Publicidad
La normativa del tren-tranvía de Feve acumula un año de bloqueo

La normativa del tren-tranvía de Feve acumula un año de bloqueo

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Alfonso Martínez | 18/07/2022 A A
Imprimir
La normativa del tren-tranvía de Feve acumula un año de bloqueo
Fomento Se cumple un año desde que se cerró el periodo de alegaciones del real decreto que debe guiar la circulación y las características de los convoyes en el nuevo tramo urbano de Feve
Se anuncia para este verano la inauguración, por fin, del tranvía de la Bahía de Cádiz, que ya se encuentra en pruebas y que se pondrá en servicio para los ciudadanos después de casi dos décadas de obras y una de retraso con respecto al primer plazo fijado.

Pero parece que esta vez sí será la buena y que se culminará el proyecto mientras en León seguimos sin atisbar en el calendario una fecha para la culminación de la integración de Feve a través de la circulación del tren-tranvía entre el apeadero de La Asunción y la estación de la avenida Padre Isla.

La obra civil está concluida desde hace ya más de cuatro años –mayo de 2018– y el paseo peatonal acaba de ser cedido al Ayuntamiento de León con evidentes signos de deterioro. Dicha obra había comenzado en septiembre de 2011 tras el corte del tráfico ferroviario de la línea de ancho métrico en su acceso al centro de la capital leonesa y la planificación marcada entonces establecía para principios de 2013 la puesta en servicio del tren-tranvía.

La primera piedra en el camino de la integración de Feve fue el cambio de color en el Gobierno de España, que llevó a la supresión de los ramales previstos al Hospital y la Universidad y de la electrificación del trazado.

Pero el principal obstáculo para la recuperación del servicio ferroviario hasta el centro de León ha sido la seguridad. Y ello fue así como consecuencia del grave accidente ferroviario que se produjo en el año 2013 en Santiago de Compostela. La obra estuvo paralizada un año y medio. Fue en diciembre de 2014 cuando las máquinas dejaron de trabajar a la espera, según se explicó entonces desde el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) de que se redactase un nuevo proyecto sobre seguridad y señalización para la infraestructura, además de una normativa que regulase de manera específica la circulación del tren-tranvía.

Y el 16 de junio de 2016 –diez días antes de las elecciones generales celebradas aquel año– se reiniciaron los trabajos para completar la plataforma, algo que sucedió en mayo del año 2018 después de numerosos retrasos.

Sin embargo, la normativa sigue sin estar lista. Su redacción se encargó hace ya más de cinco años. Fue el 7 de abril de 2017 cuando la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria impulsó una encomienda de gestión a la empresa pública Ineco (Ingeniería y Economía del Transporte) para hacer un análisis de riesgos, una identificación de requisitos esenciales y un desarrollo normativo para la circulación tranviaria en tramos de la Red Ferroviaria de Interés General. Se trata en definitiva de fijar las características que deben tener las instalaciones fijas, el material rodante, las intersecciones y las señalizaciones de las plataforma tranviarias como la que se ha construido para Feve en su acceso al centro de la capital leonesa, además de establecer el régimen de circulación de los convoyes.

El resultado de esa encomienda de gestión aparecía en un extenso informe fechado el 11 de junio de 2018. Meses más tarde, en septiembre de ese mismo año, fuentes de Adif explicaban a este periódico que los trabajos para el desarrollo de la normativa ya habían concluido y que se ultimaba la «redacción y validación» de un real decreto que debería aprobarse para que pudiese ser efectiva. Sin embargo, no fue hasta dos después de que finalizase aquella primera fase, es decir, hasta junio de 2020, cuando volvió a haber novedades al respecto. Fue entonces cuando se impulsó una consulta pública previa sobre el proyecto del real decreto que articularía la circulación del tren-tranvía.

Tras esa consulta y la incorporación de las propuestas, comenzó la fase de elaboración de un estudio informativo que fue sometido a información pública hace más de un año.
Y nada se ha sabido desde entonces, por lo que la normativa acumula un año de bloqueo. Cabe recordar en todo caso que el real decreto deberá pasar consulta en el Consejo de Estado y posteriormente recibirá el visto bueno definitivo en el Consejo de Ministros.

Y no será hasta que esté culminada la normativa cuando se podrá licitar la adquisición de los trenes-tranvía, que deberán adaptarse a los requisitos técnicos que en ella se establezcan. Si al proceso de contratación el sumamos el tiempo de fabricación de los convoyes, podemos concluir que la nueva plataforma de Feve seguirá deteriorándose y sirviendo de paseo a los leoneses durante mucho tiempo.

La urbanización, en marcha

De forma paralela, lo que sí ha logrado al fin salir adelante es la urbanización del entorno de la estación de Feve en la capital leonesa. Tras cinco años de bloqueo, Adif acaba de iniciar los trabajos previos de un proyecto con 2,8 millones de euros de inversión y un plazo de ejecución de diez meses. Se prevé la apertura de dos viales. El primero servirá para prolongar la calle Bilbao hasta enlazar con Padre Isla después de pasar al lado de Espacio Vías. Mientras, el segundo vial sería paralelo a la calle Renueva y uniría Padre Isla con Ramón y Cajal. En este sentido, será necesario derribar el muro que separa esta calle de los terrenos de Feve, concretamente de la zona donde se encontraba la casa del guarda. A priori, cuando se haya ejecutado, cambiará el sentido de circulación de Renueva. También habrá 10.000 metros cuadrados de zona verde, aunque la mitad serán edificables en el futuro.
Volver arriba
Newsletter