Publicidad
La siega también es arte en Valdeburón

La siega también es arte en Valdeburón

LNC VERANO IR

Lo que comenzó como un taller infantil se ha convertido en toda una galería de arte al aire libre. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Lo que comenzó como un taller infantil se ha convertido en toda una galería de arte al aire libre. | MAURICIO PEÑA
Estefanía Niño | 11/08/2021 A A
Imprimir
La siega también es arte en Valdeburón
Arte Las bolas de hierba que ocupan los prados durante el verano se han convertido en una galería de arte a través de un taller de pintura
En los meses estivales, los pueblos varían su paisaje. Días soleados, gentío en sus calles y las balas de hierba que adornan los campos tras las labores de la siega típicas de esta época. En el Valle de Valdeburón han decidido darle otra mirada a estas balas, convencidos de que el arte y lo hermoso puede estar incluso en las cosas más pequeñas y cotidianas. Es por ello que la Casa del Parque de Valdeburón y los municipios de Acebedo, Burón y Maraña pusieron en marcha un taller de arte en bolas de hierba con un doble objetivo: activar la vida cultural y social del municipio en verano y poner en valor el entorno y el atractivo de los pueblos.

Lo que no imaginaban era la respuesta y el resultado, y es que la gente de todo este valle, incluso de algunos pueblos que no pertenecen al Valle de Valdeburón como tal, se volcó y participó, dejando como resultado verdaderas obras de arte, mucho trabajo y dedicación que hacen que estas originales balas de hierba sean dignas de visitar. Los municipios también se volcaron con la iniciativa, aportando ayuda económica para la compra delos materiales. A ello, se ha sumado la paciencia, la buena mano y sobre todo la creatividad de los participantes para encontrar algo único partiendo de lo cotidiano.

La concejala de Cultura, Cristina Vela, explicaba a este periódico que la respuesta de la gente superó todas las expectativas. «La idea era hacer grupos, que la gente sociabilizara porque en los pueblos siempre hemos sido todos muy ‘piña’, y hacer algo diferente. La verdad es que estamos muy contentos, empezó como algo para hacer con niños y han participado jóvenes de entre 18 y 30, mamás con sus hijos, gente más mayor… Hemos llegado a hacer grupos con distintos barrios, intercambiado visiones…».

El imaginario creado en estas balas de hierbas es amplio, y contempla todo tipo de diseños como las letras del nombre del pueblo de Cuénabres, paisajes, fauna local, el cosmos, flores, fauna marina, las flores del capilote, dibujos abstractos, personajes Disney e incluso los traviesos Minions, son algunas de las propuestas. Color, muchas ganas, y una nueva mirada para que vecinos y visitantes disfruten de toda una galería de arte al aire libre y en plena montaña leonesa.
Volver arriba
Newsletter