, calificó de “bajísimo” en general el nivel de ejecución debido a la burocracia y el sistema informático de control, “tan complejo”. “Los grupos no pueden movilizar recursos hasta que no estén en pleno informático”, sostuvo a Ical.

En el fondo, Huebra se quejó de que al incluir los programas Leader en el PDR, éste “no aporta ventajas y sí todos los inconvenientes de la inmensa burocracia que conlleva”. “Se pone en peligro la filosofía, letra y espíritu que sale de la UE de lo que quiere que sea Leader, que en definitiva es la libertad de la gente en Castilla y León, que piense en iniciativas y propuestas para dinamizar el medio rural”.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle