Publicidad
La Junta financiará el proyecto innovador de conservación de patrimonio berciano

La Junta financiará el proyecto innovador de conservación de patrimonio berciano

EL BIERZO IR

Iglesia de Peñalba de Santiago.  | ICAL Ampliar imagen Iglesia de Peñalba de Santiago. | ICAL
Javier Fernández | 13/06/2022 A A
Imprimir
La Junta financiará el proyecto innovador de conservación de patrimonio berciano
Sociedad Redytel gana el concurso de gestión del patrimonio cultural en espacios abiertos reconocidos como BIC/ La firma berciana dispone de un mes para crear un prototipo eficaz
Redytel gana el concurso de gestión del patrimonio cultural en espacios abiertos reconocidos como Bien de Interés Cultural (BIC), convocado por el Consorcio Universitario del Centro Asociado UNED en Ponferrada. Con el objetivo de recibir proyectos de aplicación en la Tebaida berciana y todo el municipio de Ponferrada, en general, la Junta de Castilla y León financiará el de Redytel, basado en la conservación preventiva de los monumentos bercianos y la protección ante emergencias.

La empresa berciana plantea una solución basada en software y hardware libre y redes de comunicaciones abiertas con una tecnología barata de implementar en comparación con otras alternativas existentes. Su uso, según explica el director de la UNED, Jorge Vega, será para «la transmisión de datos a través de la búsqueda de información proveniente de sensores para medir la humedad, temperatura o la emisión de C02, por ejemplo, por una red de comunicación LoRa (de largo alcance)».

Con un presupuesto de 9.500 euros, Redytel dispone de un mes para crear un prototipo que demuestre la eficacia de su proyecto ganador. En caso de resultar operativo, la Junta y las demás entidades implicadas decidirán cómo ampliarlo.

El concurso recibió un total de ocho propuestas, de las cuales solamente dos cumplían todas las exigencias: el ganador, y el segundo clasificado, de la Fundación Santa María la Real. «Con estos niveles de innovación y desarrollo, es muy complicado que existan proyectos que se adapten completamente a los requisitos», afirma Vega.
Dentro de la línea trazada por la UNED, se establecen dos zonas principales de intervención para desarrollar innovaciones tecnológicas sostenibles económicamente y viables: Los Barrios y Peñalba de Santiago. Además, el proyecto final se debe integrar en la plataforma de la Junta para manejar toda la información que se pueda obtener a través de los gestores responsables del patrimonio.

Desde la organización, se dirigió este certamen a los profesionales, empresarios, emprendedores, startups, desarrolladores de software y aplicaciones, estudiantes de grado de carreras técnicas y formaciones profesionales de Informática, Telecomunicaciones e Ingeniería.

El objetivo de este reto tecnológico es añadir un aspecto innovador para la generación de un sistema de buenas prácticas en conservación preventiva y protección de emergencias del patrimonio cultural que, bajo la coordinación de la Cátedra de Territorios Sostenibles y Desarrollo Local de la UNED y de INTECCA, servicios del Consorcio Universitario de la UNED en Ponferrada, se está desarrollando desde 2020, está financiado por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Ponferrada y el Obispado de Astorga.

Este logro no es el primero de la empresa berciana de tal calibre. En junio de 2021, Redytel ganó el concurso público para el diseño, suministro, configuración y puesta en marcha de los servicios de ocio, entretenimiento e interacción con el paciente en las habitaciones del Hospital Universitario de Cruces. Con esto, la empresa berciana se comprometió a implantar el producto iTUCbista en el centro médico para poner a disposición de los pacientes un servicio de televisión y WiFi de alta calidad en las habitaciones.

El CEO de la compañía, Óscar Cela, asegura que «se trata de un reto tecnológico muy ambicioso y complejo, pues estamos utilizando tecnologías no demostradas». Explica, además, que la Fundación Santa María la Real ya se había encargado de sensorizar conjuntos históricos y patrimoniales, y ahora Redytel lo ampliará al continuar con las instalaciones en los entornos BIC de la zona de la Tebaida.

Como objetivo principal, Cela define «la creación de sensores para la detección a través de inteligencia artificial de posibles desprendimientos en zonas peligrosas o el conocimiento del nivel de calidad del aire para personas con dificultades respiratorias, por ejemplo».

De demostrarse la eficacia del proyecto, la empresa proporcionará todos los datos que pueda recoger a la Junta de Castilla y León. «Esperamos que puedan ser útiles para las autoridades, que son los que nos dirigen», afirma Cela.
Volver arriba
Newsletter