Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

"La ciencia ficción da mucho juego para plantear preguntas esenciales para la sociedad"

"La ciencia ficción da mucho juego para plantear preguntas esenciales para la sociedad"

ACTUALIDAD IR

Ruy Vega, escritor berciano autor de ‘Herederos del Universo. Ampliar imagen Ruy Vega, escritor berciano autor de ‘Herederos del Universo.
Mar Iglesias | 10/06/2019 A A
Imprimir
"La ciencia ficción da mucho juego para plantear preguntas esenciales para la sociedad"
Cultura Ruy Vega, escritor berciano autor de ‘Herederos del Universo.
Con una cadencia de dos años, casi matemática, Ruy Vega saca  un libro. Va por el tercero y sigue la línea de la ciencia ficción, que inició hace seis años con Proyecto Dream, continuó con La Señal y ahora toma el relevo con Herederos del Universo. Vega destapa una historia que parte de un hecho real y que desemboca en intriga. La trama se desata cuando un psiquiatra recibe a un nuevo paciente. No era su primera solicitud de ayuda a un profesional, pero el anterior se había suicidado.  El paciente, un antiguo trabajador de la NASA con un perfil de aparente normalidad. Y ahí, coge vuelo Ruy.

– ¿Cuánto tiempo ha pasado ya desde su último trabajo?
– Tanto en la primera como en la segunda novela el tiempo que me ha llevado ha sido muy similar, poco menos de dos años. En esta tercera, algo más, casi dos años y medio. Se han juntado varios factores. Uno ha sido la propia redacción, que me ha llevado más tiempo que en las anteriores, otro, que durante este periodo he estado, afortunadamente, más ocupado que en otros periodos, con colaboraciones en las que participo o he participado, también eventos, presentaciones… Creo que dos años es un espacio de tiempo razonable. No me marco metas temporales como tal a la hora de planificar una novela, pero más o menos en las tres novelas he estado manejando los mismos periodos. Quizá la próxima salga antes, no lo sé, pero al menos sí que tengo esa intención.

– Por el medio hubo algún proyecto de poesía...¿ finalmente se queda con la ciencia ficción?
– Lo bueno es no planificar el futuro, dejar que fluya según la necesidad puntual de ese momento. La poesía forma parte de mí como lector e, inevitablemente, influye en mi faceta como escritor. La poesía tiene algo que no tienen otros estilos, lo que para mí la hace imprescindible. En su momento, estuve extremadamente cerca de publicar un libro de poemas, de hecho, ya estaba ‘montado’ y contratado por una editorial, pero finalmente creí que no era el momento y paramos la publicación, esperando que llegase el instante adecuado que, siendo sincero, de momento sigo esperando. Es gratificante, y a la vez un honor, que en algunos eventos me presentasen como poeta, cuando no he publicado nunca un libro de poesía. Estoy convencido que ese libro verá la luz en algún momento, pero estoy igualmente convencido de que la ciencia ficción seguirá ocupando mi línea base como escritor.

– Herederos del Universo ¿sigue dentro de esas tramas interestelares que le apasionan?
– Sí, así es. Al igual que en las anteriores novelas, parte de un hecho real, en este caso dos, y desarrolla una ficción alternativa a partir de ellos. Creo que la ciencia ficción da mucho juego para plantear ciertas preguntas esenciales para la sociedad y, a la vez, maneja registros que, al menos en mi caso, me facilitan el desarrollo de las mismas y sus posibles respuestas.

– De nuevo, la punta de lanza es un hecho real ¿se puede contar cuál? Y qué es lo que le hizo ver ahí una novela?
– Precisamente el hecho real forma parte del misterio de la novela, con lo que no sería conveniente comentarlo para dejar al lector que lo descubra por sí mismo, pero sí que puedo adelantar que se trata de una misión realizada por la Agencia Espacial Europea en su momento, y que fue de los trabajos más complejos llevados a cabo en la historia de las agencias espaciales.
Curiosamente, la pregunta que quería plantear en lo que aquel momento sería la futura novela, encajaba perfectamente con este hecho, casi como un anillo al dedo. No diré que fue casualidad, pero sí que leyendo sobre ella, sin pretenderlo, pude comprobar que era la mejor opción.

– La trama recupera el mundo de la NASA en modo de intriga ¿qué le atrae de todo ese entramado?
– La trama de ciencia ficción planteada deseaba rodearla, dentro de la ciencia ficción, del máximo realismo posible. Para ello, debía utilizar agencias que hoy en día desarrollan gran parte de las misiones espaciales, de ahí que me decantase por la NASA y la ESA. Creo que, para un escritor de ficción, son dos organismos que dan más juego del que podemos abarcar, por sus propios trabajos y por las leyendas, muchas veces injustificadas, que vuelan a su alrededor.

– Antes de conocerlo ¿qué destaca el autor de su propio libro, el tercer hijo en papel? ¿Sigue de alguna manera a los anteriores o tiene vida independiente? ¿se plantea con principio y fin o queda abierto a posibles segundas partes?
– Creo que la trama planteada es más oscura, compleja y reflexiva que en las anteriores novelas. Posiblemente esté más alejado de la ciencia ficción y más cercana, dentro del contexto, a una posibilidad. Personalmente la veo cercana no solo a los amantes de la ciencia ficción, sino también a los que no lo son tanto.

– Verá la luz el día 13 de junio pero por primera vez va a ser un libro viajero. Se podrá adquirir bajo pedido en Argentina y México, incluso podría incluirse Perú y Colombia ¿qué significa eso para usted?, ¿qué respuesta tienen sus libros pasado el charco?
– La novela, efectivamente, se presenta el 13 de junio, en el Museo de la Radio de Ponferrada y, tal cual comentas, estará disponible bajo pedido en varios países, como son, por ejemplo, Argentina y México. Como autor, creo que es un lujo y una enorme y grata sorpresa saber que así será. Que algo que has escrito desde el portátil en tu casa lo puedan comprar en otro continente es algo que nunca hubiera imaginado. Nunca creí que alguien publicaría un libro mío, así que imagínate cruzar el charco… Supongo que el día que me entere de que alguien allí ha comprado un ejemplar, me hará especial ilusión. En el fondo, las fronteras las hemos puesto nosotros, no la naturaleza.
Volver arriba
Newsletter