Publicidad
"Es gravísimo el nivel de corrupción del PP, que cree que las instituciones son suyas"

"Es gravísimo el nivel de corrupción del PP, que cree que las instituciones son suyas"

ACTUALIDAD IR

Sixto Martínez, candidato de Unidas Podemos. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen Sixto Martínez, candidato de Unidas Podemos. | SAÚL ARÉN
R. Álvarez | 04/02/2022 A A
Imprimir
"Es gravísimo el nivel de corrupción del PP, que cree que las instituciones son suyas"
Política Sixto Martínez, candidato de Unidas Podemos a las Cortes por la provincia de León
En esta tierra, a nivel político, urge el "cambio". Esa es la idea en la que insiste Unidas Podemos, que asegura que en esta campaña de cara al 13F está viendo "ilusión" en los ojos de la gente. "Las expectativas son buenas", remarca Sixto Martínez, que ha sido elegido como cabeza de lista por la provincia a las Cortes. Su puesto lo ocupó en las dos últimas citas electorales otro leonés, Pablo Fernández, candidato de la formación a la Presidencia de la Junta y que en esta ocasión se presenta por Valladolid. "Ni Pablo huye ni las encuestas han sido en ningún caso uno de los motivantes", explica Martínez al respecto. De esta decisión, de las expectativas y propuestas del partido, del escenario que se abrirá tras el 13F y de su manera de entender el leonesismo son algunos de los temas sobre los que opina en esta entrevista.

– Se estrena como cabeza de lista a las Cortes por Unidas Podemos en León, pero no parte de cero. ¿Qué destacaría de su trayectoria dentro del partido?
– Soy una persona que siempre ha tenido inquietudes políticas. De hecho, mi asignatura pendiente por falta de tiempo es haberme formado en Ciencias Políticas. Sí que he estado ligado al asociacionismo y cooperativismo ganadero desde hace muchos años, pero nunca había estado afiliado a ningún partido. Sin embargo, el 15M, como a tanta gente, me marcó lo que vi, lo que escuché, y me di cuenta de que esa era mi ubicación y decidí dar el salto. Me afilié a Podemos, encabecé la secretaría de Podemos Laciana desde que se fundó hasta hoy en día y también a nivel autonómico coordiné el grupo rural, muy potente, del que han salido ideas buenas e innovadoras que se han trasladado a nivel estatal en nuestro grupo político. A nivel provincial también me encargaron encabezar la mesa provincial y ahora, con el mismo concepto pero en otro formato, también coordino o dirijo lo que se llama la red provincial. Esa ha sido un poco mi trayectoria hasta el momento.

– En las últimas citas con las urnas era otro leonés, Pablo Fernández, el número uno por la provincia. Esta vez lo será por Valladolid. ¿Qué cree que ha motivado esta decisión?
– El cambio surgió dentro del Comité de Coordinación Autonómico, que valoró que lo mejor era que Pablo Fernández, después de hacerlo por León en dos ocasiones, se presentara esta vez por Valladolid. Es una decisión de partido, es acertada, adecuada en todos los sentidos, nadie a ningún nivel se opuso y lo que hicimos en León fue empezar a trabajar, a movernos. Creo que esto no merece una valoración más allá, ni Pablo huye ni nada tiene que ver con todo lo que están intentando convertir en mediático otros partidos mirando encuestas que, desde luego, no han sido en ningún caso uno de los motivantes. Es una polémica absurda. Nadie se fija en las listas de un determinado partido para ver si alguien va en el tres, ha ido en el siete o está en otra parte.

