Publicidad
Las cascadas del Gualtón, un privilegio del Bierzo

Las cascadas del Gualtón, un privilegio del Bierzo

RUTASLEONESAS.COM IR

Ampliar imagen
Vicente García | 14/04/2021 A A
Imprimir
Las cascadas del Gualtón, un privilegio del Bierzo
Ruta de la semana El pueblo abandonado de Carracedo de Compludo, que está siendo recuperado, es el origen de esta ruta sencilla de unos nueve kilómetros que se complica al final

La hoya berciana es una zona privilegiada para el senderismo y las rutas de montaña. El más importante de los senderos, el Camino de Santiago, la cruza de este a oeste siguiendo
la estela de la Vía Láctea. Dos puntos interesantes de dicho camino son el Acebo y Molinaseca. La carretera que sale antes de entrar en el Acebo desde Molinaseca lleva hacia Compludo y también hacia Carracedo de Compludo, un pueblo que fue abandonado por sus habitantes y hoy esta siendo recuperado, lugar de partida de la ruta que se presenta, en cuya entrada existe un aparcamiento amplio para todo tipo de vehículos y con bastante capacidad.

Desarrollo de la ruta


La ruta es muy sencilla, aunque en la parte final se complica, por lo que si se va con niños pequeños es importante tener mucho cuidado para evitar accidentes. Se parte de la localidad de Carracedo de Compludo y es preciso internarse en la calle principal del pueblo, pasar delante de su iglesia y seguir el camino a la izquierda cruzando el arroyo por un puente, para encontrarnos los restos de un antiguo molino con una fuente adosada y varios hermosos tejos, llegando después a un cruce señalizado donde se inicia el camino de
la cascada. El camino es largo y discurre entre matorral y escobas, cruzando varios arroyos que dan frescor a la ruta en caso de hacerla un día cálido de verano.

Se va viendo la parte del arroyo de carecido con fuerte pendiente, aunque el camino mantiene un nivel que no requiere fuertes subidas ni bajadas en esta parte del trayecto. Al final se gira a la izquierda en un punto señalizado por un cartel, iniciando un descenso en principio suave, que, poco a poco, se hace más complicado por la presencia de rocas y piedras sueltas que dificultan el paso.

Mirador y cascada


A mitad de camino existen unas rocas que forman un excelente mirador. Se continúa descendiendo para llegar por fin a la cscada que parece tener una altura considerable, entre 30 y 40 metros, altura que hace que muchas personas consideren que es la cascada más alta del Cierzo.

Se asciende de nuevo hasta el cruce y, si se desea ir a la segunda cascada, se toma nuevamente el camino del arroyo, en la parte superior de la cascada, ascendiendo a través del cauce cuidando no perder el sendero, internándose en el bosque de la derecha para superar algunos problemas en el cauce del arroyo hasta llegar a la siguiente cascada situada mas arriba, que sin ser tan alta como la anterior si es bastante bonita. Se regresa por el mismo camino.
Volver arriba
Newsletter