Publicidad
Martes, 07 de julio de 2020 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú
Los carros y los pendones se adueñan de la capital

Los carros y los pendones se adueñan de la capital

ACTUALIDAD IR

Alfonso Martínez | 30/09/2018 A A
Imprimir
Los carros y los pendones se adueñan de la capital
San Froilán Miles de leoneses se han echado a la calle para seguir los desfiles tradicionales y la ceremonia de las Cantaderas
Ningún día del año los pueblos de la provincia están tan presentes en la capital. Ningún día León sabe y huele a pueblo como ocurrió ayer. El día grande de las fiestas de San Froilán en la capital leonesa sirvió un año más para demostrar que León es tierra de tradiciones. Buena fe de ello dieron los miles de personas que se echaron a la calle para contemplar en primer lugar la ceremonia de las Cantaderas.

Pasadas las once de la mañana, los tambores anunciaban el inicio del desfile, en el que la sotadera precedía a las cantaderas y a la corporación del Ayuntamiento de León, que se dirigía hacia la Catedral para participar en el tradicional ‘foto u oferta’ sobre si la ofrenda que se hace a la Virgen de Regla como agradecimiento por su intercesión a la hora de conseguir que se suprimiese el tributo de las cien doncellas es obligatoria o voluntaria (todos los detalles sobre la batalla dialéctica se pueden leer en la página 4).

Mientras, a esa misma hora, 285 pendones –procedentes de un total de 190 pueblos leoneses y también de algunas localidades palentinas– se concentraban en la plaza de San Marcos y se izaban de manera simultánea al ritmo del himno de León.

Instantes después, comenzaba el desfile por Gran vía de San Marcos, plaza de Santo Domingo y calle Ancha antes de llegar a la plaza de la Catedral, a cuya verja se ataron todos ellos por segundo año consecutivo –antes el desfile acababa siempre en la plaza Mayor– mientras en el interior se celebraba la misa posterior a la ceremonia de las Cantaderas.

Era justo el momento en que comenzase a rezarse el padrenuestro el fijado por la organización para que se diese la orden de salida del otro gran desfile del día, el de los carros engalanados. Fueron 39 y todos ellos partieron de la carretera de los Cubos antes de pasar también por las inmediaciones de la Catedral y dirigirse en este caso a la plaza del Grano, lugar en el que cada año se entregan los premios.

Las dulzainas y los tambores amenizaron los desfiles de carros engalanados y pendones procedentes de numerosas localidades de la provincia. Botas de vino, embutidos, quesos y trajes regionales formaron parte también de unos actos que despertaron la admiración de los miles de leoneses que se echaron a las calles un año más para disfrutar del día grande de unas fiestas que cada año se consolidan como las principales de la ciudad por su sabor tradicional. El programa de fiestas sigue estos días con bailes regionales y las ferias de la morcilla –en la plaza Mayor hasta el domingo– y de la cerámica y la alfarería –en San Marcelo hasta el jueves– antes de que este miércoles se inaugure en las inmediaciones de San Isidoro el mercado medieval. El jueves será el turno del ‘Come y Calle’ la feria gastronómica de ‘food trucks’ que se instala en el jardín de San Francisco. Ambos eventos se prolongan hasta el domingo. Además, el sábado se celebrará el día de las peñas.
Volver arriba
Newsletter