Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Martes, 19 de marzo de 2019 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú

Lo hacemos todo con la gorra

Lo hacemos todo con la gorra

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 04/12/2018 A A
Imprimir
Lo hacemos todo con la gorra
El inventor vivo más grande que conozco, Sasi el de Mondreganes, cuando le llegan con alguna necesidad que requiere un invento para solucionarla, se queda mirando, reflexiona un rato y cuando intuye por dónde puede ir la solución se rasca la cabeza y dice convencido: «Eso lo hago yo con la gorra».

Y lo hace, aunque lo utiliza realmente no es la gorra sino lo que guarda debajo de ella.

Cuando en medio de días y días de lluvia incesante, el amigo de los tópicos y las conversaciones del tiempo le quita hierro diciendo que «el agua siempre es buena», el paisano de Matueca que está harto de frases que no significan nada le da la vuelta a la gorra y dice sin levantar la voz: «Le digo yo que si fuera buena no caía aquí».

– ¿De dónde saca esa idea, jefe?

– De la gorra.

Pero realmente la había sacado de debajo de la gorra.

Cuando los pastores no tenían con qué entretenerse se dieron cuenta de que llevaban cinto y que agarrados a él podían jugar a luchar. Y otro día vieron que llevaban cacha y boina y haciendo puntería y otras habilidades cayeron en que habían inventado la monterilla.

Las cosas se pueden hacer con la boina y lo de debajo; lo malo es que a cualquier despacho que voy no encuentro a nadie con boina. Y así...
Volver arriba
Newsletter