Que Pablo Fernández se presente por Valladolid es una decisión de partido, pero ni huye ni es por las encuestas– En las pasadas elecciones figuraba como suplente en la lista por León, ¿esperaba ser elegido para encabezarla ahora?
– Cuando se decidió que Pablo Fernández se presentaría por Valladolid se empezó a buscar un perfil de candidato diferente en León y yo ahí ya sabía que en el sorteo tenía muchísimas papeletas, como así ha sido. En esta provincia, dentro de nuestra triple coalición, le correspondía elegir al cabeza de lista a Podemos y ese es el papel que me ha tocado, que defiendo y que estoy muy contento de intentar sacar adelante con un perfil obviamente distinto al de otros candidatos y procuradores que hemos tenido. Y esto no ha sido ninguna sorpresa, pero hay que tener en cuenta que somos un colectivo y que la idea no fue solamente que Sixto Martínez vaya a las Cortes. La idea fue hacer una lista uniforme, potente y que aporte una variedad que consiga despertar un poco a esta población nuestra de leonesas y leoneses que está un poco dormida y que necesita un cambio en la provincia. Los datos lo avalan y no nos importa quién es el culpable, que uno diga que son las políticas nacionales del Gobierno central y que otro diga que son las políticas autonómicas y que se vayan a pasar la campaña enzarzados en esta pelea. A las leonesas y a los leoneses, con todos mis respetos, eso nos importa tres pepinos.

– Habla de esa necesidad de "cambio", ¿valora este adelanto electoral como una oportunidad?
– Tampoco nos ha pillado por sorpresa, pero nos parece un escándalo. Que estas personas en el punto alto de la pandemia se despreocupen de lanzar medidas y convoquen unas elecciones, las empiecen con un bulo contra el ministro de Consumo, Alberto Garzón, que no es el primero; que organicen el lío de las macrogranjas, que por la mañana no existen y resulta que por la tarde van a inaugurar una de un primo en Palencia… La irresponsabilidad del PP se debe a que tiene miedo e intenta ocultar escándalos judiciales. Es gravísimo el nivel de corrupción al que ha llegado este partido, que lleva 35 años en sillones y se cree que las instituciones son suyas. Como bien dijo una persona de este partido, que se lo cree, "la administración soy yo", y esa es la cuestión, eso es lo que piensan y por ahí no pasamos y queremos revertir esta situación.

– Hemos conocido días atrás el resultado de la encuesta del CIS, que da a Unidas Podemos una representación de entre tres y cinco procuradores. Han dicho que esperan ser "determinantes" en el gobierno autonómico. ¿Cuál es el resultado en el que confían?
– No prestamos demasiada atención a las encuestas, pero las expectativas son buenas y esas te las marcan los ojos de la gente. Estamos viendo dos miradas distintas: tristes por la realidad de la provincia, pero también con una luz distinta, de esperanza en el momento en el que lanzas propuestas y dices que Unidas Podemos trae políticas nuevas para obtener resultados nuevos. Porque las políticas de siempre traen los resultados de siempre, que no nos han servido, y que da igual qué partido las haya implementado. La Junta de Castilla y León no es de nadie, es una administración que lo que debe hacer es invertir los presupuestos de las leonesas, los leoneses, las castellanas y los castellanos y nosotros priorizamos que ese gasto vaya dirigido directamente a la gente. Estamos viendo ilusión en esta campaña, aunque no nos hemos fijado en los números, en lograr un número concreto de procuradores, y creo que ningún partido hace esos cálculos. Dicen que cinco procuradores, pero las encuestas encuestas son. Hay mucho desinterés, mucha desafección, y hay que volver a motivar e ilusionar a mucha gente, a convencerla de que vote porque la democracia consiste en eso. No sirve quedarse en casa, enfadarse y decir que todos los políticos son iguales. Hay que expresar la opinión en las urnas. Cuando tienes que protestar, levantarte y pedir cosas nuevas es el día 13 y no hay otra forma de hacerlo.

