Publicidad
'La vuelta al Bierzo en 80 horas': reconocida fuera, olvidada en casa

'La vuelta al Bierzo en 80 horas': reconocida fuera, olvidada en casa

EL BIERZO IR

Un pasaje berciano desde  una de las sendas de ‘La Vuelta al Bierzo en 80 horas’. | ISIDRO CANÓNIGA Ampliar imagen Un pasaje berciano desde una de las sendas de ‘La Vuelta al Bierzo en 80 horas’. | ISIDRO CANÓNIGA
Diana Martínez | 18/09/2017 A A
Imprimir
'La vuelta al Bierzo en 80 horas': reconocida fuera, olvidada en casa
Sociedad La iniciativa despierta el interés de expertos de fuera de la comarca, pero aún aguarda el respaldo de instituciones y entidades locales
Recorrer el Bierzo puede llevar 80 días, 80 semanas, 80 meses e incluso 80 años y siempre quedarán cosas nuevas por descubrir, pero el ingeniero forestal y profesor de la Universidad de León, Alfonso Fernández Manso, ha trabajado a fondo para que pueda hacerse un interesante recorrido por la periferia de la comarca en 80 horas.

‘La vuelta al Bierzo en 80 horas’ es el proyecto de desarrollo turístico integral en el ámbito rural más completo que existe actualmente. Está impulsado desde la Universidad de León y diseñado y desarrollado por el propio Alfonso Fernández Manso, con Óscar Fernández Manso a cargo de la cartografía e Isidro Canóniga de la fotografía y supone un recorrido circular por el contorno montañoso del Bierzo, uniendo pueblos y lugares de interés patrimonial, paisajístico, cultural o ambiental.

Pese a no haber tenido todavía el apoyo y la implicación de las instituciones de la comarca, la iniciativa ha tenido reconocimientos internacionales, como el de la Organización Mundial de Turismo, que la ha incluido en sus proyectos de ‘2017 Año Internacional del Desarrollo de Turismo Sostenible’. Además, la iniciativa ha despertado interés entre especialistas y amantes de la montaña de fuera del Bierzo que están dispuesto a aprovechar el proyecto para conocer la comarca.

Un ejemplo es el del Club de Montaña San Agustín de León, que es una de las entidades que se ha interesado a fondo por el proyecto y ha planteado un viaje mensual de forma continuada desde este otoño para poder completar La Vuelta al Bierzo. Uno de los impulsores de este club, Miguel Ángel Estrada, explica que «cuando vi a través de la prensa la iniciativa, me pareció buenísima. Para muchos leoneses el Bierzo es una zona muy desconocida, muy bonita y ojalá se vieran más proyectos así. Es herencia de ese otro proyecto de La Mirada Circular que ya estaba realmente bien, pero nos ha llamado mucho la atención como está documentado el proyecto, todos los detalles que ofrece la página web, la señalización… nos parece algo perfecto para poder recorrer y conocer las montañas y los pueblos del Bierzo», explica.

El Club de Montaña San Agustín es un colectivo de aficionados al monte y el senderismo que pertenecen a la comunidad escolar del Colegio San José Agustinas de León y que mueve a unas 300 personas que participan de forma continuada en sus diferentes actividades.

Para el profesor Fernández Manso, el hecho de que especialistas en montaña se interesen por el proyecto, «es muy gratificante, un reconocimiento, que parece que en la propia comarca no ha tenido aún».

Es esta inquietud que despierta fuera la que le hace esperar aún el interés y el apoyo de las propias instituciones de la comarca como los ayuntamientos por los que pasan las rutas, el propio Consejo Comarcal o las delegaciones territoriales de administraciones superiores.

Y es que el profesor plantea una reflexión en torno al proyecto y al desarrollo del Bierzo rural en general que da que pensar en la necesidad de sean los propios bercianos los primeros en apostar por su territorio para impulsarlo. «La primera aproximación a la comarca del Bierzo es contradictoria: una cautivadora y extraña geografía, un precioso panorama óptico, una mirada circular que da unidad y singulariza este territorio del resto de los espacios del planeta. Pero a medida que la mirada se objetiva, se comprueba como las montañas que acotan y circundan el Bierzo tienen grandes problemas socioeconómicos que se expresan en una pérdida imparable de su población, de su capital humano. Y consecuentemente una importante degradación relacionada con el abandono que tiene su máxima expresión en los incendios forestales», apunta Fernández Manso.

La gran pregunta que en su día los investigadores de la Universidad de León se hicieron para formular el proyectos como en su día ‘La Mirada Circular’, respaldada por Ciuden y después abandonado; o ahora su heredera, ‘La Vuelta al Bierzo en 80 horas’ fue: ¿es posible recuperar el capital humano de las montañas del Bierzo y salvar sus pueblos del abandono?

La Organización Mundial de Turismo (OMT) ha celebrado este 2017 el Año Internacional de Desarrollo del Turismo Sostenible y se ha propuesto demostrar en 2017 el turismo bien enfocado «puede ayudar a conservar el medio ambiente, contribuir al mantenimiento de los núcleos rurales y luchar contra la despoblación». Y la OMT ha incluido a ‘La Vuelta al Bierzo en 80 horas’ entre las iniciativas Mundiales que cumplen con este objetivo.

«No sólo la OMT, también prensa especializada y organizaciones vinculadas a la conservación y desarrollo rural lo han considerado como transcendente para las zonas rurales de la periferia de la comarca. Su efecto socioeconómico sería fácil de entender si observamos el papel positivo que tiene por ejemplo el Camino Santiago por las zonas rurales por las que pasa. Si los problemas de todos los pueblos por los que pasa ‘La Vuelta al Bierzo en 80 horas’ son comunes, las soluciones deberían de encontrarse coordinando esfuerzos, creando un proyecto de desarrollo conjunto».

Así nació la idea cuyo núcleo central es una ruta turística que recupera 10 caminos temáticos que, a lo largo de 330 kilómetros, recorren todo el perímetro de esta comarca. La ruta pasa por 58 pueblos de 19 municipios como Balboa, Burbia, Colinas del Campo, Peñalba de Santiago, Médulas o Compludo. «Un territorio que rebosa patrimonio natural y cultural reconocido como Patrimonio de La Humanidad o Reserva de la Mundial de la Biosfera. Si Julio Verne hubiera conocido el Bierzo sin duda habría propuesto el viaje extraordinario como el que propone la ‘La Vuelta al Bierzo en 80 horas’», defiende Manso.

Por eso, ‘La Vuelta al Bierzo en 80 horas’ pretende convertirse en un potente polo de atracción de visitantes, «una llamada para viajeros y turistas que buscaran algo diferente, alejado del turismo de masas».

Para ello la Universidad de León ha realizado un sofisticado esfuerzo tecnológico que ha cristalizado en la creación de la potente plataforma web, www.lavueltaalbierzoen80horas.org. Que ya ha sido calificada por prestigiosos especialistas internacionales como «una iniciativa única en Europa de senderismo y desarrollo socioeconómico».
Ya sólo falta ahora que reciba el apoyo de las instituciones comarcales y regionales. Apoyo económico para poder editar folletos informativos, actos de difusión y promoción en los escaparates turísticos oportunos, o ayuda a la conservación de las sendas, serían algunas de las cuestiones en las que podían respaldar la iniciativa, que ya está plenamente desarrollada, y a la espera de un empujón.
Volver arriba
Newsletter