Publicidad
Escritoras leonesas del siglo XX... y mucho más

Escritoras leonesas del siglo XX... y mucho más

LNC CULTURAS IR

Ampliar imagen
Mercedes G. Rojo | 26/10/2021 A A
Imprimir
Escritoras leonesas del siglo XX... y mucho más
Literatura Ese mucho más hace referencia a muchas de aquellas que realizaron o comenzaron su andadura literaria durante el pasado siglo, pero también a otras que las precedieron y a algunas de las que continúan su camino hoy
Aprovechando que este martes comienza en la Uned el curso dedicado a Escritoras leonesas del siglo XX, me gustaría puntualizar algunas consideraciones que han ido surgiendo estos días acerca tanto de sus contenidos como de su necesidad. No es una pausa, es un "suma y sigue" en estos ‘Caminos artísticos leoneses en femenino’, por los que (bajo diversos nombres) llevo transitando desde finales del 2016, con el objetivo de ir abrir brechas hacia el conocimiento de las mujeres que han escrito y escriben en relación con León, y tal vez de despertar curiosidad e incitar a otras personas a sumergirse más a fondo en un descubrimiento y mayor conocimiento que ojalá vayan compartiendo también públicamente.

‘Escritoras leonesas del siglo XX, y mucho más’, ¿qué supone ese "y mucho más"? Pues a que nos referiremos sin duda a muchas (imposible hacerlo a todas por causas fácilmente intuibles) de aquellas que realizaron o comenzaron su andadura literaria durante el pasado siglo, pero también a otras que las precedieron y a algunas de las que continúan su camino hoy; también a cuestiones como averiguar cómo y dónde descubrir su rastro.

¿Es necesario un curso como éste? Lo es si tenemos en cuenta las dificultades para llegar al conocimiento de quienes han de protagonizarlo, incluso de aquellas que –casi como un boom– aparecieron en el último tercio del siglo XX, publicando, recibiendo premios, participando de grupos y encuentros literarios, colaborando en revistas literarias… Porque ¿qué queda de toda aquella presencia? Y si eso ocurre con las más recientes, algunas de las cuales se han hecho con una prestigiosa carrera literaria ¿qué es lo que no ocurrirá con las anteriores, cuando los medios de comunicación eran mucho más escasos? Una realidad que hace que seguirles el rastro y profundizar en su biografía y obra sea mucho más complejo de lo que a la localización de un nombre y, tal vez, el título de alguna de obra, se refiere. En este trabajo aún pendiente de hacer, cursos como éste (esperemos que no sea el único ni el último) pueden suponer la punta del iceberg de un proceso que despierte la curiosidad, el conocimiento y la difusión de estas escritoras; entre las mujeres, sí, (siempre las más preocupadas por no ponerle fronteras al mundo del conocimiento), pero también entre los hombres, pues sin conocer lo que la otra mitad de la población mundial puede aportarnos es imposible tener una visión completa de la realidad que vivimos, en este caso la literaria.

Necesitando un hilo del que tirar, artículos y/o cursos como estos nos ponen el cabo en nuestras manos, mostrándonos caminos como el comenzado por Ana Cristina Herreros, en torno a la influencia de la mujer en aspectos de la narrativa oral como los filandones, un recurso del que tan bien se han apropiado nuestros literatos hasta el punto de hacernos creer –nada más lejos de la realidad– que formaban un patrimonio casi exclusivamente masculino; o por Mercedes Fisteus en relación con la presencia de escritoras en la zona de Babia y Laciana, por nombrar sólo algunos. Hay fuentes más estandarizadas en las que rastrear esa presencia: "historias" o "antologías" que nos ofrecen un panorama general de una determinada época (proyectos habitualmente en manos masculinas, prestando una escasa atención a nuestras mujeres. Nombro alguna como referencia: ‘Historia de la literatura leonesa’. Francisco Martínez García (León, 1982). En toda su nómina apenas hay setenta y cinco mujeres y tan sólo la mitad son autoras literarias leonesas, algunas apenas mencionadas con nombre y poco más.

‘Antología de escritores bercianos’. Jose A. Balboa de Paz (Concejalía de Cultura, Ayto de Ponferrada, 2002-2008) Varios volúmenes destinados a ‘Los precursores’, ‘Los regeracionistas’; ‘De la República a la Postguerra’; ‘Poesía’ (I); ‘Novela’ (I); ‘Teatro’ (I) y ‘Narrativa breve’ (I). También Presencia femenina también muy limitada.

‘Bio-bibliografía de Autores Astorganos’. Martín Martínez (Astorga, 2007, CEAMM). Solo 17 mujeres entre 209 firmas. Se echan en falta nombres que ya por esa época contaban con diversas publicaciones; no existe un criterio uniforme en la selección de autores.

‘Biblioteca asturicense. Sus creadores de la A a la Z (primera aproximación)’, de Max Alonso, (Astorga, 2012). Catálogo digital que "da cuenta del conjunto de obra publicada de autores asturicenses o títulos relacionados con la tierra de Astorga a lo largo de la historia", desde diversas fuentes. De 491 firmas recogidas, sólo 58 mujeres (12 %). Se echan en falta más autoras y una adecuada actualización de la bibliografía de las presentes, fácilmente realizable dado su formato digital.

‘Astorga a través de sus autores. Una cierta historia de la ciudad’, de Max Alonso. También en esta obra las ausencias femeninas son desproporcionadas, apoyadas de las heredadas de las fuentes consultadas (tanto históricas como recientes), incluyendo su archivo personal y la prensa local. Ello pone manifiesto la invisibilidad social que, aún hoy en día, seguimos teniendo las escritoras.

¿Y antes del siglo XX? En tiempos en los que el acceso a la escritura de la mujer llegó a estar prohibido para ellas (o al menos muy mal visto) muchas de las que pudieron y se atrevieron a ejercerla solían vivir encerradas en los conventos –paradójicamente único espacio de libertad en el que podían transitar por los caminos del conocimiento y las artes-. En ellos encuentra Jesús Rebollo Prieto algunos nombres, que recoge en su tesis doctoral ‘Las escritoras de Castilla y León (1400-1800). Ensayo bibliográfico’. El vacío que entre esta época y el siglo XX encontraremos habrá que intentar llenarlo recurriendo a la investigación de los fondos locales de nuestras bibliotecas, los archivos de hemeroteca que custodian revistas literarias de la época (algunas en las que fueron tan activas como en ‘Aquiana’ o en los fondos bibliográficos del CEAMM, con sus respectivas revistas ‘Astórica’ y ‘Fuentencalada’…), así como diarios a través de las cuales seguir noticia de sus publicaciones o participación en actos literarios como la famosa Fiesta de la Poesía de Villafranca del Bierzo.

No podemos rendirnos a la dificultad para acceder a la vida y obra de las mujeres que han transitado por nuestra literatura, porque "lo que no se conoce no existe". Toda "historia" es parcial y siempre susceptible de ampliarse, con la aparición de nuevos datos que la revisen y/o complementen. Por eso es hora de revertir esos datos. Y por eso nuestro objetivo es contribuir activamente a cambiarla, pero también a despertar la inquietud de muchas otras personas (mujeres y hombres) para hacerlo. Tal vez aún estés a tiempo de dar el primer paso.
Volver arriba
Newsletter