Estamos viendo ilusión en esta campaña, aunque no nos hemos fijado en los números. Las encuestas, encuestas son– Esa misma encuesta, la del CIS, plantea un escenario tras el 13F en el que volverían a ser necesarios los pactos y alianzas para gobernar. ¿A qué estaría dispuesto Unidas Podemos y qué rechazaría de inicio?
– No tengo que decir a nadie con qué formaciones políticas nos sería imposible pactar. A nosotros nos encanta debatir y estaríamos dispuestos a hablar hasta con los marcianos si se manifiestan y se sientan en una mesa, pero todo el mundo sabe con qué partidos políticos hablaríamos y con cuáles sería imposible pactar. Si tú te sientas en una mesa con alguien que lleva 35 años privatizando los servicios sociales y nuestra política dice que queremos revertir eso, ¿cómo llegas a un acuerdo? Si en educación y sanidad su modelo es lo concertado y nosotros proponemos lo contrario, ¿qué negocias con esa gente? Si su modelo energético es sustituir el carbón por renovables colocadas en lugares donde no se pueden colocar (además de que no todas las renovables son limpias) y que siguen controlando las multinacionales en las que al terminar su carrera política se colocan, ¿cómo llegas a acuerdos si nuestro modelo es absolutamente diferente a eso? Nunca se excluye a nadie de un pacto, tú hablas y das la opción, pero hay que entender que nuestros planteamientos políticos no solamente es que estén un poco separados, es que con el paso del tiempo se van distanciando cada vez más. Nuestros modelos son absolutamente opuestos y por este mismo motivo durante estos seis años nuestras PNL y nuestras enmiendas han sido lanzadas al cubo de la basura. Lo han sido porque venían de Podemos, y yo creo que la mayoría ni siquiera se han leído. Sí que es cierto que las encuestas marcan un panorama postelectoral en el que van a ser necesarios los pactos y yo siempre he desechado el bipartidismo como opción porque deja a una grandísima mayoría de la sociedad sin representación. Creo que el mayor ejercicio democrático es que haya muchos y diversos partidos en las instituciones porque llevan la voz de lo que es nuestra provincia, porque si tiene algo León que la caracterice es su enorme diversidad.

– Hemos visto a representantes de diferentes partidos hablar de leonesismo antes y durante la campaña. ¿Cuál es su postura y opinión?
– Que el leonesismo se demuestra de otra manera. En esta tierra hay un pensamiento erróneo. Algunos pretenden hacer creer a la gente que leonesista solo es una formación política y eso es mentira. El leonesismo se demuestra en las Cortes y eso son datos. Si la gente tira de hemeroteca puede comprobar que Lorena González y Pablo Fernández (que han sido nuestros dos procuradores desde que en 2016 nos incorporamos a las Cortes) han presentado docenas de PNL en favor de León y en cada presupuesto de la Junta también hemos presentado docenas y docenas de enmiendas con partidas concretas para León y así es como se demuestra el leonesismo. Igual que en este país ahora hay la creencia de que español solo es un determinado partido político, también pretenden hacernos creer que leonés solo es un determinado partido político y no es así. Yo me considero leonés y español.

– Han elegido el lema de campaña ‘Que tu voz se escuche’, ¿qué ofrece Unidas Podemos a los ciudadanos que lo diferencie del resto de partidos políticos para conseguir alzar esa voz?
– A nivel provincial las políticas que queremos implementar se basan en que León es un inmenso territorio rural, muy muy rural, con una población muy dispersa y con muy pocas zonas urbanas realmente grandes y potentes, que son León y su alfoz y El Bierzo y su alfoz, donde las medidas son muy específicas y tienen que ver con la propia idiosincrasia del lugar. En el resto, lo que queremos hacer es volver a convertir en habitables los lugares que ahora mismo no lo son y eso se consigue, le pese a quien le pese, con servicios. Es importante la digitalización, pero si no acercamos el banco a los ciudadanos, que encima tienen una media de edad muy alta; si no conseguimos hacer una sanidad cercana; si no conseguimos una serie de servicios que son básicos, estaremos hablando de zonas inhabitables. Proponemos un modelo productivo diferente de las macrogranjas, esas que dicen que no existen aunque en Castilla y León hay miles y los que dicen que no existen han firmado 55 expedientes sancionadores sobre ellas. Nuestro modelo es el de una agricultura y ganadería familiar, el del cooperativismo, las tradiciones, el de introducir los productos en los colegios, en los institutos, en los hospitales locales, el de añadir valor a nuestros productos, el de estar muy atentos a los fondos de industrialización que lleguen a la provincia para que no ocurra lo mismo que con los fondos Miner, que fueron un auténtico desastre... Y lo que menos gusta a la derecha y que va en nuestro programa como un apartado estrella es que nuestro modelo energético no es el de ellos. Nuestro modelo energético es apostar por una empresa pública de energía y, en zonas tan rurales, dispersas, pequeñitas pero con tantísimo potencial como ocurre en esta provincia y en esta autonomía, apostar por comunidades energéticas controladas por vecinos. Esto es una novedad absoluta, es un cambio de modelo al cien por cien.
Volver arriba
Newsletter