Publicidad
José María Merino reflexiona sobre la tradición oral leonesa

José María Merino reflexiona sobre la tradición oral leonesa

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Ical | 26/12/2020 A A
Imprimir
José María Merino reflexiona sobre la tradición oral leonesa
Literatura La obra 'Dobles', publicada por M.A.R. Editor, contiene tres historias de amores perdidos y encontrados
Dobles’, de José María Merino, es la obra elegida por M.A.R. Editor para celebrar los 100 números publicados por la editorial dentro de su Colección de Narrativa. En este volumen, el Premio Nacional de Narrativa, Premio Nacional de Literatura Juvenil y académico de la RAE reflexiona sobre la tradición oral leonesa y la importancia del filandón en su obra.

El libro reúne tres historias de amores perdidos y encontrados, de suplantaciones, de perplejidad ante las sorpresas de la vida. Las tres narraciones que lo integran comparten una misma raíz: protagonistas con una doble personalidad, que no son lo que parecen, amores que parecen imposibles y la dificultad para separar realidad de ficción.

El primero de los relatos es ‘El hechizo de Iris’, y en él un hombre revive un amor de adolescencia, dividido entre dos hermanas iguales en aspecto, pero diferentes en su forma de ser; dos hermanas que le desasosiegan jugando con sus deseos y su imaginación. Las amadas, o la amada, son el cambio, la transformación, el devenir de la vida, la evolución, la incertidumbre.

Sobre él, el autor señala que “es incuestionable la persistencia del tema del doble en la ficción, tanto si lo buscamos en la narrativa oral como en el mundo de los mitos y, desde luego, en el de la literatura”. Así, cita ejemplos como ‘La historia del reflejo perdido’, de E.T.A. Hoffmann, o ‘La madona de Pablo Rubens’, de José Zorrilla. “En mi caso el origen de estas tres novelas breves sobre dobles nace en unas chicas que conocí en mi adolescencia, dos hermanas con las que mantuve una relación (no como la del libro) que siempre me intrigaron, porque nunca supe con cuál de las dos estaba. Aquello me hizo pensar muchas veces y de ahí han salido estos amores que están entre la ficción y la realidad, porque habrá muchas personas que habrán vivido relaciones similares, seguro”, detalla.

La segunda historia, ‘El misterio Vallota’, es más que una crónica de la corrupción en España de la clase política y empresarial. En ella, un personaje da testimonio de la desaparición de un hombre influyente de la política del país y de la aparición de su doble en los medios de comunicación; es también la historia de un amor protagonizado por una mujer que adora al poderoso y rico que la humilla.

En él, Merino traza a partir de la ficción una “reflexión sobre la grave corrupción política y empresarial que hemos visto en los últimos años”. Así, narra “con una cierta perplejidad” cómo el protagonista, “siendo un individuo sin escrúpulos, que solo actúa por interés personal, consigue cautivar a quienes le siguen y puede desaparecer, pero acabará reapareciendo, sin dejar de ser amado a pesar de todas las maldades que haga”.

Por último, en ‘El regreso del cometa’ un hombre se enamora de una mujer evanescente, reaparecida desde los neblinosos terrenos de la adolescencia, cuya presencia turba la serenidad del hombre que amó y deseó a la muchacha, reviviendo pasados temblores de deseo, sin saber si es una mujer o una mariposa, por lo que el acto de narrar lo acontecido es terapéutico y revelador.

Al respecto, Merino reconoce que tiene “una serie de influencias innegables”. “Nací en Galicia, y de ahí absorbí la magia, la bruma, la fantasía, la tendencia a soñar aquello que la bruma no te permite ver, todo lo bueno. Pero muy pronto fui a León, y allí me empapé de la tradición del filandón, de la tradición oral, de las historias contadas por las mujeres. Creo que esa tradición es la que hace que haya tan buenos escritores en León”, apunta.

El autor


Nacido en La Coruña en 1941, con motivo de la guerra civil su padre tuvo que abandonar León y refugiarse en Galicia, donde conocería a su madre. Tras su nacimiento, la familia regresaría a León, donde pasó la infancia y adolescencia. Narrador, poeta, ensayista y académico de la Real Academia Española. En 1976 publica ‘Novela de Andrés Choz’, a la que siguen ‘El caldero de oro’ (1981) y ‘Cuentos del reino secreto’ (1982). Con ‘La orilla oscura’ (1985) logra el Premio Nacional de la Crítica. Posteriormente aparecen ‘El centro del aire’ (1991), ‘Las visiones de Lucrecia’ (1996), ‘Cuatro nocturnos’ (1999), ‘Los invisibles’ (2000), ‘El heredero’ (2003), ‘La sima’ (2009) y ‘El río del Edén’ (2012), ganadora del Premio Nacional de Narrativa.

Gracias a ‘No soy un libro. los trenes del verano’ (1992) recibió el Premio Nacional de Literatura Juvenil y otras de sus obras para más jóvenes son ‘Las mascotas del mundo transparente’, ‘Las lágrimas del sol’ o ‘El oro de los sueños’. En 2008 recibió el Premio Castilla y León de las Letras. Los relatos centrados en su alter ego, el profesor Souto, fueron reunidos en el libro ‘Aventuras e invenciones del profesor Souto’ y recientemente ha publicado el libro ‘A través del Quijote’.
Volver arriba
Newsletter