Publicidad
La Librería Universitaria tendrá su propia ‘terraza literaria’

La Librería Universitaria tendrá su propia ‘terraza literaria’

CULTURAS IR

El editor y librero Héctor Escobar a la entrada de la Librería Universitaria. Ampliar imagen El editor y librero Héctor Escobar a la entrada de la Librería Universitaria.
Joaquín Revuelta | 12/05/2020 A A
Imprimir
La Librería Universitaria tendrá su propia ‘terraza literaria’
Libros ‘Al aire libros’ es el eslogan con el que el editor y librero Héctor Escobar quiere presentar un servicio de terraza que entrará en funcionamiento una vez que la capital leonesa logre pasar a la fase 1 de la ‘desescalada’, en lo que tan solo pretende ser un sencillo homenaje al libro en la calle
La Librería Universitaria tiene previsto instalar, a partir de que la capital leonesa pase a la fase 1 de la ‘desescalada’ diseñada por el Gobierno, lo que su propietario, el editor y librero Héctor Escobar, ha dado en llamar «terraza literaria», que consistirá en dos pequeñas mesas de madera –distanciadas entre sí por dos metros– y cuatro sillas para que los clientes puedan sentarse y ojear algunos de los libros que se ofertan. «El eslogan va a ser en vez de ‘Al aire libre’, ‘Al aire libros’», sonríe Escobar, que es su manera de afrontar un año que esta resultando de lo más  anómalo, donde el Día del Libro se tuvo que celebrar el pasado 23 de abril en el confinamiento más estricto, por lo que habrá una segunda celebración el próximo 23 de julio, y tampoco es seguro que este año la Feria del Libro pueda llevarse a cabo. «En cuanto pasemos a la fase 1 la puerta de la librería va a estar abierta y los clientes podrán disfrutar de un servicio ‘de terraza’, para lo que ya he pedido permiso al Ayuntamiento y a la comunidad de vecinos», asegura el editor y librero, que entiende esta iniciativa «como un pequeño homenaje al libro en la calle que tan bien ejemplifican la Feria del Libro y la celebración del Día del Libro».

Desde el pasado día 4 de mayo las librerías han podido reabrir sus puertas pero bajo cita previa. «La gente que está viniendo es la que había hecho peticiones de libros antes del 14 de marzo y ahora pasan a recogerlos. También hay gente que llama por teléfono para preguntar si tenemos el libro que está buscando, por lo que les damos hora para que vengan a recogerlo. En general la gente es muy respetuosa y no está más de los diez minutos que tenemos reglados para cada cliente», asegura Escobar, que también ha podido comprobar la presencia de personas que acuden a comprar libros por solidaridad con este sector.

Preguntado si la pandemia ha alterado los gustos de los lectores a la hora de comprar libros, Escobar recuerda que los primeros días entraron varias personas preguntando por libros relacionados con la motivación, si bien de un tiempo para acá ha vuelto el amante de la buena literatura. «Me gusta porque viene la gente con los ojos muy abiertos, con ganas de leer y de entrar a un espacio como una librería. Es muy bonito porque en realidad tiene algo de renacimiento», concluye.
Volver arriba
Newsletter