Publicidad
La plantilla de Vestas fija el 16 de julio como fecha límite previa a la huelga indefinida

La plantilla de Vestas fija el 16 de julio como fecha límite previa a la huelga indefinida

ACTUALIDAD IR

Una protesta de la plantilla de Vestas contra el ERE del 2012. | ICAL Ampliar imagen Una protesta de la plantilla de Vestas contra el ERE del 2012. | ICAL
D.L. Mirantes | 27/06/2018 A A
Imprimir
La plantilla de Vestas fija el 16 de julio como fecha límite previa a la huelga indefinida
Laboral Los trabajadores acuerdan en las asambleas realizar paros de dos horas desde mañana para presionar y tratar de reducir el cierre de líneas y de despidos
Los trabajadores de la fábrica de Vestas de Villadangos del Páramo realizarán paros de dos horas en todos los turnos a partir de mañana como medida de presión ante la intención de la multinacional danesa de aerogeneradores de trasladar tres de las cuatro líneas a factorías chinas. La deslocalización supondría el despido de cerca de 180 eventuales –contratados a través de la empresa de trabajo temporal Manpower– y de una parte de los fijos. En el peor de los escenarios se ha llegado a plantear la posibilidad de que la plantilla se reduzca hasta los 120 efectivos, después de haber alcanzados cotas de empleo de más de 700 empleados.

La decisión de parar llega después de que los trabajadores celebraran diferentes asambleas para establecer una estrategia ante la falta de diálogo con la dirección de la empresa. Los representantes legales de la plantilla han pedido reiteradamente un plan de viabilidad que la empresa no ha presentado en ningún momento. Ante esta falta de comunicación, los trabajadores han planteado un calendario de paros y concentraciones a las puertas de la factoría leonesa para tratar de forzar a la empresa a reconsiderar sus posturas en el conflicto laboral.

Vestas justifica la deslocalización en base a criterios estrictamente económicos, ya que la planta ha contado con importantes inversiones  El nivel de protesta irá en aumento, a la espera de alguna reacción por parte de la empresa, que justifica la decisión de la deslocalización en base a criterios estrictamente económicos, ya que la planta leonesa ha contado con importantes inversiones y ha sido una de las principales factorías del grupo danés. Para los días 10 y 12 de julio ya están previstas jornadas completas de paros y a partir del 16 de julio la huelga se haría indefinida. Desde la plantilla reclaman también el apoyo de la sociedad leonesa para tratar de preservar la actividad de uno de los principales motores de la economía local por nivel de empleo, contratación con empresas auxiliares y volumen de exportación, entre otras cuestiones.

Además, una representación de los trabajadores se reunirá hoy con personal de la Consejería de Economía de la Junta para valorar soluciones que partan de la Administración autonómica, que desde la llegada de Vestas a León ha apoyado su actividad en Villadangos del Páramo con ayudas económicas e industriales. Esperan que al menos, la Junta pueda servir de interlocutor.
Volver arriba
Newsletter