Publicidad
Los estragos del temporal en León: una víctima mortal e innumerables destrozos

Los estragos del temporal en León: una víctima mortal e innumerables destrozos

ACTUALIDAD IR

La carretera entre Villaquejida y Valderas, invadida por el agua. | L.N.C. Ampliar imagen La carretera entre Villaquejida y Valderas, invadida por el agua. | L.N.C.
T.G. | 20/12/2019 A A
Imprimir
Los estragos del temporal en León: una víctima mortal e innumerables destrozos
Meteorología ACTUALIZACIÓN | Cinco ríos de la provincia mantienen niveles de alarma a primera hora de este sábado
Unos corzos corrían este viernes asustados muy cerca de un río Esla que a su paso por Valencia de Don Juan mostraba el poderío de su fuerza quedando toda la Vega prácticamente pequeña para él. Aquel entorno inundado no es al que están acostumbrados. Con fiereza el Esla fue poco a poco ganando terreno para su cauce, alimentándose de choperas, de las instalaciones del Polideportivo Municipal, de fincas de cultivo, de carreteras... El deshielo de principios de semana unidos a un temporal que ha traído a la provincia incesantes precipitaciones aumentaba este viernes hasta niveles de alarma el caudal de ocho ríos de León. Los leoneses se acercaban a los ríos «impresionados» por la estampa que dejaba una jornada de viernes que mostró la cara más amarga del temporal, la de una víctima mortal en una presa del río Porma en Vegas del Condado.

Se trató de un ganadero de vacuno de 51 años que falleció a primera hora de este viernes cuando intentaba manejar un terreno cercano a la presa y a su explotación, de la que quería desviar el agua que anegaba la zona. Conducía una máquina telescópica que acabó volcando y aunque consiguieron extraer de ella a la víctima, finalmente falleció sin que los efectivos médicos que se trasladaron al lugar de los hechos pudieran hacer nada por salvar su vida tras registrarse una llamada alertando de los sucedido alrededor de las 7:30 horas al Servicio de Emergencias 1-1-2. Consternación en la zona y en toda la provincia que lidiaba este viernes contra un temporal de agua «histórico» para muchos, ya que pocos recuerdan situaciones similares.

Las estaciones de aforo de la Confederación Hidrográfica del Duero estuvieron toda la jornada de este jueves al alza en el registro del nivel de los ríos y de sus caudales. Desde primera hora de este sábado, la tendencia en muchos ríos es ya descendente, aunque se mantiene el nivel de alarma en cinco puntos: el Bernesga a su paso por la capital leonesa, el Cea en Sahagún, el Esla en Villómar y Benamariel, el Órbigo en Cebrones y el Tuerto en San Félix de la Vega.

Cuando parecía que los ríos no podían extenderse más a su paso por todo León, sus caudales continuaban al alza dejando imágenes insólitas como el Cea en Almanza, donde nunca habían llegado a ver tapados los ojos de su puente romano. También en Morgovejo contemplaron cómo las alpacas de paja de un vecino flotaban por el agua de un Cea que llevaba una fuerza inusitada en la zona. En Villarrabines, por el miedo de la situación, los vecinos se movilizaron para mover tierra y poner zanja al cercano Esla evitando así que entrase a sus calles. La carretera que une Valencia de Don Juan con Toral de los Guzmanes tuvo que ser cortada al tráfico rodado porque a ella llegó también el Esla como lo hizo a la vía que une Villalobar con Cabreros del Río. La madrugada fue agitada también en la capital leonesa, donde Bomberos y Servicios de Emergencia se afanaron en resolver las incidencias que había dejado una noche de viento e incesantes lluvias. Y en Sahagún el Ayuntamiento emitió un bando poniendo en conocimiento de sus vecinos el cierre temporal de las bombas de suministro de agua potable. En Castrocontrigo tuvieron que evacuar una residencia de ancianos por la inundación de las instalaciones.

Estas fueron algunas de las situaciones que este viernes se han vivido en la provincia leonesa donde el 1-1-2 recibió 185 incidencias y donde se mantiene el nivel 2 de alerta del Plan de Protección Civil ante el Riesgo de Inundaciones en la Comunidad Autónoma de Castilla y León (Inuncyl). Aunque los cauces de León están a la baja, el fin de semana «la lluvia vuelve con menos intensidad pero sí habrá vientos intensos, que pueden provocar otros problemas como caídas de árboles y hay que estar prevenidos y con precaución», explicó este viernes el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones. La zona sur será la más afectada, con mayores picos en los cauces de los ríos y una previsible anegación de zonas llanas. El fin de semana habrá dificultades pero esperemos que no haya ninguna desgracia personal», señaló coincidiendo así con el deseo de quienes aún miran a los cauces con temor.
Volver arriba
Newsletter