Publicidad
Los ganaderos de León se suman a las 'carlancas digitales'

Los ganaderos de León se suman a las 'carlancas digitales'

ACTUALIDAD IR

Una res con uno de los collares con localizador GPS y detalle de uno del dispositivo. DIGITANIMAL Ampliar imagen Una res con uno de los collares con localizador GPS y detalle de uno del dispositivo. DIGITANIMAL
D.L.M. | 24/06/2021 A A
Imprimir
Los ganaderos de León se suman a las 'carlancas digitales'
Campo Ugal-UPA forma a 45 ganaderos de montaña en Gelob, el dispositivo en collares para prevenir ataques de lobos
Las explotaciones ganaderas de las zonas de montaña continúan buscando soluciones al problema de los ataques de los lobos al ganado, que provoca cuantiosos daños, además de otros efectos secundarios como el estrés que generan en los propios ganaderos y las complicaciones burocráticas que ocasionan este tipo de situaciones. La mayor presencia de los lobos en entornos donde se desarrolla la ganadería en extensivo y el horizonte incierto sobre la prohibición de su caza empujan a los productores a buscar alternativas que contribuyan a la seguridad de los animales. La tecnología es desde hace décadas uno de los mayores aliados para hacer más llevadero el manejo de las reses. Desde hace años, el ganado vacuno, ovino y caballar de montaña lleva collares con dispositivos GPS que permiten localizarlo con facilidad en el monte.

Aprovechando el uso de estos collares, el proyecto Gelob busca acoplar nuevos dispositivos que permitan ahuyentar a los lobos para evitar ataques. En un paralelismo alejado de la ciencia, se podría decir que se trata de una especie de ‘carlancas digitales’ para evitar que los fieros cánidos se tiren al cuello de las vacas. Como especifican los responsables del proyecto, se busca una solución tecnológica «no invasiva». Además, «se pretende también que sea un elemento integrador de las diferentes visiones que hay del problema» y que sea «un punto de confluencia y una herramienta eficaz para reducir la alta tensión que hay actualmente en las zonas ganaderas». Por supuesto, el proyecto Gelob también espera «contribuir a mejorar los resultados económicos de las explotaciones y facilitar la reestructuración y modernización de las mismas, así como la diversificación agrícola».

Se está experimentando con dispositivos que emiten sonidos o luces capaces de ahuyentar a los lobos En cuanto a la tecnología aplicada, según explican los desarrolladores, de la empresa Digitanimal, se basa en un sistema que monitoriza la localización y el estado del animal a través de un dispositivo con diferentes sensores como GPS, sensor de temperatura y acelerómetro que se coloca en los animales y que transmite la información a través de una red segura al ordenador, tablet o smartphone. Sobre esta base se está experimentando con dispositivos que emiten sonidos o luces capaces de ahuyentar a los lobos. No obstante, como explican desde la organización profesional agraria Ugal-UPA, todavía no se ha llegado a esa fase del proyecto.

Por el momento el sindicato leonés ha celebrado tres sesiones informativas por medios telemáticos. Son ya 45 ganaderos los que han se formado sobre esta tecnología y pueden participar en el proyecto como voluntarios para probar sobre el terreno las posibles soluciones. Se ha distribuido un collar a todos los participantes, pero uno de los mayores hándicaps del proyecto es la cobertura de la red de datos —como en otras tantas actividades en el medio rural—, según reconocen en Ugal-UPA. Con esto en mente, Digitanimal estudia las condiciones y posibles soluciones de las diferentes explotaciones para la selección de los voluntarios. Por el momento, el personal y los ganaderos de Ugal-UPA, valoran positivamente este proyecto, que consideran «un avance», aunque hasta la fecha esté en una fase experimental.


Visibilidad

Por otra parte, este tipo de charlas constituye una vía para dar visibilidad al producto, tanto al futuro dispositivo de prevención de ataques de lobos como al collar geolocalizador del ganado, que ya se está generalizando. Las sesiones informativas llevadas a cabo también se han desarrollado en otras provincias con hábitats en los que conviven la ganadería en extensivo y los lobos, como la vecina Zamora.

Además de Digitanimal y de Ugal-UPA también son miembros del grupo Gelob la Universidad Rey Juan Carlos, la Fundación para la Investigación en Etología y Biodiversidad, la empresa Consultores en Biología de la Conservación S.L, a los que se suman como colaboradores la Junta de Castilla y León, la ONG WWF, y la Fundación Biodiversidad F.S.P.
Volver arriba
Newsletter