Publicidad
Las cosas como son

Las cosas como son

OPINIóN IR

11/03/2019 A A
Imprimir
Las cosas como son
La pugna Valencia-León por el Santo Grial nos proporciona un nuevo episodio. Si la Doctora Margarita Torres apostó por la autenticidad del Cáliz de Doña Urraca, de San Isidoro de León, como el vaso sagrado que recogió la sangre de Cristo asaeteado por una lanza en el costado, o en el que bebió en la última Cena (que esa es materia de otra inmensidad), la Doctora Ana Mafé acaba de proclamar que el suyo, el que se exhibe en la Catedral de Valencia, tiene más posibilidades de haber sido el que gozó de esa gracia histórica real. En concreto, un 99,9 de posibilidades para el de Valencia, contra un 33 para el de León, según el llamado «barómetro científico de probabilidad» establecido por un Jean Laplace que vaya usted a saber quién es.

Las leyendas, desde la edad media para acá, continúan vivas, como vemos. Los nazis enviaron a uno de sus capitostes, experto en ocultismos y, después, en asesinar a miles de seres humanos sin piedad, a la abadía catalana de Montserrat en busca de este mismo objeto sagrado, convencidos como estaban que era allí donde se escondía este tesoro de la historia de la humanidad. Un fraile que hablaba alemán les indicó que debían besar a la Virgen Moreneta en su camerino, y el fantoche se negó, no sabemos si por negra, o por virgen, o porque no sabía besar vírgenes. Y, como se ve que tenía prisa por comenzar la Segunda Guerra Mundial, se fue por donde había venido, por el aeropuerto del Prat.

Conocidas las razones que Doña Margarita Torres hace constar en su libro, conozcamos ahora las que la otra doctora, la valenciana Ana Mafé, exhibe en favor de la autenticidad de ‘su’ Grial. 1º La estructura: Proviene del S. I, o del S. II AC. 2º Estudio volumétrico: Tiene una capacidad de 2,5 ‘veritis’ (Medida hebrea). 3º Material: La piedra ‘sardius’ común entre la tribu de Judá. 4º Inscripción: Alude a Jesús en su nombre hebreo en árabe aljamiado. 5º Regla de Laplace: Según el tal barómetro científico tiene un 99,9 pasibilidades de autenticidad. 6º Es hebrea, habla de la regla del amor, y tiene referencias a la tribu de Judá.

En algo parecen coincidir, sin embargo, ambas doctoras, y la valenciana así lo reconoce: en que se trata de un gran reclamo publicitario por el que competir. Y parece cumplirse aquel dicho que se atribuye al indio Jiddu Krishnamurti: «No vemos las cosas como son, sino como somos». Especialistas, historiadores, o vendedores de sueños. El turismo dispone de una rama muy prospera: maneja los mitos a su antojo.
Volver arriba
Newsletter