Publicidad
La Semana Santa no levanta el turismo: a mitad de precio y ocupación a un tercio

La Semana Santa no levanta el turismo: a mitad de precio y ocupación a un tercio

ACTUALIDAD IR

Datos sobre cómo ha arrancado el turismo en la provincia en 2021. | L.N.C. Ampliar imagen Datos sobre cómo ha arrancado el turismo en la provincia en 2021. | L.N.C.
Víctor S. Vélez | 24/03/2021 A A
Imprimir
La Semana Santa no levanta el turismo: a mitad de precio y ocupación a un tercio
Turismo El comienzo de 2021 deja una caída de casi el 80 por ciento en los viajeros que llegan a León y solo una campaña estival fuerte, sin reservas por ahora, podría salvar el año para el sector
Como sucede con casi todas las historias, no es como empiezan sino cómo terminan. 2021 prometía ser el año de la recuperación para el sector turístico pero, por el momento, no hay demasiadas razones para el optimismo. El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó este martes los datos de la Coyuntura turística hotelera actualizados a los dos primeros meses del año, los cuales registran una caída del 77,9 por ciento en el número de viajeros que llegaron a la provincia de León con respecto a enero y febrero de 2020.

De este modo, 17.273 turistas llegaron a León entre enero y febrero, por los 78.045 que lo hicieron el pasado año, justo antes de la irrupción de la crisis sanitaria. Una pandemia que, según el INE, en un año se ha cobrado 80 alojamientos en la provincia y ha destruido más de 400 empleados en el sector.

Después de este principio de año tan desalentador, la Semana Santa tampoco levantará al turismo. Desde la Unión Hotelera de León asegura que la ocupación para la próxima semana se sitúa entre el 30 y el 40 por ciento y que las tarifas están "a la mitad" que en un 'año normal' para las mismas fechas. "Es una Semana Santa atípica y, con las procesiones suspendidas, no hay el reclamo de otros años. Con las restricciones de movilidad entre comunidades autónomas estamos condenados a otra Semana Santa regular tirando a mala", destaca el presidente Manuel García.

Con unas reservas que rondan el tercio de las plazas disponibles, el hospedaje se está pagando "por debajo del precio de un día normal". La ocupación sube ligeramente, aunque sin llegar al 50 por ciento, para Jueves Santo y Viernes Santo y los hoteles que han decidido que les compensa abrir ofrecen habitaciones "por 50 o 60 euros", cuando en condiciones normales habrían pedido "entre 100 y 120 euros".

Por el momento, sí que se han visto aumentadas las reservas de ciudadanos vallisoletanos, burgaleses o salmantinos con respecto a otros años, pero el sector todavía tiene miedo a que pueda producirse un endurecimiento de las restricciones por el temor a una cuarta ola de Covid. "Todavía tenemos dudas de que se prohiba moverse entre provincias y que caigan las reservas a cero", lamentan desde la Unión Hotelera.

El alojamiento rural, más optimista


Algo más halagüeñas son las previsiones en el turismo rural. Desde la Asociación Leonesa de Empresarios de Turismo Rural (Aletur) consideran que «hay movimiento» de reservas entre viajeros leoneses y del resto de la comunidad. El principal problema para el presidente de Aletur, Pedro Flecha, se encuentra en las restricciones de ocupación que provocan que para algunos negocios no sea rentable abrir.

Por el momento, los alojamientos rurales de Picos de Europa y de El Bierzo están teniendo unos niveles altos de reservas. Por su parte, desde Aletur consideran que hay zonas que está costando más llenar, como el sureste de León o la Maragatería.

Jesús del Río, empresario del sector del alojamiento rural en la provincia, considera que las pequeñas casas rurales viven "un momento de bonanza", pero que el límite de cuatro plazas está afectando a muchos de sus compañeros. También la falta de control al intrusismo. "A nosotros nos hacen inspecciones y a los que están de ilegales nada y están metiendo a 14 personas que hacen fiestas sin control. Los que lo hacemos bien estamos pagando el pato", valora Del Río.

Incertidumbre ante el verano


Desde el sector hotelero y el resto de ámbitos vinculados al turismo consideran que salvar 2021 pasa por una fuerte campaña estival. Sin embargo, de momento las reservas son mínimas y los clientes "están esperando a última hora" ante la gran incertidumbre que genera la pandemia. "Dependemos de la vacunación y que se pueda medio salvar el verano. Si no es así, si el estado de alarma se prorroga, se avecina fastidiado", valora Manuel García.

La próxima fecha que tienen rodeada en rojo todo el sector es la del 9 de mayo, día hasta el cual está vigente el estado de alarma. "Estamos con esperanza y ansiosos de que no haya otra prórroga del estado de alarma porque si finalmente dura hasta el 25 de octubre nos haría polvo", añaden desde la Unión Hotelera.

Críticas a la "incoherencia" de algunas restricciones


En los delicados momentos que están atravesando, los profesionales del sector turístico de León no comprenden la "incoherencia" de las medidas para frenar la expansión del Covid. De este modo, desde la Unión Hotelera de León critican que se sea imposible moverse entre comunidades pero que se permitan los viajes internacionales. «No tiene sentido ninguno que puedas ir de Palma de Mallorca a por Alemania pero no directamente. Tampoco que puedan venir de Alemania o de Punta Cana, pero no del País Vasco o de Madrid», señala su presidente, Manuel García.

Según los datos publicados este martes por el INE, 1.280 viajeros procedentes del extranjero llegaron en enero y febrero a la provincia pese a las restricciones provocadas por el Covid. De este modo, tanto desde la Unión Hotelera de León como desde Aletur piden "mayor coherencia" en las medidas para evitar situaciones como que puedan llegar viajeros internacionales pero no otros de comunidades limítrofes.
Volver arriba
Newsletter