Publicidad
Las multinacionales que mandan en el Bierzo

Las multinacionales que mandan en el Bierzo

EL BIERZO IR

Impacto de la futura mina. Ampliar imagen Impacto de la futura mina.
Valentín Carrera | 08/03/2021 A A
Imprimir
Las multinacionales que mandan en el Bierzo
Lo pequeño es hermoso [Opinion] Nos gobierna capital extranjero experto en privatizar el agua, el bosque, el aire y el subsuelo, la riqueza natural de todos
¿Quién manda en El Bierzo? La respuesta es sencilla: media docena de empresas de capital italiano, chino, luxemburgués, canadiense, sudafricano, brasileño y noruego.

Un oligopolio de multinacionales extranjeras expertas en privatizar las riquezas que la Naturaleza puso en nuestra tierra; en explotar nuestro patrimonio común —el agua, el bosque, el aire y el subsuelo—; expertas en llevarse el beneficio fuera y dejar tras de sí una estela de contaminación, destrucción y pobreza.

La primera, Endesa, que a costa de cerrar aquí y despedir allá, acaba de ganar en 2020 la friolera de 1.394 millones, ocho veces más que en 2019. Pregúntense cuánto ganó este año el consejero delegado de Endesa, José Botas —y ya les digo yo el dato: 2,8 millones de euros en 2020, un 8,19% más que el año anterior—, y quizás entiendan que esto de la crisis es una tomadura de pelo vertical.

La segunda depredadora en mi lista del Bierzo colonizado es la multinacional brasileña Votorantim Cosmos, que, por nuestra felicidad y bienestar, pretende quemar neumáticos, lodos urbanos y otras basurillas en su cementera de Toral, con la valiosa ayuda de la Junta de Castilla y León. El asunto está en los tribunales, donde el Tribunal Supremo ya ha tumbado dos veces las licencias ilegales de la Junta, y no habrá dos sin tres.

Otros malversadores del aire y del viento son las eólicas, que han puesto su punto de mira en los montes del Bierzo, como Naturgy, Green Capital Power y la recién llegada Statkraft, todas ellas grandes benefactoras del Bierzo.

Naturgy es bien conocida, y quizás le venda a usted a pelo de conejo el kilovatio que el viento de la Cordillera Cantábrica genera gratis. Sus dueños, también muy bercianos, son CaixaBank y Capital Partners, un fondo de Luxemburgo especializado en obras de caridad. Beneficio en 2019: 1.401 millones. Un vertedero de puertas giratorias donde ha sido consejero hasta Felipe González. No hay más preguntas, señoría.
Green Capital Power es una SL interpuesta que ―con un capital mínimo, 10.000€, y sin empleados― pretende vampirizar las zonas naturales más valiosas, sensibles y preciosas de la tercermundista y colonizada provincia de León. En realidad, Green Capital Power es una pantalla administrada por otra SL, propiedad al 100% de Capital Energy Global Assets (¡qué gusto por los nombrecitos!), todas ellas sin empleados, propiedad del exyerno de Florentino Pérez, Jesús Martín Buezas, 24%, y de accionistas desconocidos, 75%.

Statkraft es una empresa estatal noruega, líder en energía eólica, cuyo resultado financiero en 2020 quita el hipo: 3.673 millones de coronas noruegas. Lo que se dice una pasta, que aumentará con los molinillos que pretenden plantar en Barjas y Oencia, ¡por nuestro bien!
El sindiós de las eólicas —que nos venden como transición ecológica y energías renovables, cuando son grandes destructores del medio ambiente, sin escrúpulos— ni es beneficioso ni es sostenible; están en los medios de comunicación cientos de alegaciones de vecinos, comunidades, ecologistas, ganaderos y gentes de bien, escandalizadas por el saqueo y muerte que se nos viene encima, sin que El Bierzo entero salga a la calle a plantarles cara.

Roldán es una acería radicada en Ponferrada, propiedad de la multinacional Acerinox (capital japonés, Banca March y las Koplovitz). Como ven, todo muy berciano, salvo los 285 millones/€ de beneficio declarado por Acerinox, cuyo dividendo se reparten unos pocos accionistas. En 2020, mientras El Bierzo se hundía un piso más “en el sótano de su fracaso”, Acerinox ganó 109 millones de euros más que en 2019. ¡Viva la crisis!

No puede faltar en esta lista siniestra Forestalia, recién instalada en el polígono industrial de Cubillos, donde pretende generar electricidad a base de quemar biomasa, que no serán escobas y sarmientos, sino millones de eucaliptos plantados en grandes extensiones de monocultivo (ya hay alguna en la provincia de Palencia y vendrán más) que desertizarán nuestra comarca.

El saqueo forestal programado por Forestalia —empresarios aragoneses y el capital chino de GEDI, caídos en El Bierzo por amor a nuestra tierra— es posible por la total ausencia de planes de ordenación forestal. El monte de todos es del primero que llega y rotura, o abre pistas para quads, o para cazadores, o para incendiarios. Demasiados culpables y un consejero del asunto llamado Pilatos.

Por último —pero vendrán más atraídas por la impunidad y el dinero fácil—, la canadiense Gold-Quest Mining que pretende (por supuesto, ¡por el bien de los bercianos!) arrasar una extensa zona del centro de la olla berciana con una gigantesca mina de plata, cinc, plomo, y lo que haiga. Las prospecciones a la chita callando ya han empezado entre Toral, Borrenes, Carucedo y Carracedelo, y la cosa pinta muy mal.
En resumen: en El Bierzo gobiernan el Estado italiano dueño de Endesa y el Estado noruego de Statkraft; ordena y manda el capital brasileño en Cosmos y el chino y aragonés en Forestalia; disponen el capital japonés, la Banca March y las Koplovitz en Roldán; y vota en las elecciones el dinero canadiense en la minera Gold-Quest Mining; y el luxemburgués y otros en Naturgy y Green Capital Power. Todos, naturalmente, por amor al Bierzo.
Volver arriba
Newsletter