Publicidad
La culpa es de Matadeón

La culpa es de Matadeón

OPINIóN IR

09/05/2021 A A
Imprimir
La culpa es de Matadeón
En los históricos tiempos del blanco y negro, también en las televisiones, la provincia se llenó de tele-clubs, aquellos centros nacidos casi siempre en las escuelas cerradas donde se reunían los vecinos alrededor de una televisión «que manda el Gobierno Civil». Allí iban los paisanos a recogerlas y recibir las pertinentes instrucciones sobre la bondad del regalo al celebrarse los treinta años de paz.

Aquellas televisiones tenían la misma fiabilidad que las escopetas del tiro de Juan Pijón, que ya te avisaba al verte coger postura: «Si apuntas bien seguramente cae el palillo de al lado, está todo calibrado al milímetro».

Pues aquellas teles, más o menos. Se notaba que éramos una provincia fría porque lo que más se veía en ella era nieve; así que imagínate para ver con nitidez la llegada del hombre a la luna. Tanto es así que en La Mata de Curueño se reunió el pueblo para ver el hito histórico y ante la desesperación por la nieve un vecino fue a casa por los prismáticos, buscó un espacio despejado, miró, regresó al teleclub y sentenció. «Esto es una puta farsa, he estado mirando a la luna con los prismáticos y allí ni se ve la nave, ni a los tripulantes, ni la bandera americana, ni dios que lo fundó».

Lo peor es cuando la imagen ya se convertía en nevada cerrada. Uno salía a mover la antena, pero nada; otro le daba al contraste, y más oscuro. Apagar y encender, un buen golpe en el culo (de la pantalla), pero nada. «Hay que escotar y llamar al técnico».

Venía el técnico y repetía las mismas faenas pero en distinto orden: apagaba, golpeaba y movía la antena; para sentenciar con cara de circunstancias: «Esto no es de aquí, es de Matadeón»; que era donde estaba el repetidor para la provincia.

Pues en ello seguimos. La culpa es de Matadeón, ¿visteis las elecciones de Madrid? Pues eso, la culpa es de Matadeón, y dimite el que pasaba por allí, «eructa el paisano y la patada al perro», que decía El Tumbao.

P.D. Es una casualidad que quien tiene raíces en el mismo Matadeón sea Pablo Casado. O no. Qué sé yo.
Volver arriba

Newsletter