Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Fotógrafo de guerra... y paz

CULTURASIR

Una de sus imágenes ‘conocidas’, de un grupo de presos en la cárcel vieja del León, hoy sede del Archivo Histórico Provincial. |  MANUEL MARTÍN DE LA MADRID Ampliar imagen Una de sus imágenes ‘conocidas’, de un grupo de presos en la cárcel vieja del León, hoy sede del Archivo Histórico Provincial. | MANUEL MARTÍN DE LA MADRID
Fulgencio Fernández | 21/12/2018 A A
Imprimir
Fotógrafo de guerra... y paz
Cultura Manuel Martín de la Madrid, uno de los pioneros de la fotografía en León, es el protagonista del cuarto volumen de la colección Eolas Foto, que dirige Amando Casado, que este viernes se presenta en el Recreo Industrial (a las 20 horas)
"Mi padre era un poco desastre. Tenía miles y miles de fotos en cajas, en la trastienda, pero no había archivado, ni catalogado. Tenía gran valor su legado pero había que ponerlo en valor". Quien lo cuenta es el veterano fotógrafo leonés Manuel Martín Martínez, el de Foto Exakta en la plaza de la Catedral, y de quien habla, su padre, fue uno de los pioneros de la fotografía en León, Manuel Martín de la Madrid ((1905-1985).

Y aquel legado que había que poner en valor... lo puso en valor su hijo. Muchas horas de laboratorio, de ordenador, de restauración para «recomponer» un precioso e impagable legado, cargado de testimonios en muchos casos únicos pues, como explicaba el director general del Libro cuando el ministerio adquirió este legado leonés, compuesto por 25.000 : «El valor de los fondos del padre es sobre todo documental, el del trabajo de su hijo es fundamentalmente artístico». Y es que el hijo, no podía ser de otra manera creciendo entre negativos, sólo podía ser fotógrafo... bueno, y músico, y viajero y solidario e inventor de un formato que su amigo Toño Llamas bautizó como Música-visión en el que podía conjugar sus dos pasiones, música y fotografía.

Pero volvamos al padre, que es el protagonista del libro que este viernes se presenta en el Nuevo Recreo Industrial (20 horas) bajo el título ‘Manuel Martín de la Madrid. Un tiempo, una historia’. El libro ve la luz en la colección Eolas Foto, que dirige Amando Casado y que ya ha publicado otros volúmenes anteriores de Vicente Nieto Canedo, Bernardo Alonso Villarejo. El tercer volumen estivo dedicado a Manuel Martín ‘hijo’ y ahora llega este Manuel Martín ‘padre’. «Son 130 imágenes, lo que hace fácil entender que fue una selección muy difícil, unas fotos las elegimos por el valor documental y otras por el artístico».

En el acto de esta tarde estarán presentes Manuel Martín, el encargado de la colección y la selección de las imágenes, Amando Casado; y el profesor de Arte Contemporáneo de la Universidad de León, Roberto Castrillo.

Los alemanes de la Legión Cóndor traían cámaras e iban a revelar las fotos a la tienda de mi padreY es que en el archivo de Manuel Martín de la Madrid hay verdaderas joyas, algunas de ellas ya conocidas a través de las redes —con el evidente peligro de no estar firmadas—como las escenas de la guerra en Villamanín, junto a otras como las del paso de la Legión Condor por la capital o reportajes por diversas comarcas de la provincia. Las imágenes de la Guerra son de las más impactantes así como las de la Legión Cóndor. «Los alemanes tenían cámara casi todos y retrataban todo lo que pasaba y después iban a revelar a casa de mi padre, porque la tienda estaba muy céntrica (en la Calle Ancha), siendo las más llamativas las de la despedida de los alemanes de la escuadrilla de aviadores nazis, presidida por el propio Franco». Las imágenes que tenía del bando republicano las destruyó, por motivos obvios, «aunque se salvó algún cajón perdido».

Recuerda Martín hijo que su padre era dependiente en una tienda de ultramarinos que se llamaba El economato madrileño y era aficionado a la fotografía por lo que acudía a a comprar material en La Gafa de Oro donde el dueño, Francisco Lorenzo, comprobó la pasión que tenía por la fotografía y le ofreció trabajo. No se lo pensó dos veces. Ya casado (1936) monta en la calle Ancha Foto Exakta, nombre que eligió en homenaje a su primera cámara que tuvo.

Pero hay en este libro, como en el archivo del propio Martín de la Madrid muchas más imágenes y temáticas. También la provincia está muy presente, con todo tipo de imágenes, de fiestas populares, monumentos, corros de lucha, viajes oficiales... La solución a todas las preguntas: ‘Un tiempo, una historia’
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle