Publicidad
Inyección económica para el Economato de Fabero que corre peligro de derrumbe

Inyección económica para el Economato de Fabero que corre peligro de derrumbe

EL BIERZO IR

El economato necesita con urgencia una intervención para que no se venga abajo su tejado.| D.M. Ampliar imagen El economato necesita con urgencia una intervención para que no se venga abajo su tejado.| D.M.
Mar Iglesias | 18/11/2019 A A
Imprimir
Inyección económica para el Economato de Fabero que corre peligro de derrumbe
Patrimonio La Junta prepara una intervención en el tejado del edificio, con daños importantes, para poder ponerlo en valor, al igual que el hospitalillo con el fin de musealizarlos / El director general de Patrimonio visita la villa esta semana
La alcaldesa de Fabero, Mari Paz Martínez, espera que en el mes de enero o febrero, la Junta proceda a realizar una obra urgente en el antiguo economato minero «porque el tejado se está cayendo». Martínez cruza los dedos para que los daños en el mismo, que tiene un gran agujero, no se acentúen con las nevadas sufridas los últimos días y que la estructura del edificio siga en pie pasados estos dos meses de fin de año. «Esta obra no puede esperar, porque queremos poner en valor el patrimonio minero, no perderlo», expuso la regidora.

Ese será el discurso que explique al director de Patrimonio, Gumersindo Bueno en una próxima reunión con él, que se desplazará a Fabero el 22 de noviembre. Será el momento en el que la alcaldesa conozca en qué paso está la tramitación del Bien de Interés Cultural para el patrimonio minero de la cuenca. El economato cerró en el año 1968 y cuenta con el material con el que trabajaba, lo que permitiría musealizarlo y establecerlo como un punto para que el visitante conociera cómo se surtían la familias mineras del municipio en aquellos tiempos. Pero ese agujero en el techo puede hacer que los daños en el interior sean importantes, de ahí que la regidora quiera atajarlos.

Al nuevo dirigente de Patrimonio además le solicitará otras mejoras como la reparación de goteras que han aparecido en el Pozo Julia o la puesta en valor de la vivienda minera que arregló el taller del Programa de garantía Juvenil. «No podemos parar. La Junta tiene que invertir todos los años un dinero en Fabero, porque necesitamos poner en valor todo lo que tenemos».

Martínez confía en que la Junta informe de la concesión del BIC en esta visita. Será el primer entorno minero de este tipo que cuente con esta declaración que le abrirá las puertas a nuevas ayudas y que incluirá espacios como Pozo Julia, el hospitalillo, que ya ha sido reparado y otras instalaciones como los pozos de Marrón, Negrín, Alicia y Valdeguiza y los poblados de Diego Pérez entre otros.

El lastre de las comunicaciones


La operadora Movistar finalmente solución el problema que había denunciado el Ayuntamiento de Fabero sobre la desconexión telefónica producida a lo largo de dos días «y sin que nadie nos explicara nada», lamenta la alcaldesa, Mari Paz Martínez. A raíz de su queja y de amenazar con tomar medidas para solicitar daños y perjuicios a la empresa, puesto que el futuro de la zona, que vive una potente crisis minera, pasa por mantener unas buenas comunicaciones activas, el director de zona de la operadora se puso en contacto con la regidora para establecer una reunión el próximo día 18 y explicar lo sucedido. Según Martínez, al parecer la causa del apagón telefónico fue una avería por el corte de unos cables debido a una máquina de desbroce, algo de lo que la alcaldesa no fue informada en un primer momento.

Además asegura que esta situación no es nueva en Fabero, sino que ha habido apagones anteriores «y les he pedido que no se repita». Es un problema que se repite en otros municipios, como en Benuza, en La Cabrera, donde su alcalde, Agapito Encinas ha denunciado en diversas ocasiones ese particular que amordaza a las posibilidades de la llegada de empresas y que incluso va en contra de las gestiones municipales. También en Peñalba de Santiago se puso a las claras de una manera más evidente y urgente, tras sufrir el incendio de una vivienda y no poder comunicarlo a los servicios de emergencia por no contar con cobertura para ello. El último en denunciar esta situación fue el Ayuntamiento de Villafranca con problemas en La Somoza.
Volver arriba
Newsletter