Publicidad
Girona 3 - Ponferradina 1: 'Faltó puntería, sobraron concesiones'

Girona 3 - Ponferradina 1: 'Faltó puntería, sobraron concesiones'

DEPORTES IR

Stuani se dispone a superar a Caro para hacer el 1-0. | LALIGA Ampliar imagen Stuani se dispone a superar a Caro para hacer el 1-0. | LALIGA
J. C. | 03/04/2021 A A
Imprimir
Girona 3 - Ponferradina 1: 'Faltó puntería, sobraron concesiones'
Fútbol / Segunda División El conjunto berciano mandó y creó ocasiones pero no encontró puerta hasta el descuento, goleando el Girona a base de transiciones rápidas y con un tanto decisivo al filo del descanso
Cuando en el minuto 90 vas perdiendo 3-0 con una de las plantillas más potentes de Segunda División, la lectura más obvia invita a pensar que hayan sido muy superiores a ti y no has tenido opciones de sacar nada positivo.

Pero la realidad es que la Ponferradina sólo fue inferior en un sitio del campo, pero que es el más decisivo: en las dos áreas. Faltó puntería en ataque, donde los bercianos tuvieron dos claras ocasiones para adelantarse con 0-0 y otras dos para reducir distancias con 2-0, pero no encontraron puerta; y sobraron concesiones atrás, donde el equipo estuvo más blando de lo normal, echando de nuevo muchísimo de menos a Sielva para contener las transiciones rápidas con las que tanto daño le hicieron y con errores de marca que dejaron rematar solos a rivales de una calidad que castiga ese tipo de facilidades.

¿La consecuencia? Que los bercianos perdieran, finalmente 3-1, y dieran un paso atrás en su sueño del ‘playoff’, pues el Rayo Vallecano se marcha a cuatro puntos y teniendo un partido menos, y el Girona también se pone uno por delante y se asegura ganar en caso de empate el golaveraje.

Cuando mejor estaba la Deportiva, de una pérdida en la frontal nació una contra del Girona y el 1-0 de Stuani Aún a tiro y con la tranquilidad de que el gran objetivo, la permanencia, está sellado, pero tras desaprovechar otra oportunidad de oro para colarse arriba se queda la Deportiva, que volvió a perder tras siete jornadas consecutivas sumando, pero sólo ha sumado 8 de los últimos 21 puntos en juego al haber saldado casi todas con empate.

Todo tras un choque en el que Bolo sorprendió en el once, dejando en el banquillo a tres pilares como son Pascanu, Yuri y Curro, además de a un Larrea que ha perdido ya esa consideración de habitual en el once para el técnico. Y sin embargo, durante muchos minutos el plan parecía salirle bien.

Una única ocasión, aunque muy clara, había tenido en 45 minutos el Girona, en un balón de Couto al espacio para un Sylla que la  ponía al segundo palo para la llegada de Franquesa, una pesadilla para la Deportiva con sus incorporaciones por la banda izquierda, y que ahí aparecía para rematar, en boca de gol y con Caro superado pero con Paris encima de él, y la enviaba arriba.

Más allá de ese susto, la Ponferradina se sentía cómoda. Y especialmente en el último cuarto de hora, se mostraba bastante superior. Suyo era el balón, como lo sería de ahí al final hasta el punto de acabar con un 57% de posesión. Y además traducía la posesión en buenas oportunidades.

Recién iniciada la segunda parte Sáiz hizo el 2-0 desde la frontal y, con los bercianos volcados, Nahuel sentenció Una, de Pablo Valcarce, escorado hacia la izquierda y que buscaba el disparo potente hacia un primer palo donde estaba atento Juan Carlos. Otra, clarísima, de Elitim, cuando Paris tras un robo conectaba en la banda con Moi y, con Kaxe arrastrando a toda la defensa, el centro del lateral se lanzaba a cabecearlo el colombiano, libre de marca en el área pequeña, pero se iba fuera por milímetros.

Y sin embargo, cuando mejor estaban los bercianos, llegó un mazazo que marcaría el partido. De un balón perdido por la Deportiva en la frontal montó la contra el Girona sin que nadie les parara, llegándole el balón dentro del área a un Samu Sáiz que pese a estar en buena posición levantaba la cabeza y se la ponía a un Stuani que, en boca de gol, se anticipaba a portero y defensa para poner el 1-0 en el marcador.

La Deportiva se iba a vestuarios con un castigo que no merecía, pero lo peor estaba por llegar. Porque en la primera llegada de peligro de la reanudación, Stuani y Samu Saiz se intercambiaban los papeles de asistente y goleador. Esta vez era el delantero uruguayo quien recibía de espaldas en la frontal el balón que le cedía Gumbau tras una buena jugada individual, y quien se la daba de cara a un Samu Saiz que llegaba desde atrás, golpeaba a la perfección de primeras con el interior, y ponía el balón pegado al palo inalcanzable para Caro, colocando el 2-0 y lesionándose eso sí al hacerlo.

Yuri envió un ‘zapatazo’ al poste con 2-0 y marcó de cabeza a la salida de un córner en el descuento Ahora parecía una misión imposible, pero la Deportiva ha dejado claro que nunca se rinde y en el último mes ya había sido capaz de acabar sumando en partidos en los que iba dos goles por debajo en el marcador. Y de hecho, llegadas tuvo para soñar con repetirlo.

Una en una jugada individual de Doncel, que se iba de dos rivales y buscaba un centro que un defensor sacaba cuando Yuri estaba listo para fusilar. Otra del propio delantero, que tras un servicio largo de Moi Delgado se sacaba desde la esquina del área grande un tremendo ‘zapatazo’ de primeras que se topaba con el larguero.

Demasiado perdonar, cuando enfrente tienes tanta ‘dinamita’ y tienes que seguir volcado. Y si no había llegado la sentencia en un cabezazo de Stuani que se estrellaba en el larguero, sí lo hacía a siete minutos para el final en una gran acción de Nahuel, que hacía una pared con Bárcenas, recortaba dentro del área pisando el balón, y sorprendía a Caro por su primer palo, pudiendo haber hecho más el guardameta.

El 3-0 ya no tenía remedio. Y cuando por fin encontró la Deportiva el camino del gol, en un cabezazo de Yuri en un saque de esquina cerrado botado por Curro, ya no había esperanzas.

Un paso atrás que complica un ambicioso reto que aún está al alcance.
Volver arriba
Newsletter