Publicidad
Figuración en la colectiva de verano de Sharon Art

Figuración en la colectiva de verano de Sharon Art

LNC VERANO IR

La artista palentina Marián López posa ante su cuadro de una ventana en la galería Sharon Art. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen La artista palentina Marián López posa ante su cuadro de una ventana en la galería Sharon Art. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 20/08/2021 A A
Imprimir
Figuración en la colectiva de verano de Sharon Art
Arte La galería de arte de la plaza del Conde Luna presenta su exposición colectiva ‘Veranearte 21’, en la que cinco artistas muestran sus respectivas imágenes estivales
Parece que fue ayer cuando se presentó el Veranearte 20 en la galería Sharon Art y Charo nos contaba las maravillas que presentaban sus autores, entre los que destacaban las barcas del bonaerense Martín Riwnyj, que en esta ocasión trae a las paredes del bar NinKasi Beer una serie de imágenes diferentes, una de barcas, otra de ciudades y un retrato de mujer con ese estilo suyo tan particular en el que utilizando luz, color y patrones geométricos, fusiona imágenes de retrato con diferentes partes de una ciudad o de un puerto de mar, presentándolas como un todo que crea sensaciones extrañas a quienes lo contemplan. El pasado año eran temas exclusivamente marineros, mientras que éste continúa presentando una obra del mismo motivo, la ciudad es el objetivo de otra de sus obras que pertenece a su proyecto titulado ‘Naturaleza urbana’ y por último un retrato de mujer excelentemente acabado con una inscripción que dice: ‘Lost in translation’.

Seve Trapiello también participó en la exposición del pasado verano y en esta ocasión trae tres obras en las que el agua y los cantos rodados se fusionan con transparencias multicolores en el Torío, como él dice: «de cuando los ríos vienen remansados ya en estiaje que se puede caminar entre las piedras». Sin embargo una mirada de tristeza recorre su cara y dice resignadamente: «en ese fondo del río lo que más lamento es que no se ve nada de vida. No quedan peces, ni ranas ni cangrejos ni nada. Yo fui pescador muchos años y siempre veías en el río mucha vida, bichos, animales… vida, y ahora no ves nada… Es una pena». Para Seve la pandemia ha significado poder trabajar sin interferencias, dedicándose plenamente a la creación como explica: «la pandemia lo ha paralizado todo y nos ha encerrado en casa posiblitando el centrarme más en mi trabajo y he pintado en todo tipo de estilos, óleo, acrílico, acuarela…». Y mientras no se puedan realizar actos con público seguimos estando con incertidumbre sin poder presentar todas esas creaciones que ha realizado.

La palentina Marián López presenta dos obras marcadamente figurativas con un extraordinario realismo, una ventana florida y la cabeza de un enorme león y ella lo explica así: «la ventana forma parte de una casa que tenemos en el norte de Palencia. Es una luz de amanecer, muy chulo, con un nido vacío, que vacío estaba y vacío lo dejé». Además, acerca de la cabeza del león comenta: «estoy en un momento en el que me apetece mucho pintar animales, ahora estoy con un águila real, antes he pintado un perro, un gato». Ambas obras están pintadas al óleo, mientras el león es sobre tabla, la ventana está elaborada sobre lienzo. Por último comenta: «Ahora me ha dado por pintar animales y en ello estoy, los artistas vamos por impulsos, así son las cosas».

Antonio G. Capel presenta dos piezas que aunque parecen bodegones tratan de enviar un mensaje, como él cuenta: «es como la ruptura de una pareja, el enfado de la mujer que tiene el pintalabios sobre la mesa, ha roto la carta que ha recibido, un buen mensaje». La obra está pintada con un extraordinario realismo cuidando al máximo los detalles. Por otro lado presenta un segundo bodegón con materiales desechables o pasados como dice: «está hecho sobre una chapa de ocumen y este tema de cascotes y latas lo he pintado muchas veces, es de lo que más me han premiado, se me iban estropeando las frutas y acababa pintándolas podridas». De su actividad relacionada con el mundo de la pintura cuenta: «este domingo Marian y yo estamos de jurados en uno de los premios más importantes de pintura rápida en Uclés». Aunque traiga en esta ocasión dos bodegones, lo suyo es el retrato.

Por último, la asturiana Bea G. Doral presenta estampas típicamente veraniegas en la costa asturiana, como le gusta a los leoneses que aman pasar sus vacaciones en esas playas del norte llevando a cabo escenas como las que ella plasma de personas que se dejan indolentemente al sol sin hacer nada, disfrutando de la luz de la playa y del sol. Un tipo de pintura especial con un extraño colorido.

Una exposición para ver y disfrutar en estos calurosos días de verano, tanto en el bar como en la galería contigua. Estarán hasta el 13 de septiembre.
Volver arriba
Newsletter