Publicidad
Forestalia ha generado 50 empleos y 225.000 MWh en su primer año de vida

Forestalia ha generado 50 empleos y 225.000 MWh en su primer año de vida

EL BIERZO IR

La central de biomasa ha trabajado este año según sus previsiones. | ICAL Ampliar imagen La central de biomasa ha trabajado este año según sus previsiones. | ICAL
Mar Iglesias | 17/05/2021 A A
Imprimir
Forestalia ha generado 50 empleos y 225.000 MWh en su primer año de vida
Laboral La firma establecida en Cubillos del Sil avanza en un segundo proyecto en Castilla y León de una planta similar a la berciana en Guardo/ Da por cumplidos sus objetivos iniciales
La planta de generación eléctrica mediante biomasa Forestalia, ubicada en Cubillos del Sil, ha hecho un balance positivo de su puesta en marcha. En su primer año de funcionamiento ha generado 225.000 MWh y apunta que se han cumplido todos los requisitos establecidos durante la subasta de energía renovables en 2016.

Aseguran fuentes de la empresa, ha avanzado «según lo previsto», sin alteraciones a las que les haya sometido la situación de pandemia. Solo, apuntan, ha habido algún problema concreto de viajes internacionales de algún proveedor, pero «nada especialmente reseñable».

En este tiempo de funcionamiento ha sido la empresa Acciona la que se ha encargado de las contrataciones de personal y ha seleccionado a medio centenar de empleados, a los que hay que sumar, apunta Forestalia, los alrededor de 300 trabajos generados en los trabajos agroforestales que tienen que ver con la planta para la disposición, suministro, logística y transporte de la biomasa. Todo este caminar conjunto, considera Forestalia que ha permitido «reforzar el sector en su conjunto en el Bierzo». De hecho, apunta que diversos proveedores han reforzado su personal y su parque de maquinaria para la gestión de la biomasa de la planta.

Las contrataciones se han efectuado adecuando los perfiles personales a las necesidades de la planta, apunta.

El objetivo que se marca Forestalia para los próximos meses es «seguir operando como hasta ahora, sin novedades y con total normalidad». Pero sigue activando nuevos proyectos. En un futuro, está avanzando en las tramitaciones administrativas del segundo proyecto previsto en Castilla y León, el de la planta de generación eléctrica mediante biomasa de Guardo, en la montaña palentina. Sobre la última denuncia ambiental que planteó Bierzo Aire Limpio al Seprona por la emisión de gases presuntamente nocivos de la combustión accidental de la pila de biomasa a las puertas de la planta, Forestalia mantiene la explicación que ofreció en su momento.

Frente a la percepción del grupo ecologista de que no había sistemas en los apiles de biomasa para evitar el proceso de bioxidación natural que se puede producir, Forestalia sí apuntaba que contaba con los medios y que además, este tipo de acciones estaban controladas.

Según la firma fueron unos «procesos normales cuando se unen precipitaciones con una subida importante de la temperatura», por lo que advierten que «en ningún caso «han ardido pilas de biomasa», como afirmó interesada y falsamente un colectivo local, sino que tan sólo se han dado procesos de fermentación en algunos materiales concretos».

Forestalia necesita consumir unas 350.000 toneladas de biomasa al año, un dato que se había cuantificado, tras la modificación normativa que le permitía ampliar sus horas anuales de funcionamiento hasta las 7.500. Para el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, firme defensor de esta planta como ejemplo de energía limpia y de ayuda a una zona especialmente dañada por los incendios forestales a apaciguarlos, estas cifras significan que llegará a haber hasta 50 camiones diarios descargando biomasa en la central, lo que, a su entender, servirá para «forjar de un nuevo sector económico que ofrece un nicho de empleo importante». El proyecto de la empresa asumía que en la zona hay disponiblidad 10 veces mayor a las necesidades de la planta, en un radio máximo sostenible de 150 kilómetros.

El consumo anual se marcaba en unas 280.000 toneladas de biomasa para un proyecto que ha contado con el apoyo de la Junta de Castilla y León y que ha supuesto una inversión superior a los 100.000 millones de euros para poner en marcha una planta de 100.000 metros cuadrados, muy cerca de las instalaciones de Endesa, casi como «heredera» da la energía que la térmica ya no puede generar.
Volver arriba
Newsletter