Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

La ‘lógica borrosa’ de una muestra que aúna el drama y la belleza

La ‘lógica borrosa’ de una muestra que aúna el drama y la belleza

CULTURAS IR

Imagen de vídeo
Joaquín Revuelta | 30/01/2019 A A
Imprimir
La ‘lógica borrosa’ de una muestra que aúna el drama y la belleza
Fotografía ‘Mujeres en conflicto’ inicia su singladura por la comunidad en el Museo de León, donde el fotoperiodista JM López estuvo arropado en la inauguración por representantes de la Junta de Castilla y León, la Fundación Jesús Pereda de CCOO y Caja Rural
La exposición temporal e itinerante ‘Mujeres en conflicto’, del fotoperiodista leonés JM López, ha tenido este miércoles su puesta de largo en el Museo de León con la presencia de representantes de las tres instituciones y entidades patrocinadoras y del director de La Nueva Crónica y comisario de la exposición, David Rubio. Todos ellos han querido arropar al fotógrafo ‘freelance’ curtido en mil batallas, que desde hace una década ha venido informando sobre los grandes acontecimientos que se vienen produciendo en el mundo y muy en especial sobre los conflictos armados acaecidos en países como Siria, Irak, Afganistán, Sudán, Somalia y Ucrania, entre otros. 


La muestra plantea un recorrido, a través de 16 imágenes de gran formato y textos explicativos que aportan una valiosa información sobre el contexto geográfico, histórico, político, social y humano de las mismas, por buena parte de los conflictos bélicos que se dan en la actualidad, teniendo en esta ocasión a las mujeres como eje temático de una muestra fotográfica que refleja el dolor, el coraje y el sufrimiento del mal llamado ‘sexo débil’, y que han sido captados por JM López sin remilgos ni amarillismos.

Mar Sancho, directora general de Políticas Culturales de la Junta de Castilla y León, destacó que las fotografías de López «no son solo retratos de rostros en lugares difíciles sino retratos vitales que no dejan indiferente a quien los contempla», señaló el alto cargo de la Junta, quien aprovechó su intervención para hacer público que la muestra recorrerá las nueve capitales de la comunidad.

El presidente de la Fundación Jesús Pereda de CCOO Castilla y León, José Ignacio Fernández Herrero, que copatrocina la exposición junto con la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta y Caja Rural, ayer representada por Óscar Fernández, recordó que ‘Mujeres en conflicto’ es la tercera exposición de artista que la Fundación lleva al Museo de León tras las dedicadas a la obra gráfica de Manuel Jular y a las marchas mineras fotografiadas por Norberto Cabezas. «Esto da una pista de las cosas que tratamos de impulsar para apoyar a los artistas locales cuya salida hacia fuera a veces no es fácil».

Fernández Herrero explicó que en todo lo que programa la Fundación Jesús Pereda «siempre buscamos un acento social, ético y democrático, además de una perspectiva de género», cualidades que a juicio del presidente de la Fundación reúne la exposición del fotoperiodista JM López, por lo que, reconoció, «ha sido fácil sumarnos a la iniciativa cuando David Rubio y López nos lo propusieron».

Finalizó Fernández diciendo que la muestra de López responde a lo que define como «lógica borrosa», pues contemplando unas fotografías que son dramáticas y conmovedoras uno es capaz de descubrir la belleza.

JM López, el verdadero protagonista de la exposición, cerró el turno de intervenciones reconociendo que las mujeres en zonas de conflicto son doblemente vulnerables, porque aparte de las calamidades que asolan a la población civil ellas se ven expuestas a otro tipo de penalidades como pueden ser la violación, la explotación sexual o el sufrimiento que para una madre representa el hecho de tener algún hijo desaparecido», concluyó el fotoperiodista.
Volver arriba
Newsletter