Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
La Peña Grachera: un paseo por Babia

La Peña Grachera: un paseo por Babia

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Vicente García | 02/08/2019 A A
Imprimir
La Peña Grachera: un paseo por Babia
La ruta de la semana Una ruta sencilla con una subida a una de las cumbres que domina la comarca de Babia
La comarca babiana es un enclave singular al que se puede ir en cualquier momento y que ofrece singulares paisajes al visitante. Desde los valles o desde las altas cumbres, desde las lagunas o desde los pedreros, Babia siempre impacta por su singular belleza.

Y uno de los personajes que difunden esta belleza babiana a través de su obra en Manuel Sierra, quien ha realizado numerosas obras de paisajes o interiores de la comarca y son para el viajero la bienvenida al llegar o despedida al marchar de tan hermosas tierras, el mismo Sierra que estos días expone sus piezas en cuatro salas de la geografía leonesa y que ha expuesto antes en Riolago de Babia.

Esta ruta puede realizarse de modo sencillo sin subir a la Peña Grachera, llegando al lago, siguiendo hasta la localidad de Lago de Babia y volviendo a Piedrafita. La subida a la Peña es para los más atrevidos.

Desarrollo de la ruta

Comienza la ruta en la localidad de Piedrafita de Babia, bien al lado de la fuente, bien en el área recreativa del Monte Carcedo, desde donde sale un camino hacia el mismo monte, un pinar muy hermoso y bien cuidado por los habitantes del lugar. El camino sube hasta la zona de los Carcabones, bajo el Alto del Cuerno, desde donde se toman los senderos que entre las escobas se dirigen hacia la base de Peña Larga, saliendo del pinar entre árgumas, por lo que conviene llevar pantalones largos, para ir bordeando las faldas de la Peña citada, superando un resalte rocoso para caminar por la ladera hacia un paso que baja a la Laguna Grande.

Es importante encontrar el paso que se ve perfectamente si hay hitos, y si no hay que fijarse en la continuidad tras una bajada un poco complicada entre la roca, sobre todo si hay mal tiempo. Como luego hay que bajar, también es posible bordear la roca por la parte más baja sin ascender ningún resalte.

Tras el paso de las rocas el camino desciende hasta la Laguna Grande, que hay que bordear hacia el oeste y cuando se da la vuelta se toma una valleja de subida hasta una loma desde donde se ve el valle contiguo y sobre él la Peña Grachera, objetivo de la ascensión que ha comenzado. Se continúa subiendo por la loma hasta llegar a las Chamonas, una zona más suave desde donde se comienza a atacar la primera parte de la Grachera, que es un largo praderón que se sube con poca dificultad hasta llegar a un gran hito y desde allí se siguen distintos senderos en zig zag para mitigar el desnivel.

Al final se accede a un canalillo con pedrero en su base, que se cruza para comenzar una ascensión un poco más expuesta con roca descompuesta y fuerte desnivel. Pasado este resalte rocoso se camina hacia el este por un terreno llano y pedregoso para acceder de nuevo a otro resalte más suave que el anterior que acaba en una cuesta fuerte con cresta larga que es la cumbre, que durante unos cuantos metros tiene una altitud similar, aunque la cuesta hacia el norte es fuerte, pero se puede andar, mientras que hacia el sur son caídas más verticales y, excepto un montón de piedras en un lugar que no parece ser el más alto, no hay nada que indique que el caminante se encuentra en la cima, pero así es.
La vista es excelente. La Crespa al este lo domina todo, y hacia el norte la Cueta y las montañas que la rodean como Peña Chana en la sierra de los Chaguezos, Peña Salgada, los Picos Blancos, los Años y el Montihuero.

Hacia el oeste destaca la Orvia, el Cornón y el Muxivén y hacia el sur se ven los hermosos valles de Babia detrás de Peña Larga.

Continuando la cresta se llega a una pequeña pradería desde donde se comienza a descender en dirección Este, una bajada en principio cómoda que se complica un poco más adelante en una fuerte cuesta pedregosa hasta salir a una zona menos pindia que baja al valle donde hay dos posibles salidas. La de la derecha es más directa pero más empinada y baja hacia el camino de Lago, mientras que la de la izquierda es más cómoda y se nota que en un tiempo pasado era un camino por el que se podía circular en caballerías. Baja entre las rocas y al llegar a unas praderas se gira a la derecha para descender hacia la localidad de Lago de Babia, donde se llega por senderos y caminos, para andar unos metros por la carretera, pasar el potro de herrar y seguir por el primer camino a la derecha entre árboles, que antes de llegar a los prados se toma otro camino a la derecha, para no ir por los prados, que se sigue hasta antes de llegar a la carretera donde se continúa por la derecha de una valla, yendo por el sendero que sube ligeramente hacia la parte alta de Piedrafita, sin dejar el sendero, cruzar un arroyo entre la arboleda y salir a la localidad para llegar al punto de partida donde se puede dar por finalizada la ruta.
Volver arriba
Newsletter