Publicidad
La dimisión de Bandera deja en el aire la gobernabilidad de Garrafe

La dimisión de Bandera deja en el aire la gobernabilidad de Garrafe

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Estefanía Niño | 14/12/2020 A A
Imprimir
La dimisión de Bandera deja en el aire la gobernabilidad de Garrafe
Política El edil leonesista pasa a la oposición tras los incumplimientos del pacto con el PSOE
La gobernabilidad en el Ayuntamiento de Garrafe de Torío está en el aire. El pacto entre PSOE y UPL se ha roto tras la decisión de Fulgencio Bandera (UPL) de dimitir de sus cargos de responsabilidad en el Ayuntamiento (Concejalía de Obras y Urbanismo), pasando a la oposición, al igual que ya lo hiciera su compañero hace un tiempo su compañero Roberto Valbuena.

Bandera indicaba a La Nueva Crónica que se explicó en infinidad de ocasiones a los componentes del PSOE que el pacto no se estaba cumpliendo y que además se estaba ninguneando a los ediles leonesistas. El hartazgo les ha llevado a retirar su apoyo a los socialistas. “Teníamos un acuerdo con el PSOE para el desarrollo de varios puntos, y no se están cumpliendo”, sentencia Bandera. Unos puntos que pasaban por la ejecución de una residencia de mayores, la construcción de un mini polígono industrial, y la construcción de un puente colgante o pasarela entre Palacios y Palazuelo de Torío. A ello su suma la tardanza en el traspaso de las competencias de las concejalías delegadas “tomamos posesión en junio de 2019, y no lo han hecho hasta septiembre de este año, además, se toman decisiones al margen de la propia concejalía”.

Todo ello ha supuesto para los leonesistas que el clima de gobierno sea insoportable. “Mi compañero Roberto dimitió hace unos meses, yo quise aguantar, pero esto cada vez va a peor, y nuestras peticiones eran muy importantes para mantener el acuerdo de gobernabilidad”.

En este sentido, señala que el Ayuntamiento dispone de un ahorro de 800.000 euros que pueden usarse para inversiones. “Entendemos que una residencia no se hace de un día para otro, pero no han empezado a hacer nada, ni conversaciones con la Junta de Castilla y León, ni convenios ni ayudas”, concluye Bandera.

Gobierno inestable

El horizonte que se plantea ahora para los socialistas es el de un gobierno inestable, y es que las pasadas elecciones dieron tres concejales al PSOE, tres a IU, dos a UPL y uno al PP, por lo que ahora deberán gobernar con una oposición que les supera numéricamente. Sobre la posibilidad de una moción de censura, Bandera señalaba que “en política no se descarta nada, no es lo que pienso ahora, pero es algo que no depende de mí, será IU quien tenga que mover ficha”.
Volver arriba
Newsletter