Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

La trama se nutría de información privilegiada y pliegos a medida

ACTUALIDADIR

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo durante los registros de la Operación Enredadera. | ICAL Ampliar imagen El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo durante los registros de la Operación Enredadera. | ICAL
D.L.M. / I.H. | 01/08/2018 A A
Imprimir
La trama se nutría de información privilegiada y pliegos a medida
Sumario Enredadera Los investigados lograban incluso la renuncia de adjudicatarias, a las que luego subcontrataban por comisiones
Para lograr la adjudicación de contratos para las empresas en la Operación Enredadera, los miembros de la trama cumplían diferentes papeles o roles. A través de intermediarios y conseguidores, con contactos e influencias con cargos públicos y políticos, conseguían información privilegiada antes de que los concursos fueran publicados.

En las numerosas conversaciones transcritas en el sumario, los investigados hacen referencia a futuros concursos de obras públicas, de gestión de los sistemas de control del tráfico, e incluso de suministros de luminarias, que han sido previamente comunicados desde dentro de la Administración licitadora. Ello, acompañado de los detalles del proyecto en cuestión, favorecía la rápida y eficaz presentación de una oferta que encaje perfectamente con las exigencias del licitador.

En el caso de que los concursos fueran "a puto precio", la trama conseguía antes de su publicación oficial información privilegiada sobre el importe para presentar la oferta más ventajosa. Incluso cuando alguna empresa ajena a la trama ganaba el contrato, los investigados operaban para hacerse con él en una segunda licitación.

"Se evidencian los amaños para alterar la licitación" y conseguir que la adjudicataria renuncie y sea atribuida a Gespol SL al ser la segunda oferta más ventajosa, contratando a la primera "como subconstratista" Es el caso de San Andrés del Rabanedo, donde según los oficios policiales que obran en el sumario, el contrato de control de los radares lo gano una empresa leonesa “al haber presentado una oferta temeraria”. Sin embargo, "se evidencian los amaños para alterar la licitación" y conseguir que la adjudicataria renuncie y sea atribuida a Gespol SL al ser la segunda oferta más ventajosa, contratando a la primera "como subconstratista, y concederles un precio de lo facturado al consistorio".

Para los concursos con más de un criterio de adjudicación, los elementos de la trama corrupta maniobraban para que se incluyeran en los pliegos determinadas requisitos que sólo podrían cumplir sus empresas, previamente preparadas para ello. “Estos favores, tanto en cuanto a la entrega de los pliegos, su modificación y adaptación, la posibilidad de realizar previos estudios […] y garantizar la redacción de las propuestas y contratos ad hoc, incluso antes de que salga el concurso público, se ganan con comisiones, mordidas y tratos de favor o influencias”, apuntan los investigadores.

Los diversos oficios policiales que constan en el sumario de la Operación Enredadera exponen el modus operandi de la trama corrupta de amaño de contratos de las Administraciones públicas que ha llegado a ayuntamientos, mancomunidades y otros organismos de la provincia de León.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle