Publicidad
Empate en la final y victoria para San Guillermo de Cistierna por el número de caídas a favor

Empate en la final y victoria para San Guillermo de Cistierna por el número de caídas a favor

DEPORTES IR

Ampliar imagen
Fulgencio Fernández | 05/06/2022 A A
Imprimir
Empate en la final y victoria para San Guillermo de Cistierna por el número de caídas a favor
Lucha leonesa Máxima igualdad con empate final a 26 puntos que debió resolverse por caída 'average'
La Liga por Equipos llegaba a su punto final en Matallana de Torío con la disputa de la gran final entre los dos finalistas del año pasado: San Guillermo de Cistierna, dirigido por Rodri, y el club nacido de la unión para esta Liga de Valle del Curueño y Montaña Oriental, bajo la dirección doble de Rubo Fierro y Víctor Llamazares. Muy buen ambiente en la grada en el regreso de la lucha a Matallana y la sensación de que todo podía pasar. Los ‘estrategas’ de ambas escuadras habían echado las cuentas como se hacen las previsiones de votos en las municipales, a todos les sale a ganar, pero uno falla. Lo que sí es claro que se preveía igualdad. Se cumplió el pronóstico y, vaya por delante, hubo empate final y campeón por número de caídas a favor, para San Guillermo de Cistierna.

Y ocurrió. A saltos. Yendo las ventajas de un lado a otro, todo hay que decirlo con mejores sensaciones en San Guillermo de Cistierna, que comenzó perdiendo 1-0 cuando Óscar tiró a Teresa e n uno de esos combates que tanto gustan a los aficionados. A partir de ahí Cistierna mostró el potencial de ‘la fabricona’, con un combate de paisano de Rodrigo del Blanco, y llegó a colocar un 7-3 primero y después un 8-4 a su favor que llevaba los nervios al club del matrimonio, Valle del Curueño&Montaña Oriental; pero reaccionaron con tres puntos seguidos, uno de ellos, el logrado por David Fernández, con una gocha y una mediana de impecable factura.

Así acabó la base con un 8-7 que abría nuevamente todas las cábalas y cuentas, pero San Guillermo tiene un equipo femenino tremendo (Bea Riaño, la gemela Edi y Lucía la de Cistierna/Prioro) y pusieron nuevamente tierra por medio, hasta un 11-7 que volvía a abrir ese preocupante, para Curueño&MO, hueco de 4 puntos.

Y así aparecieron los senior. Y así disfrutó la grada con combates que olían a verano. Busi recortó distancias ante Samuel, Guiller sacó las maneras de luchador antiguo y ganó cojo… y Rubo y La Roca nos regalaron un combate de los que ‘amortizan’ la entrada: Se adelantó el del Curueño con caída y media y Moisés fue La Roca, remontó a lo grande.
Total, que llegamos al final de la primera vuelta con un 14-12 que denota igualdad pero tenía peor toser Valle del Curueño&Montaña Oriental porque la segunda vuelta suele parecerse en exceso a la primera. Tocaba inventar.

La tensión va creciendo. Las protestas también. La presión sobre los árbitros hasta el punto que uno de ellos, Gerardo, le dice a su compañero en un descanso: “Ya me duele la cabeza”.

La segunda vuelta, no repite todos los resultados, pero Cistierna mantiene ventajas de 3 ó 4 puntos en base, incluso cinco en el 18-13, que baja a un 20-18, que pasa a 20-19 cuando el infantil Tristán Astorga no tiene rival en San Guillermo y se va consumando la remontada hasta ponerse por delante al final de la base (20-21), por primera vez si exceptuamos el 1-0 inicial.

A sacar la libreta y nuevas cuentas.

El equipo femenino de Cistierna se reúne y se conjura, saben que están todas las miradas en ellas. Bea está de los cohetes, Edi ni se atreve a hablar mientras Lucía, más tranquila, observa cómo enfrente le dan consejos a María, la reina del garabito, para ver si arañan un punto en femenina. Bea sufre con Miriam Villalba pero gana y llega el empate a 21. Y en ese momento llega uno de los puntos más disputados y disfrutados. Rebeca gana a Edi, lo que es una sorpresa evidente pues la de Puente Almuhey viene de ser campeona de casi todo y dio la primera caía, pero la reacción de Rebeca obliga a creer en ella. Y mucho. Tiene raza la de La Mata de la Bérbula y con la fibra de su abuelo Tines, el de Canseco, puede la rapaza llegar tan lejos como este domingo avisó. Con la misma rabia que lloró su derrota en la primera vuelta celebró la victoria en la segunda. Atentos a Rebeca.

Lucía y María ven cómo se multiplican los consejos en su esquina. Saben la importancia del momento, lo que explica el puñetazo de rabia de Lucía al vencer y poner el empate a 22.

Más igualdad imposible. A echar cuentas.

Llega pesados. Cada punto una trozo de cielo y Curueño&Montaña Oriental conquista los dos de ligeros con Víctor Llamazares y un espectacular Javi Sancho (22-24). David Riaño recorta ante Busi. Adrián Fierro vuelve a poner dos de ventaja para el Curueño ante Samuel (23-25).

Estamos ante la hora de la verdad. Ya no hay cuentas sino victorias. Rubo pone el 23 a 26 cuando sólo restan tres puntos, Cistierna debe ganar los tres para empatar, y a echar cuentas.

Tres combates, tres infiernos que librar. La Roca logra salvar el primero (24 a 26) cuando salen al centro la primera pareja de pesados. Jorge Rodríguez, de San Guillermo, y Pablo Martínez. Jorge hasta rompe el cinto pero gana (25 a 26).

Una final es lo que queda. Pedro Alvarado, campeón de pesados el año pasado y favorito, frente al novato Gonzalo. Huele a empate. Y se produce. A 26.
¿Y ahora? A hacer recuento de caídas… Y el Campeón es… San Guillermo de Cistierna con 59 caídas a favor frente a 56,5 de Valle del Curueño&Montaña Oriental.
Volver arriba
Newsletter