Publicidad
Los espíritus vuelven a latir en la mina

Los espíritus vuelven a latir en la mina

EL BIERZO IR

Uno de los retratos de Pablo García García, en los vestuarios de la mina. | D.M. Ampliar imagen Uno de los retratos de Pablo García García, en los vestuarios de la mina. | D.M.
D.M. | 11/07/2020 A A
Imprimir
Los espíritus vuelven a latir en la mina
Arte Reflexiones en torno al carbón, la vida, la muerte o los límites de la estructura social componen la exposición artística 'Instala 1.0' que se inauguró con gran éxito en Fabero
El Pozo Julia de Fabero se instala en el arte con una exposición llamada precisamente 'Instala 1.0', impactante e innovadora con la que el Instituto Leonés de Cultura (ILC) quiere resaltar la obra de artistas leoneses. "Es la primera, después del confinamiento, por el momento dudamos si se iba a poder llevar a cabo algún tipo de programación y estamos muy felices de poder retomar la temporada", declaró en la inauguración el diputado de Cultura Pablo Presa. 

La llamativa  colección  de obras es un proyecto con el que el "Pozo Julia crece como espacio expositivo y cultural", destacó la concejala y diputada Susana Folla Abad. 16 artistas con cuya obra se trata de representar que "el carbón es el corazón de la mina y cuando se acaba el carbón se acaba la mina, el proyecto, todo el montaje, dialoga con los contenidos de la propia mina" , indicó Luis García Martínez, responsable del Departamento de Arte y Exposiciones  del ILC. "Tenemos la intencionalidad de que en futuros años podamos seguir haciendo intervenciones" en este mismo espacio, tan inspirador para los artistas, reseñó.

En la muestra se usa el exterior, la sala de máquinas, la sala de compresores y vestuarios. Da la bienvenida Gustavo Vega, con su ‘Abismo petrificado’, una roca de mármol sobre carbón que de la bienvenida desde el exterior”reflejando ese abismo de la mina que está ahí”.

‘Desideratum’, de Pablo García, en los vestuarios, “se apropia de imágenes de la iconosfera hasta crear personajes especiales que él sitúa en esas zonas límites de la estructura social” explica Luis García que trata de muestra esos “mineros de carne y hueso, con sus problemas, con sus vidas, más allá de ese mito del minero como hombre bueno, esforzado… aunque esto también sea verdad”.

Más allá, los retratos de santos paganos que buscar "la cultura para salvar esa situación social" de la crisis minera, la primera propuesta al público del grupo  artística Virgenes Paganas formado por la fotógrafa Carmen Coque, el artista plástico y diseñador de vestuario escénico Fran de Gonari, el fotógrafo Marc Green Base y el artista plástico y músico Carlos Luxor. 

Y la sala de máquinas se reserva parra una metáfora sobre la vida y la muerte, con una gran pieza de Amancio González, una obra de Reme Remedios y una creación de Jonás Pérez, entre otros, ya que son muchos los artistas que aportan todo tipo de obras conectadas a un espacio que en otros tiempos poscos lo hubieran catalogado como albergue de arte y cultura.  Entre ellos están Alejandra Santocildes, José Antonio Santocildes, José María Marbán, Nino Cabero, Sonia Díaz o Gabriel Martínez.

El Pozo Julia vueve a colocarse en las entrañas del arte, tras un acto inaugural que contó con gran asistencia de público y con medidas de seguridad. Ahora estará visitable a lo largo del verano con el propósito de no dejar indiferente a nadie.


Volver arriba
Newsletter